Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Análisis

La Cruz, símbolo de resistencia

A esta imposición de la ideología masónica del librepensamiento, Monseñor Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, ha defendido en una homilía el derecho de los católicos a defender su fe.

 “Si la libertad significa algo, será, sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oírGeorge Orwell en Rebelión en la Granja, 1945

La Cruz de las Descalzas de Aguilar de la Frontera haterminado en un vertedero de residuos de la construcción situado en Moriles, a diez kilómetros de la localidad cuyo Ayuntamiento, gobernado por Izquierda Unida, ha retirado el símbolo religioso en medio de una fuerte polémica y numerosas protestas por la medida.

La cruz, que se instaló junto a la fachada de la iglesia de las Carmelitas Descalzas y su convento en 1939 en homenaje a los caídos en la Guerra Civil aunque ya le habían retirado la placa que pudiera ofender la malhadada ley de memoria histórica, fue trasladada a este vertedero justo después de que operarios municipales la derribaran en presencia de decenas de personas que protestaban por su retirada.

La alcaldesa, Carmen Flores, solicitó en octubre pasado autorización para un proyecto de remodelación del espacio contiguo a la iglesia, en el cual había previsto situar un grupo escultórico con el fundador del convento, pero la Junta de Andalucía no le ha permitido esa ubicación para evitar el impacto visual sobre el templo, considerado monumento histórico en 1983 y, posteriormente, Bien de Interés Cultural en 1985. El Ayuntamiento ha dicho que no tenía tal calificación que solo lo era para la iglesia, pero se olvidan de lo que la declaración determine sobre la protección del entorno que debe de ser la base para denegar la instalación del grupo escultórico, lo que no afecta a la cruz, que estaba instalada 44 años antes de la declaración de monumento histórico y 46 de la de BIC.

La alcaldesa de Aguilar, encantada de destrozar la cruz y demostrar su obediencia política, se apresuró a derribarla. Las carmelitas descalzas le habían rogado que se la diera, que ellas la custodiarían en su convento, convento de clausura, alejado de las miradas de esos (Europa Laica y asociaciones dependientes) que dicen sentirse ofendidos cuando ven una, pero retirarla, simplemente era una disculpa para destrozar la cruz. Cuando los vecinos fueron a rescatarla del vertedero de Moriles, ya no estaba y no pudieron saber que había ocurrido con ella.

En Aguilar viven, según datos de 2019, 13.328 habitantes, la mayoría vinculados a alguna de las 18 cofradías que procesionan en Semana Santa, conmemoración declarada de Interés Turístico Nacional en 1999, que cuenta con una tradición muy arraigada, pues sus tres primeras cofradías: Veracruz, Nazareno y Soledad, datan de finales del siglo XVI. ¿Presidirá la señora alcaldesa, con su bastón de mando, alguna de ellas? No se atreverá, motivos tiene.

Publicidad.

Desde luego muchos vecinos se sienten dolidos con su prepotente y dictatorial actitud, veremos si lo recuerdan en las próximas elecciones. Después de retirada la cruz el día 19, el párroco, P. Lora comunica a la alcaldesa la imposibilidad de comunión con el ayuntamiento por una cruz que reclama “sin absoluto contenido político porque los nombres inscritos de los “caídos” se retiraron a principios de los 80”. La señora alcaldesa podría haber tomado ejemplo de su homónimo de Burdeos que en vez de destrozar monumentos o arrancar placas, ha optado por “La pedagogía de la memoria” colocando, en cinco calles que llevan el nombre de traficantes de esclavos, placas explicando por qué, a pesar de ello, se merecen tal honor.

Comprendemos que la justificación le resultaría difícil en este caso. Explicar que la relación de vecinos de Aguilar que figuraban en la placa lo eran por haber muerto en el frente defendiendo sus ideales: liberar a España del comunismo, respetar sus tradiciones y sus convicciones religiosas, tiene que resultar duro para un miembro de IU. Si además añadimos a los que fueron  asesinados allí mismo, unos por envidia y odio, otros porque practicaban la religión, la cosa se le pone imposible. Se retiraron las placas, pero queda la memoria, esa que el gobierno de Sánchez quiere borrar. No pareciéndole suficiente la LMH de Rodríguez Zapatero, da una nueva vuelta de tuerca a la ley y omite toda la referencia concreta a las decenas de miles de víctimas de los crímenes causados por el bando republicano, crímenes cometidos -en su mayoría- bajo gobiernos del propio PSOE. Para el PSOE esas víctimas no existen, sin más. En cuanto a los tribunales, cita solamente los tribunales en la España Nacional y omite toda referencia a los creados en el bando republicano, que solían basar sus condenas en farsas procesales dictadas por personas absolutamente alejadas de la carrera judicial.

Merecedores de un respeto, recordamos a aquellos que murieron en aquellas condiciones y que la cruz de Aguilar de la Frontera guardaba su recuerdo:

EN EL FRENTE

Publicidad.

Francisco Pedraza Gálvez
José Caballero Jiménez
Antonio Martín Moreno
Leovigildo Alcalá Franco
José Lucena Ruiz
Manuel Arrebola Cañadillas
Juan Palma Berlanga
Juan Berlanga Navarrete
Guillermo León Valverde
Eduardo Salas Montilla
Antonio Priego Mancheno
José María Moriana López
José Pérez Varo
Adolfo Montes Martínez
Manuel Valverde Cabezas
Francisco Fernández Pérez
Antonio Alba López
Manuel Pérez Lucena
Rafael Aguilar Lucena
Manuel López Palma
Ricardo Linares Valle
Antonio Pérez Albalá
Francisco Manrique Romero
Carlos Romero López
Francisco Palma Espada
Agustín Prieto Lucena
Francisco Albornoz Martínez
Manuel Sillero Valle
Juan Romero León
Antonio Ruz Conde
Francisco Aragón Campos
José Linares Rosa
Antonio Caballero Morales
Emilio Carrasco Cruz
José Morales Moriana
Juan José Prieto Prieto
Gonzalo Pirez Carmona
Antonio Leiva Romero
Pedro López Lucena
José Morillo Palacios
Manuel Expósito Navarro
Manuel Cañadillas Ríos
Manuel Romero Cañadillas
Manuel León Lora
José Ramírez Pulido

ASESINADOS

José Calvo-Rubio Gordejuela
Rafael Maldonado Paniagua
José Maldonado Paniagua
Antonio Valdelomar A.Tablada
Luis Alba Aragón
Gonzalo Pireza Tablada
Abelardo Zurera Arenas
José Romero Jiménez
Fernando Serrano Alguacil
Manuel Serrano Alguacil
Leoncio Carmona Jiménez
José Estrada Estrada
Antonio Gutiérrez Tiscar
Luis Varo García[1]

Otro factor que ha influido y no poco es la labor destructora de Europa Laica que se ha congratulado por la labor de la alcaldesa: “Para todos los vecinos de Aguilar de la Frontera esa era la “cruz de los caídos”, la que había levantado por el régimen franquista para ensalzar a quienes defendieron su causa” y a los que muchos de sus paisanos habían asesinado, conviene aclarar.

Publicidad.

Europa Laica  es una asociación laicista española estatal fundada en 2001. Su sede está en Madrid y tiene socios en todas las provincias y en algunos países europeos, y también grupos territoriales organizados en prácticamente todas las CCAA, casi siempre muy activos. Forma parte de la Federación Humanista Europa (FHE)  y la Federación Humanista Internacional y de la Asociación Internacional del Libre Pensamiento (AILP), que promueven el laicismo y la libertad de conciencia en el mundo. También se mantienen relaciones con organizaciones laicistas en diferentes países, especialmente de Europa y América, es decir, pertenecen todos a la red paramasónica cuyo principal objetivo es destruir la Iglesia católica.

En esa labor de ir contra todo símbolo eclesial, Lorenzo Losada y Ana Lago consiguieron ya hace diez años que por orden judicial fueran retirados dos crucifijos en el colegio público Ortega y Gasset de Almendralejo (Badajoz) “porque sus hijos se distraían viéndole”. Lo que consideraron un triunfo les llevó a exigir la retirada de vírgenes y de pósters del Domund y la talla de la Virgen de la Inmaculada del siglo XVI ubicada en una zona del profesorado. Se trata de una reliquia de piedra que lleva en el lugar más de 400 años y que ha sido testigo del juramento de los nobles de la localidad de la primera Constitución Española, en 1812, cuando el terreno del colegio albergaba un convento. Quizás esto, su antigüedad y no lo que la escultura representa, evite su destrucción, a pesar de las manifestaciones defendiendo a las imágenes religiosas por parte de padres y alumnos de dicho colegio.

La sociedad se ha alejado de Dios según el sociólogo Juan González-Anleo, uno de los autores del informe Jóvenes españoles. Ser joven en tiempos de pandemia. En él afirma que España se halla inmersa en una cuarta ola de secularización, que él explica así:

*La primera ola coincidiría con el principio de siglo y llegaría hasta los años 30, con el anticlericalismo que acabó explotando violentamente en la Guerra Civil española. *La segunda ola tendría lugar en los años 60, con la llegada del bienestar económico. *La tercera habría tenido lugar entre 1999 y 2005 en la que los católicos (de los más practicantes a los menos) se reducirían bruscamente en un 18%. Esta tercera ola se habría caracterizado por haberse producido una «expulsión» del cristianismo de las raíces culturales de España. *La cuarta ola de secularización, relegará a los católicos, practicantes y poco practicantes, a una minoría[2].

Publicidad.

La religión ya no significa nada para casi la mitad de los jóvenes españoles, asegura. Sin embargo todavía quedan vestigios de lo contrario. Inmediatamente del atropello un grupo de jóvenes de Aguilar reaccionó y compensó la falta de la cruz de piedra con una humilde cruz de madera. La organización juvenil cristiana explicó que esa cruz de madera usada tiene gran carga simbólica porque es la que utilizan en los Vía Crucis que se rezan durante la Semana Santa y entre las ermitas de Córdoba en recuerdo de los cristianos perseguidos por razones religiosas en el mundo.

La Comunión Tradicionalista Carlista también se adhiere al acto de reparación y muestra su más firme condena a tal acto de profanación de la religión y de escarnio colocando al lado de la anterior, otra gran cruz de madera, pero la señora Flores, −que ha ignorado que para la cristiandad la cruz representa la victoria de Cristo sobre la muerte y el pecado, ya que gracias a ella el Dios encarnado («el ungido») venció a la muerte en sí misma y rescató a la humanidad de la condenación−, mandó retirar todas las velas y flores que el pueblo había depositado y las dos cruces, ninguna de ellas relacionada con Franco, los caídos en defensa de la ley y el orden, ni los asesinados que cayeron ante los exaltados anarquistas en 1936, lo que demuestra que la cruz de las Descalzas y estas otras dos, han sido destruidas por odium fidei, como tantos monumentos religiosos en zona republicana durante la guerra civil. ¿Llevamos el mismo camino?

La visualización de aquellas dos cruces juntas me recordó la Colina de las Cruces, un pequeño monte plagado de miles de cruces a unos 12km. de Šiauliai en Lituania. La versión más extendida dice que los lituanos empezaron a colocarlas allí espontáneamente en 1831 y en 1863, después de dos rebeliones fallidas contra la Rusia zarista. Los familiares de las víctimas, al no poder recuperar los cuerpos, pusieron una cruz por cada uno de los caídos. Se calcula que de las escasas 20 cruces iniciales se pasó a casi 200 antes de finalizar el siglo. Más adelante, pasada la segunda Guerra Mundial y con el territorio lituano integrado en la URSS, en un esfuerzo por acabar con el cristianismo en el bloque oriental, el gobierno soviético intentó nivelar el cerro en numerosas ocasiones. Durante las décadas de los años 60 y 70 lo arrasaron con la excavadora, quemaron las cruces de madera y quitaron las de metal y piedra para utilizarlas como chatarra.  Las de hormigón y piedra las trituraron con trituradoras y se usaron para la construcción de carreteras.

Las personas que depositaban cruces en la colina fueron multadas o incluso encarceladas, sin embargo, las cruces en el montículo seguían multiplicándose, colocadas en la oscuridad de la noche como un acto de desafío contra la opresión religiosa. En los años transcurridos desde entonces, el sitio se ha convertido en un centro de peregrinaje, no solo de la religión católica, si no en general de todas las religiones, con personas que a nivel particular dejan inscripciones judías y palabras del Corán. Y es que la Colina de las Cruces tomó fama no sólo como lugar de culto católico, sino como símbolo de la resistencia contra el invasor. Así pues, este ha sido por décadas un lugar de devoción a la fe católica pero, sobre todo, un símbolo de la independencia lituana, alcanzada finalmente en 1991. El lugar atrae a numerosos fieles (incluido el Papa Juan Pablo II, que la visitó en 1993 y ofició una misa con miles de asistentes) y a multitud de curiosos cada año. En cuanto al número de cruces, se calcula que hoy en día podría superar las 200.000.

Publicidad.

Europa Laica tiene un listado de cruces en España que quiere derribar. No les basta las muchas que ya han destrozado. En 2015 el  Ayuntamiento de Sóller derribó una que había sido erigida en recuerdo de Javier Lizasoain; el 29 de enero de 2018, la de Callosa de Segura ( por cierto, el TSJCV ordenó parar la retirada de la cruz de Callosa horas después de su derribo); el 31 de marzo de 2018 derribaron en Puente Genil una cruz que recordaba el genocidio que allí llevó a cabo la República: 157 vecinos asesinados uno de ellos muerto a hachazos; En 2018, después de la procesión del Santo Entierro, los vecinos de la pequeña localidad abulense de Vega de Santa María se encontraron con que cinco de las catorce cruces, que forman parte del Vía Crucis, habían sido derribadas. Eran cruces de granito de varios siglos de antigüedad y una altura de unos 2 metros, que han quedado “irrecuperables”, ya que se encuentran partidas por varios puntos. Siglos de antigüedad y el recuerdo a un asesinado en el 33 de nuestra Era: Cristo, y los vándalos les aplican, con la aquiescencia de todos los poderes políticos, la LMH.

Otro caso semejante es el derribo de una de las cruces existentes en los Altos de la Piedad en Segovia. Casualidad o no, coinciden ambas con el solsticio de verano, uno en 2020 y otra el año anterior; es posible que celebraran su fiesta destrozando las cruces, Según el cronista de Segovia Diego de Colmenares, la ermita y el conjunto de cruces los mandó edificar Enrique IV, aunque las cruces actuales serían, sin embargo, más recientes. Datarían del año 1674. Es igual, están en contra hasta de las cruces de término medievales que aún se conservan. No tienen respeto a la tradición, ni a la historia, ni a la religión, actúan tal cual los talibanes con los budas de Bamiyan. Observando sus actuaciones, vemos que lo de Franco, los caídos, etc. son sólo excusas para desahogar su “cristofobia.”

¿No seremos los católicos españoles capaces de una reacción similar? Gracias a Dios parece que sí, que, en contra de lo que opina don Juan González-Anleo, diversos grupos de jóvenes están dispuestos a llevar a cabo lo que podría definirse como la contrarrevolución de las cruces. Estos grupos católicos han instalado una gran cruz metálica en la cumbre de La Maliciosa, una de las montañas emblemáticas de la Sierra de Guadarrama y manifiestan que suobjetivo es colocar 1.300 cruces y estatuas de la Virgen en cumbres del Sistema Central. Los organizadores han amenazado con sustituir por dos aquellas cruces que se retiren.

El revuelo generado en las redes sociales por la instalación de esa gran cruz metálica en la cumbre de La Maliciosa y el descubrimiento de su proyecto ha levantado ampollas en Europa Laica. En seguida ha salido su presidente Francisco Delgado a frenar la simpatía con que el grupo ha sido acogido, calificándolo de «integrismo religioso». Cuenta Delgado con el apoyo de la Oficina Europea de Coordinación del Librepensamiento, que apoya a las organizaciones laicistas españolas así como a las organizaciones ecológicas y sociales “en sus protestas y denuncias contra el intento de señalados grupos católicos de colocar cruces en la cima de las montañas por tratar con ello de imponer su simbología cristiana a un país entero, además de suponer una ilegalidad medioambiental”.

Publicidad.

A esta imposición de la ideología masónica del librepensamiento, Monseñor Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, ha defendido en una homilía el derecho de los católicos a defender su fe, pues «al igual que nosotros somos respetuosos en la convivencia de cada día, también queremos que lo sean con nuestros sentimientos religiosos» y ya, «cuando lleguen las próximas elecciones tomaremos en cuenta si han respetado nuestros sentimientos religiosos o no», «Los cristianos no somos violentos, pero tomamos nota», y el párroco de Aguilar ha animado a los feligreses con una exhortación válida no solo para los cristianos de Aguilar, sino para los de todo el orbe cristiano:

Sigamos a Jesucristo y sigámosle con decisión


COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

1 Comentario

También puedes comentar con facebook:

1 Comentario

  1. Pingback: In hoc signo vinces - Tradición Viva

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

RAFAPAL: EL CARLISMO

Publicidad

Análisis

Más que una bioética necesitamos una biopolítica que responda a la pregunta si es ético que se gasten miles de dineros públicos.

Análisis

Milei predica una falsa solución a los problemas sociales y económicos de la Argentina.

Análisis

¿En qué sentido se puede considerar a George Soros y a Alexander Duguin como dos caras de una misma moneda?

Opinión

¿Cómo ponen los enemigos de Dios en marcha sus acciones?

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box