Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Cultura

Rubén Dario: Salutación del Optimista

Surgieron a ambos lados del Atlántico un movimiento de unión entre los antiguos pueblos católicos e hispanos, herederos de aquella renovada Roma que fue España.

A principios del siglo XX la situación en el Nuevo Mundo era bastante convulsa. El principal episodio sucedía en 1898, España perdía sus últimas colonias a manos de Estados Unidos y con ello se consolidaba la hegemonía de la Doctrina Monroe, que chocaba frontalmente con un sentimiento de unión entre pueblos hispanos.

Por otro lado, tras la Conferencia de Filadelfia de 1876, empezó a enraizar en el suelo americano un tímido movimiento marxista e internacionalista que tendría su punto álgido con la Revolución de 1917 y la introducción de los postulados soviéticos.

Así que frente al proyecto de control de Estados Unidos y los postulados socialistas surgieron a ambos lados del Atlántico un movimiento de unión entre los antiguos pueblos católicos e hispanos, herederos de aquella renovada Roma que fue España. Así lo vieron autores como Unamuno, Ramiro de Maetzu y Rubén Darío, entre otros. Denominando a este movimiento, Hispanidad. El poema seleccionado de Rubén Darío, Salutación del Optimista, es un gran exponente de esa idea.

Publicidad.

El poeta lo compuso en marzo de 1905 y los expuso ante un público bastante crítico en el Ateneo de Madrid en aquellas mismas fechas. No por ello pasó desapercibido, sino que se le reconoció su genialidad al componerlo en tan poco tiempo, su estilo único y por exponer tan nítidamente los principales preceptos de esta nueva corriente. Corriente que va más allá del mero intelectualismo, sino que promulgaba el anteproyecto de una empresa universal entre pueblos una vez hermanados.

Ínclitas razas ubérrimas, sangre de Hispania fecunda,

espíritus fraternos, luminosas almas, ¡salve!

Porque llega el momento en que habrán de cantar nuevos himnos

Publicidad.

lenguas de gloria. Un vasto rumor llena los ámbitos;

mágicas ondas de vida van renaciendo de pronto;

retrocede el olvido, retrocede engañada la muerte,

Publicidad.

se anuncia un reino nuevo, feliz sibila sueña,

y en la caja pandórica de que tantas desgracias surgieron

encontramos de súbito, talismánica, pura, riente,

Publicidad.

cual pudiera decirla en sus versos Virgilio divino,

la divina reina de luz, ¡la celeste Esperanza!

Publicidad.

Pálidas indolencias, desconfianzas fatales que a tumba

o a perpetuo presidio, condenasteis al noble entusiasmo,

ya veréis el salir del sol en un triunfo de liras,

Publicidad.

mientras dos continentes, abonados de huesos gloriosos,

del Hércules antiguo la gran sombra soberbia evocando,

digan al orbe: la alta virtud resucita,

Publicidad.

que a la hispana progenie hizo dueña de siglos.

Abominad la boca que predice desgracias eternas,

Publicidad.

abominad los ojos que ven sólo zodíacos funestos,

abominad las manos que apedrean las ruinas ilustres

o que la tea empuñan o la daga suicida.

Publicidad.

Siéntense sordos ímpetus en las entrañas del mundo,

la inminencia de algo fatal hoy conmueve la tierra;

fuertes colosos caen, se desbandan bicéfalas águilas,

Publicidad.

y algo se inicia como vasto social cataclismo

sobre la faz del orbe. ¿Quién dirá que las savias dormidas

no despierten entonces en el tronco del roble gigante

Publicidad.

bajo el cual se exprimió la ubre de la loba romana?

¿Quién será el pusilánime que al vigor español niegue músculos

 y que al alma española juzgase áptera y ciega y tullida?

Publicidad.

No es Babilonia ni Nínive enterrada en olvido y en polvo,

ni entre momias y piedras que habita el sepulcro,

Publicidad.

la nación generosa, coronada de orgullo inmarchito,

que hacia el lado del alba fija las miradas ansiosas,

ni la que tras los mares en que yace sepulta la Atlántida,

Publicidad.

tiene su coro de vástagos, altos, robustos y fuertes.

Únanse, brillen, secúndense, tantos vigores dispersos;

Publicidad.

formen todos un solo haz de energía ecuménica.

Sangre de Hispania fecunda, sólidas, ínclitas razas,

muestren los dones pretéritos que fueron antaño su triunfo.

Publicidad.

Vuelva el antiguo entusiasmo, vuelva el espíritu ardiente

que regará lenguas de fuego en esa epifanía.

Juntas las testas ancianas ceñidas de líricos lauros

Publicidad.

y las cabezas jóvenes que la alta Minerva decora,

así los manes heroicos de los primitivos abuelos,

de los egregios padres que abrieron el surco prístino,

Publicidad.

sientan los soplos agrarios de primaverales retornos

y el rumor de espigas que inició la labor triptolémica.

Publicidad.

Un continente y otro renovando las viejas prosapias,

en espíritu unidos, en espíritu y ansias y lengua,

ven llegar el momento en que habrán de cantar nuevos himnos.

Publicidad.

La latina estirpe verá la gran alba futura,

en un trueno de música gloriosa, millones de labios

saludarán la espléndida luz que vendrá del Oriente,

Publicidad.

Oriente augusto en donde todo lo cambia y renueva

la eternidad de Dios, la actividad infinita.

Y así sea Esperanza la visión permanente en nosotros,

Publicidad.

¡Ínclitas razas ubérrimas, sangre de Hispania fecunda!

Rubén Darío

COMPARTE

Publicidad.

EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Te puede interesar:

Publicidad.
Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Videos

Paul Kengor habla sobre su nuevo libro "El diablo Karl Marx."

Actualidad

Los obispos colombianos alzan su voz: “basta con este mecanismo de muerte”

Cultura

Javier Urcelay habla de su nuevo libro La dinastía carlista en la pintura

Cultura

Isabel la católica unificó España, fue madre de América, y es la mujer más fascinante de la historia de España.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.