Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Miscelánea

Homilía por las exequias de SAR Maria Teresa de Borbón Parma

Las exequias de SAR Maria Teresa de Borbón Parma se celebraron en la Iglesia Notre Dame des Champs, el pasado 2 de abril de 2020.

Doña María Teresa de Borbón Parma

Por su interés para nuestros lectores reproducimos la Homilía por las exequias de SAR Maria Teresa de Borbón ParmaIglesia Notre Dame des Champs, 2 de abril de 2020

Ninguno de nosotros vive para sí, ni tampoco muere para sí.

Esta frase resuena de forma particular en este día. Efectivamente, si la princesa María Teresa nos ha dejado de manera tan brusca, es porque toda su vida, y en particular estos últimos años, vivió para los demás.  

Publicidad.

Junto a su padre, y a su hermano después, vivió para vosotros, los españoles.

Pero, creo que no es un secreto para nadie, y he sido testigo, desde hace algunos años vivía para su hermana Cecilia. Con su hermana María de las Nieves principalmente, y con su hermana Francisca después, organizó su vida a su alrededor.Aceptó encerrarse con sus hermanas, aún antes del confinamiento impuesto por el gobierno.Y lo respetaba con toda la energía que le conocemos.Y ello únicamente por caridad hacia su hermana fragilizada.

En el corazón de esta crisis sanitaria sin precedente, nos da un ejemplo enorme de caridad.Sí, “Quédate en casa” es la consigna.Y ella la cumplió, ella, a quien le gustaba tanto salir, viajar.  Y todo, por amor a su hermana.

Publicidad.

Esa entrega final de sí misma por su hermana es la clave de su vida. No era como los otros miembros de su familia, una mística como su padre, su tía Zita, su madrina.Los admiraba, sin llegar a comprenderles del todo. Reivindicaba una fe en hechos, y eso lo vivió hasta el final.

Yo, que soy postulador en la causa de la beatificación de Elisabeth de Francia, compararía su vida y su muerte a la de Elisabeth de Francia (otra soltera de la familia). Elisabeth de Francia se quedó junto a su hermano y su familia por amor. Y por ello murió.

Varias generaciones después, María Teresa se quedó con su hermana, y por ello murió. Pero como en el caso de Elisabeth de Francia, ese don de sí misma no era más que la continuación de todo un compromiso al servicio de los demás. Es en nombre del servicio a los demás por lo que se comprometió políticamente en España.

Publicidad.

Cierto es que era una intelectual, y sus dos doctorados, así como sus responsabilidades en Parma así lo atestiguan, pero pienso que sus acciones siguieron primero el dictado de  su corazón.Aún siendo rebelde, su sentido de la familia siempre estaba por encima de todo, y aceptaba de buen grado representar su Casa cuando era necesario. Para ella, ser princesa no era un privilegio, sino un deber de caridad.

Creo que hubiera hecho suya la divisa de su ancestro femenino Santa Elisabeth de Hungría: “Tenemos el deber de hacer feliz a la gente!” Es, claro está, su sentido de la familia, junto a una inmensa admiración compartida con sus hermanas y su hermano por su padre, por lo que se comprometió en política, pero no fue solo el sentido de la familia lo que la motivó. Compartió plenamente con su padre su deseo de aliviar a los que sufren. Y pienso que el cielo en el que creía se parecía mucho al de Elisabeth de Francia, con la que finalmente tiene bastantes puntos en común, incluido el gusto por los estudios.

Efectivamente, para Elisabeth de Francia el cielo es el reencuentro con los que amamos. El cielo no es un dulce sueño (lo que para nada interesaría a la princesa María Teresa!), sino un mundo de relación, un mundo en el que nos amamos, en el que todos tienen relaciones de paz y de unidad. Esto es a lo que la princesa María Teresa aspiraba. Lo hemos escuchado al inicio de esta celebración. Es lo que ella quería para España. Lo quería para todos. Lo quería para su familia.

Publicidad.

Oremos, pues, para que María Teresa se reencuentre en la eternidad con su padre y con su hermano al que tanto quería y admiraba.Así es en efecto lo que anuncia el evangelio. Es todo un pueblo el que está destinado a renacer. Los muertos oirán la voz del Hijo de Dios. Y todo aquél que haya hecho el bien resucitará y vivirá. Tal es nuestra fe. Creemos que seguiremos el mismo camino recorrido por Cristo.

Dentro de unos días, de manera muy particular, vamos a celebrar ese camino, el paso de Cristo de la muerte a la vida. Este año, desgraciadamente, vamos a vivir más intensamente el enterramiento y la muerte de Cristo que su resurrección. Nos hará falta un enorme esfuerzo para conseguir vivir la resurrección. Así como será un verdadero acto de fe creer, en esta terrible pandemia, que Cristo es vencedor de la muerte que ronda por todas partes.

Pero, en sus numerosos viajes, la princesa María Teresa vio muchas miserias, aunque eso no quebrantó su fe. Sí, creemos que Cristo murió y resucitó para que nosotros superáramos la muerte a nuestra vez.Tras la celebración, la semana que viene, de la muerte de Cristo, celebraremos su resurrección y le veremos resucitado.

Publicidad.

Le veremos aparecerse a los discípulos, liberado de las contingencias espacio-temporales. Le veremos compartir una comida con sus discípulos. Le veremos volver a hacer los gestos que hizo antes de su muerte.

Ojala pudiéramos, durante esta semana de Pascua, que estará tan en contradicción con lo que viviremos por culpa de la pandemia y del confinamiento, fortalecernos en la creencia de nuestra propia resurrección y en la de los que fallecen víctimas del virus. Ojalá pudiéramos, nosotros a los que ha dejado tan estupefactos la muerte tan rápida, brutal e inesperada de la princesa, hacer realidad que, a pesar de todo, el poder de resurrección de Cristo misericordioso es superior al poder de muerte de esta pandemia!

Pero de momento, este poder se expresa de manera diferente a como lo quisiéramos, tal como se expresó en el Gólgota con la muerte del Inocente, que vino para salvarnos.Pero acaso pedimos con fe que intervenga Dios, o sólo confiamos en el confinamiento, a falta de confiar en la medicina que creíamos, hasta esta terrible pandemia, todo poderosa y que se está revelando como ineficaz? Entonces,  en medio de las tinieblas, intentamos creer que, al morir en la Cruz, Cristo nos ha reconciliado con su Padre, y nos ha abierto así el camino de la eternidad y que es vencedor.

Publicidad.

Experimentamos esta muerte, pero no hemos de resignarnos, sino al contrario, reaccionar y combatir.La princesa María Teresa era una combatiente. Como ella, combatamos el virus. Pero combatamos también contra nuestra indolencia, nuestros egoísmos, nuestros compromisos, nuestra falta de fe en el poder divino, nuestra falta de compromiso hacia los más frágiles, y sobre todo hacia los que nos son más cercanos.

Y convirtámonos! En lugar de vivir para nosotros mismos, lo que jamás hizo la princesa, vivamos para el Señor! Así entraremos en esta gran liturgia celeste que nos muestra la lectura de la carta a los romanos: “toda lengua dará gloria a Dios”. En el corazón de las tinieblas de la actual situación, creamos que entraremos todos un día en esta gloria, que un día nos volveremos a ver, y juntos participaremos de esta gran fiesta!

Que la princesa María Teresa sea acogida en el Reino de Dios, por todo su compromiso al servicio de los demás!

Publicidad.

Amen

Homenaje de SAR los príncipes y princesas de Borbón Parma en las exequias de SA Doña María Teresa de Borbón Parma

Estudiosa, inquieta, valiente, sensible y combativa.

El compromiso político y cívico de Teresa proviene de sus convicciones cristianas y humanistas, que recibió de su propia familia, estrechamente ligada a la historia de Europa.

Publicidad.

Admiraba particularmente a  su padre, Don Javier y a su hermano, Don Carlos Hugo, y se comprometió con ellos en la causa carlista.

Desde la muerte de nuestro padre, Don Carlos Hugo, nuestra tía María Teresa trabajó en estrecha colaboración con nuestra generación.

Era una mujer de profundas convicciones democráticas, en las que unió inseparablemente la defensa de la justicia y la igualdad social. Pero siempre trabajó en pro de un amplio consenso político, incluso entre sus adversarios. Cuando en 1975, en Paris, habló en nombre de toda la oposición política al régimen de Franco, sus palabras fueron las de la unidad:”Se ha dicho que nosotros, las fuerzas de la oposición españolas, no hemos sabido unirnos. Pues bien, estamos unidos”.

Publicidad.

Paralelamente a su compromiso como militante carlista, prosiguió sus estudios de sociología. Su tesis de doctorado trataba de la violencia política en Irlanda. Prosiguió sus estudios de sociología en América latina. Tenía una visión anticipada sobre la evolución histórica, por ello se propuso estudiar el Islam, ya que consideraba determinante el papel del Magreb en Europa, y en España en particular.

Doña María Teresa supo unir su lucha concreta de militante carlista a un compromiso social y político globalizado.

Hace unos días, el 8 de marzo, Día de la mujer, se publicó el último escrito de Doña María Teresa, coherente hasta el final con su búsqueda de consenso y de armonía social: « no se trata de confrontarse con los « otros », sino de mirar al « otro », y frente a las injusticias políticas y sociales, y sobre todo, frente a lo que las hace parecer como una fatalidad, hallar una solución”. 

Publicidad.

María Teresa no sólo era muy fiel a su padre, a su hermano y a sus hermanas, sino que también era una tía entregada y cariñosa con sus sobrinas y sobrinos, en cuya vida tenía un papel esencial. Con su sentido del humor, su feroz inteligencia, y su generosidad sin límites, nos ha marcado a todos hasta sus sobrino-nietos.

Plegaria universal

Oficiante : Confiemos ahora nuestras plegarias al Señor recordando las grandes causas que han guiado a la Princesa María Teresa a lo largo de su vida :

  • La princesa María Teresa es una de las víctimas de esta terrible epidemia del corona virus que golpea al mundo entero.

Oremos en primer lugar por todas las víctimas para que el Señor las acoja en su reino. Oremos también por todos los enfermos, Por todos los que los cuidan, por todos los miembros de sus familias, Y les confiera paz y esperanza

Te rogamos, Señor.

Publicidad.
  • Durante toda su vida, fue constante el compromiso de Doña María Teresa por la justicia social en el mundo entero, y en España en particular, y por los asuntos públicos en el mundo entero.

Oremos por los que luchan por la justicia social, para que nuestras instituciones democráticas sean eficaces en estos tiempos de crisis, en estos tiempos tan difíciles para los que gobiernan, para que encuentren la manera de aplicar las decisiones adecuadas.

Te suplicamos, Señor.

  • María Teresa fue siempre muy respetuosa con la Iglesia, y con los sacerdotes en particular.

Roguemos por el Papa, los obispos, los sacerdotes y las religiosas. Para que en esta crisis mundial, sepan proponer a todos de volverse, de manera inédita, hacia Dios Todo Poderoso, para que detenga esta pandemia,

Te suplicamos, Señor.

  • María Teresa se dedicó a su hermana enferma, renunciando así a muchas de sus actividades.   

Oremos por todos los que la ayudaron diariamente a cuidar de su hermana Cecilia. Oremos por todos los que dentro de sus familias se entregan para cuidar de uno de los suyos. Oremos por la familia de María Teresa. Para que todos se ayuden. Para continuar con su compromiso con sus hermanas.

Oficiante: Te damos gracias Señor por todo lo bueno que has hecho a través de la Princesa María Teresa, dígnate escuchar nuestra plegaria, por Jesucristo nuestro Señor.

Publicidad.

Amen

El Abad Antoine d’Eudeville agradeció en nombre de la Familia Real de Borbón Parma todas las condolencias recibidas desde las Españas, Parma y Francia. Asimismo en nombre de Don Carlos Javier, anunció la prevista celebración de funerales por el eterno descanso de Doña Maria Teresa en las siguientes fechas:

– Paris, 28 de julio

Publicidad.

– Parma, último fin de semana de septiembre

– España(presumiblemente Tarragona) el 4 de noviembre, coincidiendo con la Festividad de la Dinastía Legítima.

COMPARTE

Publicidad.

EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Te puede interesar:

Publicidad.
Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Videos

¡Vive el carlismo y la Tradición! ¡Ven al Campamento Cruz de Borgoña! ¡Viva Cristo Rey!

Cultura

Javier Urcelay habla de su nuevo libro La dinastía carlista en la pintura

Actualidad

Subimos a nuestra montaña sagrada pera defender nuestros valores católicos.

Cultura

El intelectual al que la guerra civil le pilló en una biblioteca, y se alistó en el Tercio de Requetés de Nuestra Señora de...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.