Connect with us

¿Qué deseas buscar?

Opinión

El ciclo sin fin

En pocos meses veremos la anticipación de las elecciones vascas, gallegas y catalanas; y nuevamente se culminará otro ciclo de la gran felonía que ya dura dos siglos.

Imagen con licencia Pixabay

Editorial de la Revista Reino de Valencia nº 122

Con este título sonaba la canción principal de la película el Rey León. Lo malo es que en España ni hay Rey que reine ni León para enfrentarse a los males patrios. La casta política no deja de ser una pléyade de cucarachas buscando su nicho del que vivir del erario público o gusanos que depredan los restos de España. Sólo así puede entenderse cómo el nacionalismo –cuando parece agonizar- revive siempre alentado por unos miserables que dicen representar la soberanía nacional.

Algunos afirman que estamos ante un cambio de ciclo y que la transición está en sus postrimerías para dar lugar a un nuevo régimen político. A otros, nos parece sin embargo sufrir un déjà vu cada 50 años, en el que los acontecimientos se repiten, los errores se perpetúan y las soluciones sólo pasan por un conflicto civil. La diferencia en cada uno de estos siglos es que la España fiel a la Tradición es cada vez más débil. Por ende, la resistencia a los embates revolucionarios, son cada vez más tortuosos y aparentemente imposibles.

El Carlismo es la vieja escuela del saber político acumulado durante casi dos siglos. Y sólo desde esta atalaya se puede descubrir cómo la auto-llamada centro-derecha no es más que un penoso sucedáneo inventado por las izquierdas para diluir a las antiguas masas católicas en un liberalismo disoluto y disolvente. Por eso la izquierda y la burguesía nacionalista se fundan en una estrategia sin rubores. En pocos meses veremos la anticipación de las elecciones vascas, gallegas y catalanas; y nuevamente se culminará otro ciclo de la gran felonía que ya dura dos siglos.

Publicidad.

Reciba gratuitamente nuestro boletín

RecibA en Su e-mail todas las novedades
Somos un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores. Si quiere ayudarnos puede hacer un donativo en la Cuenta IBAN ES5100730100520498126649 o realizando su DONACIÓN pulsando aquí. También puede colaborar remitiéndonos sus colaboraciones, artículos, reseñas de libros, noticias de su asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es

Dejar un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Advertisement

Revista Soberanía Social

Revista cuatrimestral de pensamiento. Gratuita en pdf
Mantenemos tu datos en privado.

Donar

Tradicion Viva es un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

MÁS ARTÍCULOS

Actualidad

El ministro neerlandés de Finanzas, Wopke Hoekstra, denunció en el Consejo Europeo la irresponsabilidad financiera del Estado español.

Actualidad

Montero en lugar de mentir, debería dimitir. IRENE, BORRACHA O SOBRIA ... GO HOME.

Opinión

El Estado debe renunciar a convertirse en agente promotor de proyectos escolares y universitarios y garantizar las condiciones objetivas de respeto a la Constitución.

Religión

La coalición gobernante de izquierda y extrema izquierda en España tiene previsto modificar la situación jurídica del Valle de los Caídos para poder expulsar...

Advertisement

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.