Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Actualidad

El Foro Económico Mundial nos vende un mundo feliz tras la pandemia

El Foro Económico, se olvida del hombre, y de Dios, y pretende rescatar al capitalismo creando gobiernos más fuertes, y pidiendo sacrificios al pueblo, y todo desde la perspectiva comunista.

El Gran Reinicio, o Gran Reseteo, es decir, la reconstrucción de todo el sistema socioeconómico, de acuerdo con la Agenda 2030, debe acelerarse después del COVID-19 según el Foro Económico Mundial, según la citada organización la transformación puede ser sencilla, solo se necesita un cambio de actitud y una mayor conexión entre los líderes y el pueblo para convencer a la sociedad de que cambie.

La iniciativa Great Reset del Foro Económico Mundial busca nuevas ideas para aprovechar “este momento único en la historia, provocado por las perturbaciones en la economía, la política y nuestra vida diaria, para crear un nuevo enfoque del funcionamiento de nuestras sociedades“, señala el Foro Económico Mundial.

En otras palabras, se trata de la “nueva normalidad” después de una supuesta pandemia. Según el Foro los cuatro elementos necesarios para acelerar la “nueva normalidad” son: actitud, métrica, incentivos y conexión.

Publicidad.

El foro explica que COVID-19 podría ser un gran reinicio hacia la sostenibilidad global. El Gran Reinicio debe poner la “justicia social” en el centro de atención.

Hablando del ‘legado de COVID-19’, el Foro muestra cómo el Gran Reinicio se puede hacer bien. Primero, es necesario cambiar nuestra forma de pensar: una vez que hemos inventado algo, podemos hacerlo de nuevo. Y en este sentido, la clave – según los participantes del Foro – son dos libros: “Capital e ideología” de Thomas Piketty y “Humanidad” de Rutger Bregman. El foro agrega que son estos autores quienes muestran que nuestra perspectiva actual se basa en supuestos fundamentalmente erróneos y que a medida que cambia nuestro pensamiento, es posible una transformación dramática.

Piketty, señala el Foro, sostiene que la desigualdad es una opción política basada en una ideología defectuosa, no un resultado inevitable de la tecnología y la globalización. Por lo tanto, propone una serie de reformas progresistas que reformarían, o incluso degenerarían aún más, el capitalismo.

Publicidad.

Rutger Bregman, un pensador radical de izquierda, autor de “Utopias for Realists” sostiene que se puede construir un mundo maravilloso ahora mismo, de inmediato. “Desmiente un mito aún más arraigado: que la gente es intrínsecamente egoísta, poco cooperativa y agresiva, y sin la influencia civilizadora de gobiernos y líderes, el orden colapsará pronto y reinará el caos”, dice el Foro, y agrega que la investigación del mencionado autor sobre la historia humana muestra que en realidad estamos “programados para ser amables, cooperativos y cariñosos”.

Sin embargo, “dirigimos nuestros países, instituciones cívicas, empresas, escuelas, y familias, basándonos en esta suposición profundamente negativa y errónea sobre el comportamiento humano. [Bregman] muestra que cuando esta suposición cambia, todo cambiará. Da ejemplos del mundo real, desde el sistema penitenciario noruego hasta el verdadero señor de las moscas ”, leemos.

Los izquierdistas, tanto el economista francés, como el historiador holandés, orador de la serie TED Talks, que populariza las ideas más extremas y trastorna todo el orden existente, argumentan que podemos construir un mundo nuevo renunciando a nuestro pensamiento actual.

Publicidad.

“Ambos libros muestran que nuestra visión del mundo fue simplemente inventada. Y un número sorprendentemente pequeño, pero deprimentemente influyente de personas lo hizo, desde Maquiavelo y Adam Smith hasta Milton Friedman y William Golding. Pero si lo descubrimos una vez, podemos hacerlo de nuevo, y hay toneladas de personas que tienen grandes ideas nuevas que implementar si tan solo comenzamos a tomarlas en serio”, leemos.

Para construir un mundo feliz, es necesario medir lo que es importante. En economía, ya no debe guiarse por el Producto Interno Bruto, porque es un mal indicador. “Medir las cosas correctas proporcionará a los gobiernos, las empresas y los ciudadanos el conocimiento que necesitan para dar los pasos audaces y desafiantes necesarios para avanzar hacia una forma de vida más centrada en las personas y el planeta”.

El PIB falla porque mide la riqueza pero ignora su distribución. No registra los costos humanos y financieros del capitalismo, “externalidades” como el bienestar social, la degradación ambiental y los costos sociales, mentales y físicos de la innovación.

Publicidad.

“La insatisfacción con el PIB es común y se prueban muchas alternativas que se enfocan en el bienestar de las personas y del planeta: por ejemplo, los índices de desarrollo humano y desarrollo social de la ONU, el índice de bienestar, los indicadores de progreso genuino de progreso), el Índice Planeta Feliz y la Felicidad Nacional Bruta ”, leemos.

El viejo adagio, “eso se puede gestionar, se puede medir” debe tomarse muy en serio, pero se establecerán nuevos puntos de referencia que permitirán que la sociedad se transforme rápidamente.

El tercer elemento importante del Grand Reset es la creación de nuevos incentivos que están intrínsecamente vinculados a las métricas. Se trata de cambiar la estrategia de inversión y reorientar el flujo de dinero hacia metas relacionadas con la implementación de la Agenda 2030. Los inversionistas deben tener en cuenta las cuestiones relacionadas con el riesgo social y ambiental en sus criterios de inversión.

Publicidad.

El cuarto elemento es construir un vínculo auténtico. En Humankind, Bregman se refiere al evento milagroso de la tregua de Navidad de 1914. Sostiene que al comienzo de la Primera Guerra Mundial, más de 100.000 soldados depusieron las armas en el frente para jugar al fútbol, ​​compartir historias, fotos, comida y bebidas. Pero no fue solo el día de Navidad; en algunos lugares duró varias semanas, y muchos soldados lo recordaron como el evento más importante de sus vidas.

Según Bregman, podría haberse convertido fácilmente en una paz a gran escala ya que ambas partes se mostraron reacias a reanudar la lucha. Sin embargo, la terquedad de los generales, que utilizaron la propaganda para incitar al odio e inculcar la obediencia amenazando con un consejo de guerra por no obedecer órdenes, logró reiniciar la guerra.

Restablecer las bases económicas y sociales

En el sitio web del Foro leemos que desconectarse de la naturaleza y el anonimato están impulsando la polarización. Estamos destruyendo la Tierra, estamos destruyendo el medio ambiente y estamos causando sufrimiento a los animales. Mientras tanto, en todos nuestros hogares, como ha demostrado COVID-19, hemos podido confiar en extraños para ayudar a nuestros vecinos y comunidades. Donamos tiempo y dinero a organizaciones benéficas tanto cercanas como lejanas. Nos hacíamos favores grandes y pequeños cada hora y cada día.

Publicidad.

Ahora tendríamos que usar este potencial para construir un mundo nuevo y feliz con nuevas tecnologías y unir a todos en torno a una preocupación común por el mundo natural para cerrar la brecha que nos permite ver a otras personas como realmente son, no como extrañas ”.

“Este es probablemente el componente más importante de todos los que iniciarán una transformación con el Gran Reinicio que nuestra generación puede contemplar con orgullo y quizás con sorpresa”, leemos.

El Presidente del Foro Económico Mundial, prof. Klaus Schwab escribe en el sitio web de su organización que la respuesta al COVID-19 ha demostrado que es posible restablecer los fundamentos económicos y sociales para pasar al llamado capitalismo de partes interesadas.

Publicidad.
Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral “Soberanía Social”, y semanalmente la selección de artículos del editor.

Publicidad.

Según el autor, los bloqueos de COVID-19 pueden levantarse gradualmente, pero el malestar social sobre las perspectivas económicas del mundo solo aumentará.

Schwab sostiene que el mundo debe actuar unido y rápidamente para renovar todos los aspectos del contrato social. Todos los países, desde Estados Unidos hasta China, deben participar en la gran transformación para el desarrollo sostenible. Se espera que todas las industrias cambien, desde el petróleo y el gas hasta la tecnología. “En resumen, necesitamos un gran reinicio del capitalismo”, dijo.

Hay muchas razones para el “Gran Reinicio”, pero la más urgente es COVID-19, leemos. La pandemia, según Schwab, ha provocado una de las peores crisis de salud pública de la historia reciente y, a medida que el número de muertos sigue aumentando en muchas partes del mundo, aún no ha terminado. El coronavirus tendrá graves consecuencias a largo plazo para el crecimiento económico, la deuda pública, el empleo y el bienestar de las personas.

Publicidad.

Todo esto -escribió el autor- exacerbará las crisis ya en curso: climática y social. Algunos países han utilizado la crisis del COVID-19 como excusa para socavar los esfuerzos ambientales. La frustración por enfermedades sociales como la creciente desigualdad (la riqueza combinada de los multimillonarios estadounidenses ha aumentado durante la crisis) está aumentando. Estas crisis (…) se profundizarán y harán que el mundo sea aún menos equilibrado, menos uniforme y más frágil “.

Las medidas correctivas ad hoc no serán suficientes para prevenir este escenario y, por lo tanto, según el titular del WEF, debemos construir bases completamente nuevas para un nuevo sistema económico y una nueva sociedad.

Schwab agregó que la pandemia de COVID-19 fue suficiente para demostrar que se pueden realizar cambios radicales muy rápidamente. La crisis obligó casi de inmediato a empresas y particulares a abandonar prácticas que durante mucho tiempo se habían considerado esenciales, como los frecuentes viajes aéreos y el trabajo de oficina. Además, las personas han demostrado que están listas para el sacrificio.

Publicidad.

“Por supuesto, existe la voluntad de construir una sociedad mejor. Debemos usarlo para asegurar el Gran Reinicio que tanto necesitamos. Requerirá gobiernos más fuertes y efectivos, aunque esto no significa presión ideológica sobre organismos más grandes. Y requerirá la participación del sector privado ”, dijo Schwab.

El programa “Grand Reset” cubre la coordinación global de las políticas tributarias, regulatorias y fiscales para crear las condiciones para la “economía de los interesados”. En tiempos de disminución de las bases impositivas y aumento de la deuda, los gobiernos tienen un fuerte incentivo para seguir haciéndolo, cree el profesor.

Además, los gobiernos deberían implementar reformas tributarias catastrales que se habían retrasado mucho, eliminar gradualmente los subsidios a los combustibles fósiles e introducir nuevas reglas sobre propiedad intelectual, comercio y competencia.

Publicidad.

A través de COVID a un paraíso de izquierdas

El segundo elemento del programa “Gran Reinicio” requiere la reorientación de todos los recursos hacia inversiones únicamente para promover la igualdad y los supuestos de la Agenda para el Desarrollo Sostenible. Aquí, los programas de gasto a gran escala implementados por muchos gobiernos representan la principal oportunidad de progreso.

En lugar de utilizar estos fondos, así como las inversiones privadas y de los fondos de pensiones para llenar las grietas del antiguo sistema, deberían, según Schwab, redirigirse a la construcción de un sistema nuevo, más resistente, equitativo y sostenible a largo plazo. Esto significa, por ejemplo, invertir en infraestructura urbana ‘verde’ y crear incentivos para que las industrias mejoren su desempeño en los indicadores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG).

La tercera y última prioridad del programa “Grand Reset” es utilizar las innovaciones de la cuarta revolución industrial, especialmente al abordar los desafíos sociales y de salud. Durante la crisis del COVID-19, empresas, universidades y otros se unieron para desarrollar diagnósticos, fármacos y posibles vacunas; establecer centros de pruebas; crear mecanismos de seguimiento de infecciones; y brindar servicios de telemedicina. Los logros de la inteligencia artificial y la biometría deben utilizarse ampliamente en todas las industrias.

Publicidad.

“La crisis del COVID-19 está afectando todos los aspectos de la vida de las personas en todos los rincones del mundo. Pero la tragedia no tiene por qué ser su único legado. Por el contrario, la pandemia es una rara pero estrecha ventana de oportunidad para reflexionar, reimaginar y reiniciar nuestro mundo para crear un futuro más saludable, más justo y más próspero “, concluyó el titular del Foro Económico Mundial, promoviendo la creación de una gestión global de la energía, un gobierno global y la popularización de la vigilancia ciudadana. utilizando sistemas de inteligencia artificial, promoviendo el llamado aborto como servicio médico básico, o creando una religión planetaria panteísta.

La realidad del Gran Reseteo

El Foro Económico Mundial reconoce que el COVID ha sido una prueba para comprobar como el pueblo está preparado para ser manipulado, y como el miedo es un instrumento adecuado para cambiar los comportamientos.

Su nuevo mundo feliz, será un mundo de esclavos satisfechos alimenticia, y sexualmente, pero sin libertad, un mundo en el que ni Dios, ni el hombre será el centro de atención, en el que la economía será el nuevo dios, y en el que las élites gobernarán sin posibilidad de oposición, ya que cualquier disidencia será controlada.

Publicidad.

Aborto, ateísmo, control social, y esclavitud serán los pilares de este nuevo Orden Mundial si no espabilamos y empezamos a defender nuestra libertad.

La nueva normalidad, no es nueva, siempre ha tenido un nombre: esclavitud y servidumbre.

COMPARTE

Publicidad.

EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Te puede interesar:

Publicidad.
Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Opinión

La Sra. Calviño es peligrosa, no por ser “comunista”, evidentemente, sino por la representante del mundialismo y la delegada de la UE para controlar...

Actualidad

Ahora el Secretario General de la ONU dice que "en un mundo con COVID-19, la ONU es más necesaria que nunca".

Actualidad

Según la ONU comer menos carne y reducir el desperdicio de alimentos, dos estrategias contra el cambio climático ignoradas por los países.

Opinión

Hoy pretenden imponer una dictadura global y para esto manejan la Agenda 2030 la cual contemplan desarrollarla en un plazo no mayor de 10...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.