Actualidad

Los suizos dan vía libre al totalitario lobby LGTBI en las urnas

Carteles de formaciones izquierdistas en relación a la votación del 9 de febrero en Suiza | Reuters
El pasado otoño, la Iglesia protestante de este país se manifestó totalmente favorable a estos resultados de la ingeniería social de género

Este pasado domingo 9 de febrero, la ciudadanía helvética fue citada a las urnas para participar en dos consultas: la primera, sobre el establecimiento de mecanismos de regulación del precio de la vivienda y de control de la oferta de la misma; la segunda, en relación a una proposición legislativa que, en teoría, se pretende contra discriminación por orientación sexual.

Mientras que la consulta sobre políticas de vivienda se saldó con un 57’1% de noes y un 42’9% de síes, la relacionada con la cuestión de la “discriminación” concluyó con casi dos tercios de votos a favor. Esta solo tuvo una mayoría de votos negativos en los cantones de UriSchwyz Appenzell Rodas Interiores (todos ellos, pertenecientes al área germanófona).

Esos tres cantones tienen una mayoría de personas que profesan la religión católica (superior al cincuenta por ciento). En el caso de Uri, menos de un 10% de la población está desvinculado de iglesia alguna; en Schwyz, había más de un 70% de católicos a principios de siglo; y en Appenzell Rodas Interiores, podría haber más de un 80% (en cambio, la media de la Confederación es inferior al 50%).



Mientras tanto, cierto es que se está dando un declive considerable, en las últimas décadas, tanto de católicos como de protestantes (el Islam ha experimentado un ligero aumento mientras que la no vinculación a ninguna creencia, lo cual podría contemplar el agnosticismo y el ateísmo, ha crecido en casi una veintena de puntos). Casi el 50% de jóvenes no es religioso de ninguna manera.

Es más, al mismo tiempo que algunos sondeos estiman que más de un setenta por ciento de ciudadanos helvéticos no se opondría a la tergiversación del matrimonio (basada en uniones entre personas del mismo sexo), el pasado otoño, la Iglesia protestante de este país se manifestó totalmente favorable a estos resultados de la ingeniería social de género.

En vistas de estos resultados, puede concluirse que la sociedad suiza (al contrario de lo que se está dando, principalmente, en países del área más oriental como, por ejemplo, Polonia) es, en cierto modo, responsable de la sumisión de sus cantones al totalitarismo de género, al yugo basado en los frutos de la cuarta fase de la Revolución.

Reciba gratuitamente nuestras noticias en su correo electrónico

RecibA en Su e-mail todas las novedades
Ha podido leer este artículo gracias al esfuerzo de quiénes hacen posible TradicionViva, un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores. Si quiere ayudarnos puede hacer un donativo en la Cuenta 0073/0100/52/0498126649 – IBAN ES5100730100520498126649 o realizando una donación pulsando aquí. También puede colaborar remitiéndonos sus colaboraciones, reportajes, artículos de opinión, ilustraciones, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es.

 
Tradición Viva

Tradición Viva

El digital de la Mayoría Social. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Añadir comentarios

Pulse aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descarga gratuita

Boletín mensual

Recibe gratis La Tradición de la Hispanidad

Mantenemos tu datos en privado.

Síguenos

¡SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES Y ENTÉRATE DE TODO LO QUE SUCEDE EN LA HISPANIDAD TRADICIONALISTA!

Facebook

Libros