Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Cultura

La santa vilipendiada por Shakespeare, admirada por Mark Twain y amada por Santa Teresita

Pocos santos han capturado la imaginación de tantos artistas como Santa Juana de Arco.

Pocos santos han capturado la imaginación de tantos artistas como Santa Juana de Arco. Piotr Ilyich Tchaikovsky y Giuseppe Verdi escribieron óperas sobre la santa. Voltaire y Coleridge escribieron poemas de calidad variada sobre ella. Pero que Shakespeare, Mark Twain y Santa Teresa de Lisieux hayan escrito sobre ella es algo bastante único.

Matthew Archbold nos lo explica:

William Shakespeare

Publicidad.

No mucha gente recuerda que una obra que se cree que fue quizás la primera de William Shakespeare tenía a Juana de Arco como la villana de la pieza. En ella era retratada como la antagonista y presentada como un fraude religioso.

Sí. William Shakespeare. El Bardo, que es muy probable que fuera católico, vilipendió a la gran santa (antes de que fuera declarada santa). En su obra Enrique VI, Juana es retratada por William Shakespeare como una bruja y tal vez incluso una mujer de dudosa moralidad que es ejecutada con merecimiento.

Ahora bien, puede haber razones para esta presentación. En primer lugar, Shakespeare puede no haberla escrito solo. Los estudiosos sostienen que la coescribió con otros. En segundo lugar, en el momento en que Shakespeare escribía, la Reina Isabel no era precisamente muy favorable a los católicos. De hecho, en ese momento, estaban siendo perseguidos violentamente. Así que una obra que tuviera a Juana de Arco como uno de sus personajes principales no podía presentar a la santa como si fuera… una santa. Otros, finalmente, dicen que al haberse criado en Inglaterra no conocía nada más que la visión inglesa de Juana de Arco como una guerrera enemiga de Inglaterra.

Publicidad.

Juana de Arco

Mark Twain

Por otro lado, el libro de Mark Twain sobre Juana de Arco es muchas veces considerado de poca importancia en el conjunto de su obra, pero en la propia opinión de Twain fue su mejor libro. Curiosamente no fue escrito por “Mark Twain”. Fue escrito por Samuel Clemens, cuyo seudónimo habitual era Mark Twain, pero en este caso publicó su libro bajo un seudónimo diferente: Jean François Alden.

Twain dijo una vez: “Me gusta Juana de Arco más que todos mis libros; y es el mejor; lo conozco perfectamente. Además, me proporcionó siete veces el placer que me proporcionó cualquiera de los otros; doce años de preparación y dos años de escritura“.

Publicidad.

Twain, como se puede ver, tenía una opinión un poco diferente sobre Santa Juana que Shakespeare. Escribió sobre ella: “Se eleva inmaculada, en mente y corazón, en palabra y obra y espíritu, y así perdurará hasta el fin de los tiempos“.

A diferencia de Shakespeare, nadie pensó nunca que Twain fuera católico. De hecho, fue criado en una cultura sureña que sospechaba profundamente del catolicismo y su veneración a los santos. De hecho, una vez declaró que le habían enseñado “odio hacia todo lo que es católico“.

Pero George Bernard Shaw, que también escribió una obra de teatro llamada “Santa Juana”, una vez acusó a Twain de estar “encaprichado” con Juana de Arco y dijo que la “romantizó”. Digamos que Shaw no la idealizó en su obra. T. S. Eliot dijo que la Juana de Shaw “es quizás el mayor sacrilegio de todas las Juanas: porque en lugar de la santa o la ramera de las leyendas a las que se opone, la ha convertido en una gran reformadora de la clase media“.

Publicidad.

Santa Teresa de Lisieux

Pero el último autor es el que es realmente intrigante. Conocemos a Santa Teresita de Lisieux por su gran “Historia de un alma”.

Parecería que no se puede pensar en dos santas más diferentes que en Santa Teresa de Lisieux, también llamada la Florecilla, y Santa Juana de Arco. Sin embargo, Santa Teresita tenía un gran afecto y admiración por Juana de Arco.

Publicidad.

De hecho, honró a Santa Juana con varios poemas y dos obras de teatro: en sus obras de teatro quiso actuar ella misma como Juana y se tomaron varias fotografías de Santa Teresita vestida de Santa Juana para su primera obra de teatro que se representó en 1894.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Religión

Dios viene a las mujeres. Él sabe dónde estamos y las cargas que llevamos.

Religión

Lo que jamás se imaginó era que, además de verse privado de la Santa Comunión, tendría que someterse también al abuso de la disciplina...

Cultura

Javier Urcelay habla de su nuevo libro La dinastía carlista en la pintura

Cultura

Isabel la católica unificó España, fue madre de América, y es la mujer más fascinante de la historia de España.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.