Connect with us

¿Qué deseas buscar?

Opinión

Carta abierta a Juan Pina (Partido Libertario)

Carta abierta del abogado Javier Mª Pérez-Roldán a Juan Pina, representante del Partido Libertario (P-LIB).

Juan Pina | La Crónica de Salamanca

Estimado don Juan,

No tengo el gusto de conocerle personalmente, pero sí sé algo de su trayectoria, y hace muy poco tuve conocimiento de sus referencias a este medio en sus redes sociales,

No se tome a mal lo que le voy a decir, pues no es un ataque personal a usted, sino simplemente una corrección desde el punto de vista histórico, sociológico y político.

Define a nuestro medio como un “medio de la facción carlistas de la extrema derecha confesional española”. En tal frase comete usted una serie de errores que como licenciado en ciencias políticas debería corregir.

En primer lugar el carlismo (tradicionalismo) no es de derechas. El Carlismo, que es una de las concreciones históricas del Tradicionalismo en España (o más bien, “la concreción histórica del Tradicionalismo en España”) nace antes de que existieran derechas e izquierdas. Las derechas y las izquierdas tienen en común defender los intereses de una parte de la sociedad en contra de la otra, mientras que el carlismo siempre fue una fuerza transversal partidaria de la cooperación de todas las clases sociales con un mismo fin: el bien común.

Publicidad.

En cuanto a lo de confesional se equivoca de tomo a lomo. El Carlismo es católico, y partidario de la Unidad Católica, pero nunca de confesionalismos de ningún tipo, que fue un invento protestante muy bien acogido por determinadas corrientes liberales. Confesionales eran los liberales de Cádiz, y luego los moderados, pero nunca el carlismo, por la sencilla razón de que la confesionalidad supone que el Estado acoja como oficial una religión, y nosotros no creemos en el Estado, invento revolucionario origen de nuestros males.

Por eso, si quiere manifestar su discrepancia con nuestro medio, nos puede llamar carcas o ultramontanos o teocráticos. Pero no nos rebaje a “confesionales”, pues eso es propio de protestantes y de liberales, y nosotros, a mucha honra, somos católicos y antiliberales, por lo que preferimos dejar la confesionalidad para los unos y los otros, ambos en las antípodas de nuestro ser.

El liberalismo siempre fue lo más alejando a nosotros, y lo sigue siendo. Hoy el liberalismo ha sustituido el confesionalismo religioso, por el confesionalismo mundialista, y por tanto nos encuentra en frente. Nosotros no creemos en la sociedad (ni civil, ni política), sino en la comunidad (civil, y política), del mismo modo que creemos en la auténtica subsidiariedad, no en falsos sucedáneos mundialista. Es más, por creer no creemos ni en la división de poderes, que todos acaban dependiendo del mismo. Para nosotros el instrumento válido para defender a la comunidad del aplastamiento del poder es la distinción entre la soberanía política y la auténtica soberanía social. Como comprenderá de estas notas características nuestras se desprende que, en efecto, ni somos derechas ni somos izquierdas, pues no en vano ambas son dos formas de estupidez humana que no compartimos.

Javier Mª Pérez-Roldán y Suanzes-Carpegna

Director Adjunto de la Editorial Tradicionalista y Presidente del Centro Jurídico Tomás Moro.

Publicidad.

Dejar un comentario

También puedes comentar con facebook:

Deja un comentario

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Advertisement

Revista Soberanía Social

Soberanía Social, revista cuatrimestral de pensamiento gratuita. También recibirás semanalmente nuestro resumen de noticias.
Mantenemos tu datos en privado.

Donar

Tradicion Viva es un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política, que se sostiene gracias a la generosidad de sus lectores.

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Opinión

Estos son principalmente cinco: (falsa) laicidad, victimismo, cientificismo, naturalismo y neolengua.

Economía

La privacidad médica y electrónica está a punto de descartarse. Es la extensión más dramática del poder estatal desde la Segunda Guerra Mundial.

Opinión

¡Cuando salgamos de esta pandemia, necesitaremos con urgencia establecer una soberanía económica europea real!

Historia

San Ezequiel, siendo obispo, se opuso al Liberalismo que no reconocía los derechos divinos de Jesucristo, que declaraba al Estado neutro o indiferente en...

Advertisement

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.