Los comunistas proetarras vuelven a politizar las fiestas patronales de Pamplona.

El público reacciona cantando "que viva España" en el chupinazo ante las reivindicaciones a favor de los presos etarras.

En un sector de la plaza, un grupo de jóvenes comenzó a levantar varias Ikurriñas y pancartas a favor de los presos de ETA y pocos minutos después un nutrido grupo de personas a su alrededor ha comenzado a cantar “Que viva España” para contrarrestar a los radicales.

Como siempre los comunistas tratando de manipular cualquier ocasión para filtrar consignas a favor del terrorismo, la violencia y la opresión totalitaria.

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada