Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Análisis

Acerca de la eugenesia, promotores y consecuencias

La visión cientificista, exclusivamente materialista, donde el hombre es sólo un engranaje de un mecanismo más grande: la sociedad o el Estado, pretende “mejorar” la raza humana hasta generar el “superhombre”.

Imagen: Pixabay

La etimología del término eugenesia hace referencia al “buen nacimiento”. Se trata de la disciplina que busca aplicar las leyes biológicas de la herenciapara perfeccionar la especie humana. La eugenesia supone una intervención en los rasgos hereditarios para ayudar al nacimiento de personas más sanas y con mayor inteligencia.

Los defensores de esta práctica aseguran que es positiva porque alivia el sufrimiento (al evitar que nazcan personas con malformaciones o graves enfermedades, por ejemplo) y permite que la sociedad ahorre recursos, lo que en una sociedad eminentemente economicista es más importante que los argumentos de los detractores cuando claman que es contrario a la ética y que la manipulación de estas leyes biológicas es inmoral.

En la actualidad, los poderes públicos en España, pero no solo,  también en Bélgica, Holanda, etc. han dado un paso más allá al poner en práctica el terrible concepto de la época de Hitler: “vida indigna de ser vivida para impulsar la eugenesia. En aquella época se libraban de los que consideraban “desviados: (discapacitados, tanto físicos como mentales, y homosexuales) y “conflictivos” (judíos, gitanos, comunistas); en este momento, la siniestra élite que trata de imponer su idea del mundo, ha incluido a los ancianos, personas a las que al final de su vida le son negados sus derechos a ser asistidos porque no son rentables: ocasionan, por regla general, muchos gastos en sanidad y encima tienen derecho a cobrar pensión, un gasto, según ellos, cada vez más, difícilmente asumible.

Publicidad.

Así lo ha decidido en España la Generalidad[1], que ha enviado comunicación por escrito para disipar dudas, al personal del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) y a algunos hospitales públicos catalanes, estableciendo una gradación en la atención médica según la edad del paciente: de 75 a 80 años, si tienen mejor estado de salud general, tienen derecho a respiración asistida; los que sufran otras patologías, pasan a engrosar el grupo de aquellos que tienen más de 80 años, a los cuales se considera que ya han vivido bastante y por ello, no se les ingresa en la UCI y solo recibirán oxigenoterapìa con mascarilla reservoir de alta concentración”, durante 15 minutos, pasados los cuales, si no se aprecia reacción favorable se les deja morir aplicándoles morfina, diciendo hipócritamente que lo hacen por compasión para paliar la disnea. En claro eufemismo, hablan de reducción del sufrimiento de los enfermos, de calidad de vida, de muerte digna. Este es el criterio que ahora se utiliza con motivo del coronavirus para desembarazarse de los ahora considerados como “indignos de vivir”

Estas acciones que están organizadas por aquellos que se dicen progres demócratas, son lo que −en palabras de Juan Manuel de Prada− puede considerarse “un golpe de estado antropológico” o una eugenesia colectiva con un nuevo grupo social: los ancianos. Cabe hacerse una pregunta: ¿Están aplicando la doctrina Galton?

¿Cómo surgió este horror de la eugenesia en sus distintos tipos?.

Darwin abrió la caja de Pandora con su selección de las especies, pero si bien él afirmó que era “sumamente perjudicial aplicarlo para la raza humana”, su primoFrancisGalton inventó la teoría eugenista aplicada a los seres humanos: el reemplazo de la selección “natural” por una selección más voluntarista, llegando a establecer dos objetivos complementarios: 1) el eugenismo positivo para favorecer las razas llamadas superiores y 2) el eugenismo negativo para hacer desaparecer las razas llamadas inferiores.

Publicidad.

Esta visión cientificista, exclusivamente materialista, donde el hombre es sólo un engranaje de un mecanismo más grande: la sociedad o el Estado, pretende “mejorar” la raza humana hasta generar el “superhombre“. En el materialismo existe una gran tentación de utilizar al hombre como un material o animal, al que se puede mejorar por medio de cruces genéticos y una selección “científica”. La sociedad debe tratar a quienes considere víctimas de taras, “disgénicos”, inferiores, inadaptados, mal desarrollados, como a miembros gangrenados y amputarlos por razones de higiene social, sin tener en cuenta las prohibiciones de una moral “burguesa” derivada de la superstición “judeocristiana” (he aquí una de las razones por las que quieren eliminar la religión, especialmente la católica). La relación con el médico o el biólogo se transforma entonces en una relación que involucra a tres partes: el enfermo, el médico, y el Estado; éste siempre pendiente de los gastos que el primero ocasione. Recordamos los casos de los niños ingleses Charlie Gard y Alfie Evans  desconectados por orden judicial sin darles más opción, porque sus tratamientos resultaban costosos y muy prolongados.

Aparecen dos grandes grupos que ya se habían destacado por su interés en controlar pueblos y sociedades:

* capitalistas oportunistas o librepensadores, miembros de la élite masónica: Rockefeller, Kellog, Mellon, Ford, Carnegie, Agnelli, Mac Cormick, etc. –más tarde se unirán otros: Soros, por ejemplo−, quienes encuentran en la eugenesia una justificación a su egoísmo y un pretexto para destruir pueblos que son sus competidores potenciales (con la mentira como pretexto del progreso y felicidad humanos). Es el poderoso grupo que maneja los hilos de políticos y sociedades en su afán de imponer su NOM para dominar el mundo y cambiarlo según su criterio, como ya describió Robert Hugh Benson en el Señor del Mundo; de modo que la novela-pesadilla que él cuenta, se está verificando ante nuestros ojos.

Publicidad.

* los socialistas materialistas, (luego comunistas), los nacionalistas (más tarde, nazis,

o nacional-socialistas), que alternaban en los ambientes intelectuales de las grandes ciudades.

Muy pronto los primeros financiaron a los segundos. Los segundos fueron los “tontos útiles” que los primeros siempre buscan para que le hagan el trabajo y den la cara, para así mantener ellos la discreción de la que hacen gala.

Publicidad.

A pesar de las abominaciones nazis no se criminalizó definitivamente al eugenismo. El discurso fue más infrecuente pero cuando se expresa, lo hace sin evidenciar excesiva molestia por distintos países. En Francia, reprimido a partir de 1920 en el marco de una preocupación poblacionista del Estado, se reanudó en los años 50, principalmente por iniciativa de la francmasonería, la Liga de los Derechos del Hombre, los Librepensadores y la Unión Racionalista, las corrientes que el Mouvement Français pour le Planning Familial (MFPF) llama en su conjunto “racionalistas”. En realidad se trata de una alianza de sectas esotéricas y anticlericales violentas, que comparten el odio por el cristianismo, en su defensa del Hombre y la familia.

Gran Bretaña, Suecia, Estados Unidos y Japón tampoco conocieron una verdadera represión del eugenismo; es posible quizá que por ello sean sus principales promotores en el mundo. La Sociedad Eugenista inglesa fundó, con la colaboración de eugenistas notorios (entre los que se encuentran Margaret Sanger[2] y C.P. Blacker), la Federación Internacional de Planificación Familiar (I.P.P.F.), con sede en las mismas oficinas de la Eugenics Society en Londres, controla todos los movimientos de Planificación Familiar. Debido a sus presiones en los diferentes países obtuvieron la legalización de la contracepción artificial y más tarde del aborto, la esterilización involuntaria, la esterilización y el aborto obligatorios en China comunista, el estímulo de la promiscuidad sexual y la eutanasia.

Todas estas cuestiones que tanto han cambiado la sociedad, se han visto favorecidas por la gran influencia que en el plano internacional tiene la I.P.P.F. sobre ciertos lobbies como UNICEF, la OMS y la UNESCO. Las conferencias internacionales sobre población, organizadas por la ONU, se deben a iniciativas eugenistas, que intensificarán el control de la población mundial enmascarados bajo una actitud positiva de defensa de los derechos humanos, con sus programas de población, de salud, SIDA, desarrollo, educación, derechos humanos, control de la natalidad, etc.

Publicidad.

El Consejo Económico Social en El Cairo (1994),  decidió por consenso integrar los programas de planificación familiar dentro de un nuevo acercamiento comprehensivo a los servicios de salud reproductiva. Fueron reconocidos la educación y el empoderamiento de las mujeres como el camino más efectivo para reducir las tasas de crecimiento de la población y promover el desarrollo sustentable. La comunidad internacional destinó recursos especí­ficos para asistencia internacional de la población, que permitirí­an a los paí­ses hacer que la salud reproductiva y la planificación familiar fueran accesibles a todos, reafirmando que las decisiones sobre planificación familiar eran un derecho humano básico de las parejas y de los individuos”. Y los individuos lo aceptaron, a pesar de lo cual, a la Comisión le pareció insuficiente, alzó la voz señalando que el crecimiento rápido de la población tiene efectos perversos sobre el desarrollo de la economí­a y es causa de la degradación del medio-ambiente; de modo que inmediatamente se implementan recursos financieros para promover los programas de control de natalidad a nivel mundial aportando con liberalidad importantes cantidades por grandes contribuyentes como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Fundación Ford, muy vinculados ambos  a la masonería,  y por otros paí­ses también grandes donantes.

En la sesión nº 34  de la Comisión de Población y Desarrollo de la ONU, se eligieron como autoridades de dicha Comisión a Makoto Atoh (Japón), Presidente; Vice-presidentes: José Roberto Andino Salazar (El Salvador), Antonio Golini (Italia) y Jacques Van Zuydam (Sudáfrica) los cuales volvieron a resucitar el fantasma de la explosión demográfica, con una especial advertencia a los paí­ses desarrollados. Se dijo que para el 2050 la población mundial aumentará posiblemente a más de 10.900 millones, lo que según dicen, pone en peligro la seguridad del Primer Mundo.

Joseph Chamie, director de la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas insistió en la relación entre población, medioambiente y desarrollo y que eso obliga a la comunidad internacional a dirigir sus esfuerzos para proteger el medioambiente, lo que redundará en una mayor calidad de vida para todos. Piden con insistencia reducir la población existente pero cuando se encuentran con una tremenda falta de población, en vez de promover políticas natalistas, imponen la necesidad de recurrir a migraciones selectivas porque consideran que con esas tasas, que ellos provocaron, los paí­ses del primer mundo están en ví­as de extinción. Por ello, insistió en la necesidad de reforzar la población de los paí­ses ricos con migraciones de reemplazo. (¿Es esto la base del Plan Kalergi?)

Publicidad.

En esta transformación de la sociedad tuvo gran importancia la evolución del pensamiento humano. En un primer momento el ser humano afirmó que Dios es el centro del universo (teocentrismo) y el que todo lo rige, incluso las actividades humanas. Es una filosofía de épocas de mucha religiosidad, como la Edad Media. Al finalizar este periodo y perdida la religiosidad en que se desenvolvía aquella sociedad, al comenzar el Renacimiento, el teocentrismo cedió el paso al antropocentrismo, de modo que ya es el Hombre y no Dios quien figura como medida y centro de todas las cosas; es la época en que los intereses de los seres humanos son aquellos que deben recibir atención moral por encima de cualquier otra cosa; cualquier otro ser debería ser subordinado a la que se debe manifestar por los seres humanos.

Y así ha sido hasta hace nada en que los criterios éticos han vuelto a cambiar. Por supuesto ni a Dios ni al Hombre se le presta la atención debida. Se ha pasado a considerar al animal, a cualquier animal, más que al hombre, véase las actividades del PACMA. Incluso se protege al huevo de un ave en peligro de extinción más que a un niño por nacer. Sin embargo, no pareciéndoles suficiente, dan una vuelta de tuerca más, pasando a ser el medio ambiente el componente vital dentro de la constelación de acciones necesarias para asegurar un desarrollo sustentable y salvaguardarlo así durante el siglo XXI y más allá, dicen ellos. Estamos pues en una sociedad decadente, egoísta e insolidaria que descarta al ser humano cuando su vida no es aparentemente «útil». S. Juan Pablo II la denominó la «cultura de la muerte», pues, como queda dicho, también promueve el aborto, el divorcio exprés y las uniones del mismo sexo incapaces de procrear. Ahora parece decidida a que la sociedad muera eutanasiada.

Es difícil no planteárselo. Ante la ineptitud continuada del gobierno español para controlar esta pandemia, cualquier ciudadano que piense se plantea si esta mala actuación no será provocada para complacer al grupo de poder que quiere dominar el mundo para lo cual necesita controlar la población y esta puede ser una de las formas.

Publicidad.

Ha venido a confirmar nuestra sospecha el hecho de que la Unión Europea no se haya manifestado favorable a las tesis del profesor Mauro Ferrari[3]  quien planteaba como director del comité científico de la UE la urgencia  en establecer un plan contra la pandemia en el que participaran expertos de reconocido prestigio. Este plan que había sido aceptado por la presidente de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyden, se convirtió, en palabras de Ferrari en “una tormenta política interna” desencadenada por la maquinaria de la Comisión Europea. Criticó también la ausencia total de coordinación de las políticas de salud entre los Estados miembros, la oposición recurrente a las iniciativas de apoyo a la financiación cohesionada, y los cierres fronterizos unilaterales” dentro de la UE. Esta situación ha motivado la renuncia del doctor Ferrari al cargo porque se siente “extremadamente decepcionado con la respuesta europea al Covid-19”.

Y uno vuelve a pensar si tanta inacción e ineptitud por parte de la UE y de algunos países miembros se deba al interés por aquel sector ya mencionado, de controlar la población porque sus acciones vienen a confirmar lo que se sabí­a desde hace años, las supuestas preocupaciones por el bienestar de la población mundial: salud, educación, conservación del medioambiente, no son más que excusas para justificar el control de la población con propósitos declarados de dominio.

“El colapso demográfico se planificó sin ninguna duda” «Es impensable que quienes toman las decisiones en los Estados Unidos y en todo el mundo no supieran lo que habían creado al rechazar la vida y la ley natural» dijo Gotti Tedeschi, ex-presidente de la banca Vaticana, Y añadió algo muy interesante respecto a dos importantes sectores a los que el Nuevo Orden Mundial considera sus mayores enemigos a los que hay que destruir: la familia y la Iglesia Católica. En ello están. Implicados a fondo en la destrucción de ambos.

Publicidad.

[1] https://www.elplural.com/autonomias/cataluna/cataluna-no-pais-viejos_236823102

[2] Margaret Sanger fue una enfermera estadounidense, activista a favor del control del crecimiento demográfico de la raza negra en EEUU y fundadora, en 1921, de la Liga estadounidense para el control de la natalidad. (American Birth Control League). Dicha Liga se convirtió en 1942 en la Federación americana para la planificación familiar (Planned Parenthood Federation of America – PPFA). Protagonizó varios casos judiciales que facilitaron la legalización del aborto en los Estados Unidos como método anticonceptivo. En 1914 comenzó la publicación de “The Woman Rebel” (“La mujer rebelde“). En ella Sanger clamaba contra los males del capitalismo y de la religión y cantaba los beneficios de la contracepción, con el lema “Sin dioses ni maestros“.

En Un plan para la paz (1932), propuso la creación de un departamento del Congreso para *− evitar la entrada de ciertos extranjeros cuya condición se sabe es perjudicial para la raza, como los débiles de mente, idiotas, retrasados, locos, sifilíticos, epilépticos, criminales, prostitutas profesionales y otros de esa clase, y para *−que aplicaran una rígida política de esterilización y segregación a aquellas partes de la población cuyo progenie ya esté corrompida o cuya herencia sea tal que características perjudiciales puedan ser transmitidas a su descendencia.

Publicidad.

[3] Mauro Ferrari es un nanocientífico conocido por su liderazgo en la fundación del campo de la nanomedicina y como experto especial en nanotecnología para el Instituto Nacional del Cáncer, donde fue instrumental en el establecimiento de la Alianza para la Nanotecnología en el Cáncer en 2004

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Publicidad.

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Te puede interesar:

1 Comentario

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Análisis

"El diablo y Karl Marx: la larga marcha de la muerte, el engaño y la infiltración del comunismo" de Paul Kengor, un libro esclarecedor.

Análisis

En El Estado servil, Hilaire Belloc retrata con clarividencia pasmosa la íntima comunión de capitalismo y comunismo que a la postre ha instaurado una...

Análisis

Ni nuestras sociedades son estrictamente democráticas, ni estamos en un paraíso, sino que son partitocráticas, y últimamente todo apunta a que estamos viviendo unos...

Análisis

Lo dicho; vuelta de vacaciones y todo lo que se le ocurre es despejar el balón a territorios ajenos a su responsabilidad, pensando únicamente...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.