Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Actualidad

La jueza que investiga a Barberá por no retirar símbolos franquistas pide información al Senado.

El Juzgado de Instrucción 16 de Valencia, que instruye una denuncia contra la exalcaldesa de Valencia por incumplir la Ley de la Memoria Histórica, ha oficiado al Senado para que certifique que Rita Barberá ocupa un escaño en la Cámara Alta, circunstancia ésta que determinaría que el órgano competente para investigarla y, en su caso, juzgarla, es el Tribunal Supremo.

El escrito del Juzgado valenciano, fechado el 22 de febrero, es un recordatorio de otro oficio dirigido al Senado en octubre de 2015 ya que, después de cuatro meses, la magistrada seguía sin recibir respuesta a su solicitud de información sobre Barberá.

La exalcaldesa de Valencia fue denunciada en mayo de 2015 por tres personas (un diputado socialista, el coordinador del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica y un abogado) por supuestos delitos de desobediencia y denegación de auxilio en los que habría incurrido por negarse a retirar de las calles de la ciudad escudos, insignias y placas con símbolos franquistas.

Publicidad.

En junio, la titular de instrucción 16 se inhibió en favor del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) porque entonces Barberá era diputada autonómica y, por tanto, aforada ante el Alto Tribunal valenciano.

En septiembre, la Sala de lo Civil y Penal del TSJCV rechazó la inhibición del Juzgado de Instrucción 16 de la capital y le devolvió la causa tras recibir la acreditación de que la denunciada, desde el 22 de julio de 2015, ocupaba un escaño en el Senado.

El TSJCV, de conformidad con el criterio expresado por la Fiscalía, entendió entonces que la condición de senadora de la exalcaldesa, única denunciada, determinaba la “falta de competencia de esta Sala para pronunciarse sobre la admisión de dicha denuncia, al resultar competente la Sala Segunda del Tribunal Supremo”.

Publicidad.

Por tal motivo, el ponente, el magistrado José Francisco Ceres, acordó no aceptar la inhibición del Juzgado de Instrucción 16 en el que recayó inicialmente la denuncia contra Barberá y devolver a dicho juzgado las diligencias para que proceda conforme a Derecho.

La magistrada solicitó entonces, en octubre, a la Cámara Alta la acreditación de que la exalcaldesa de Valencia es senadora. Esa petición no fue respondida. Cuatro meses después, el Juzgado de Instrucción 16 ofició de nuevo al Senado para reiterar la petición de la información que necesita la magistrada antes de resolver si envía la causa al Tribunal Supremo.

Publicidad.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Actualidad

La posibilidad de una reforma al sistema judicial en la República Argentina divide las aguas en la política nacional.

Opinión

Asistimos a la segunda fase del proyecto de “borrado” del catolicismo en España. Aquellos que permanezcan tibios, silenciosos y/o falsamente prudentes mostrarán tener su...

Opinión

Sánchez sigue la tarea emprendida por Zapatero y pretende no solamente perseguir la libertad, el pensamiento divergente, la investigación objetiva y científica de nuestro...

Actualidad

Destruir la Cruz del Valle de los Caídos, y expulsar a los benedictinos: el próximo objetivo de la izquierda.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.