Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Opinión

Cuando no quieres poner la otra mejilla

En el 36 los carlistas no pusieron la otra mejilla, y se alzaron en armas en una de las mejores milicias de la guerra civil.

Es algo difundido en la actualidad del mundo católico (cada vez más oculto) la idea un tanto suicida de “poner la otra mejilla”. Esa frase tuvo su contexto histórico pero, en nuestra opinión, no debería de ser un modelo a seguir generalizado. Poner la otra mejilla lleva a pregonar ante el mundo que los católicos no van a hacer nada si los agreden o persiguen, lo cual da alas a sus enemigos (laicismo, ateísmo, islamismo, feminismo, marxismo, etc.)

También es extendida la defensa de la pobreza y humildad como virtud, esto históricamente hablando, siempre supuso una escusa para mantener a los pobres en su estado de cosas, siendo la religión así concebida una superestructura de poder que legitimaba los abusos y malos usos de la aristocracia terrateniente y económica primero y de las fórmulas capitalistas más extremas después.

Por contra, otras visiones católicas, como el Tradicionalismo, no cuentan con esa visión victimista. Basta recordar los cuatro alzamientos tradicionalistas (llamados carlistas) en los siglos XIX y XX. De especial importancia es el alzamiento de los Requetés carlistas en 1936 que posibilitaron el éxito del Ejército del Norte del general Emilio Mola Vidal. En aquel momento los tradicionalistas no pusieron la otra mejilla, como hoy se predica en los púlpitos, sino que se alzaron en armas en una de las mejores milicias de la guerra civil, luchando con sus fusiles en defensa de sus creencias. En aquel momento se desató una auténtica persecución contra los católicos bien documentada en la obra “Historia de la Persecución religiosa en España 1936-1939” de Antonio Montero Moreno. En nuestro tiempo la persecución, tras una etapa de calma, se ha avivado siendo sus formas más sibilinas pero no por ello menos dañinas (profanación de templos, imágenes, propaganda informativa, ingeniería social, laicismo anticristiano, asentamiento del ideal masónico en la sociedad, globalismo mundialista, etc.)

Una actitud similar tuvieron los tradicionalistas de México durante los levantamientos de las guerras cristeras, tampoco pusieron la otra mejilla.

Publicidad.

En cuanto a la virtud de la pobreza, si se sigue al pie de la letra, lleva a la permanencia en la miseria y va contra la justicia social que es defendida desde diversos sectores contestatarios, entre los cuales destacan los Tradicionalistas (contrarrevolucionarios) y otros grupos patrióticos identitarios.

En otro momento sería conveniente reflexionar sobre la aportación del Tradicionalismo a la paz y estabilidad de España, en cuanto que su neutralización durante el franquismo supuso el alza de movimientos nacionalistas que han practicado la violencia extrema y sembrado de sangre nuestra nación.

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

RAFAPAL: EL CARLISMO

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Publicidad

Carlismo

Acompañamos un detalle de la foto, coloreada, en el que se aprecia mejor a don Jaime.

Carlismo

Sacrificaría hasta la última gota de mi sangre en la lucha contra el comunismo antihumano, poniéndome al frente de todos los patriotas para oponerme...

Carlismo

Carlos III de Parma (1823-1854) con sus hijos Margarita (1847-1893) y Roberto (1848-1907)

Opinión

No había que ser un genio para darse cuenta de que los personajes que tenemos ahora mismo gobernando no nos podían traer nada bueno.

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.