Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Actualidad

Totalitarismo de Davos: ¿qué se pretende con el “Gran Reinicio”?

El “Gran Reinicio” es una amenaza para los derechos fundamentales. Es inherentemente totalitario y hostil a la libertad. Debemos educar a los ciudadanos sobre esto y evitar su implementación por todos los medios.

Por Beatrix von Storch, miembro del Bundestag

Cada año se reúnen los representantes de las grandes corporaciones, la industria financiera y la política. El presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, presentó una agenda integral para un “cambio de sistema acelerado” en el contexto de la crisis del coronavirus en su libro “Covid-19: El Gran Reinicio”.

Sin duda, su punto de vista refleja debates en el Foro Económico Mundial y refleja objetivos que son compartidos por gran parte de la política y la élite empresarial. Estas ideas son una amenaza para nuestra libertad y nuestro orden democrático. Es por eso que les he resumido dicha agenda en este post. Todo ciudadano debería conocerla.

La pandemia como oportunidad para un gran cambio


Para el lector que está acostumbrado al mantra del peligro del coronavirus, sorprendentemente, el presidente del Foro Económico Mundial anuncia con asombrosa franqueza que las consecuencias directas y los peligros de la pandemia son bastante insignificantes:

“A nivel mundial, si nos fijamos en el porcentaje de la población mundial afectada, la crisis del coronavirus es una de las pandemias menos mortales que ha visto el mundo en los últimos 2000 años. Con toda probabilidad, las consecuencias para la salud y la mortalidad del Covid-19 serán relativamente menores en comparación con las pandemias anteriores”.

Sin embargo, la pandemia ofrece la oportunidad de implementar lo que ya está en la agenda de la política y la élite empresarial. Representa una rara y estrecha ventana de oportunidad para “repensar, reinventar y reiniciar el mundo”. Schwab explica:

“Un nuevo comienzo es una tarea ambiciosa, quizás demasiado ambiciosa, pero no tenemos más remedio que hacer todo lo posible para hacer frente a esta tarea”.

Los grandes soportes ideológicos del Gran Reinicio son: “cambio climático, reformas económicas, igualdad de género y leyes LGBTQ”. En resumen: gobierno corporativo global y revolución cultural neomarxista.

🔔Evite la censura de Internet suscribiéndose a nuestro Telegram (pulse aquí)🔔

Economía estatal global en lugar de democracia nacional


Schwab afirma que “los tres conceptos de globalización económica, democracia política y estado nacional son incompatibles entre sí”. Ve el “riesgo” de que “un resurgimiento de los estados nacionales conducirá gradualmente a un nacionalismo mucho más fuerte”. Para prevenir ese “riesgo”, Schwab pide una “política reguladora global”. El objetivo de esta política regulatoria global es un régimen internacional que dirija la economía e intervenga en la gestión empresarial.

Escribe: “En todas las industrias y en todos los países, los gerentes de las empresas tendrán que acostumbrarse a una mayor intervención gubernamental en diversos grados”.

La clave para canalizar el capital privado hacia nuevas fuentes con valor económico compatible con el medio ambiente radica en “trasladar importantes palancas políticas y fondos públicos a otras áreas como parte de un ajuste económico más amplio”.

En otras palabras, en lugar de la democracia nacional y la economía de mercado, debería surgir un régimen económico global que dirija la economía con palancas políticas y subsidios.

Publicidad.

Criterios ESG: obligar a las empresas a hacer un curso de género y clima


Lo anterior incluye la aplicación de los criterios ESG. ESG significa gobernanza ambiental y social. Se promoverá el “activismo de los empleados” por “cuestiones medioambientales” y “cuestiones de inclusión”. Esto significa que el clima, el género y la ideología multicultural deben convertirse en una parte integral de la cultura corporativa.

Esto también incluye la “responsabilidad de la cadena de suministro”. Ello significa que la empresa no sólo debe estar obligada a hacer cumplir estos criterios en su propia empresa, sino solamente a celebrar contratos con otras empresas que se adhieran a estos criterios.

Según Schwab, el éxito de una empresa en el futuro dependerá de su “buena voluntad ideal”, del “goodwill” de la empresa. También queda claro qué amenazan aquellas empresas que no muestran esta “buena voluntad” y se niegan a apoyar la ideología de género, diversidad y clima. Las empresas que no cuentan con estrategias ESG serán amenazadas con la “destrucción de sus activos”.

Puede leer:  La modificación cognitiva para la preparación del totalitarismo (Vídeo)

La alianza de la élite empresarial con activistas de izquierda radical


Un elemento central de la estrategia de lo que Schwab llama “capitalismo de partes interesadas” es la alianza entre la élite financiera y los militantes de la izquierda radical. Schwab los llama “inversores activistas” y “activistas sociales”.

La “generación joven” es una “pionera decidida del cambio social. Por tanto, hay pocas dudas de que será un catalizador del cambio y una fuente clave de grandes trastornos”.

Schwab asigna un papel central al movimiento marxista Black Lives Matter. Schwab califica los disturbios y el saqueo del movimiento Black Lives Matter como un “levantamiento popular”. Espera que se convierta en un movimiento político amplio. Ve señales de que “será más amplio y no se limitará a problemas específicos de la raza”.

Intimidación por el terror callejero y el poder financiero


Schwab desarrolla ideas muy concretas de cómo debería ser la división del trabajo entre los “activistas” y los inversores:

“Imaginemos la siguiente situación: un grupo de activistas ecológicos podría manifestarse fuera de una planta de energía de carbón para exigir una estricta aplicación de las regulaciones medioambientales, mientras que un grupo de inversores en su sala de juntas hacen lo mismo al quitarle a dicha empresa el acceso al capital”.

Por lo tanto, las empresas impopulares deberían verse afectadas. Mientras los activistas de izquierda interrumpen las operaciones y boicotean, sabotean y amenazan a la empresa, la industria financiera utiliza su poder de mercado para desangrar financieramente a las empresas indeseables. Estos son los dos pilares del “Gran Reinicio” de Schwab: la combinación de terror callejero y poder financiero.

“Transformación digital”: las grandes tecnologías y el distanciamiento social están destruyendo a las pymes


Schwab llama a la pandemia una “aceleración de la transformación digital”. Explica que “las medidas de distanciamiento social seguirían existiendo incluso después de que la pandemia se haya extinguido”. Al “distanciamiento social” lo seguirá el “distanciamiento económico”:

“Las presiones actuales para hacer avanzar la economía sin contacto, sin importar cómo, y la voluntad resultante por parte de los reguladores de acelerarla, significa que los tabúes han desaparecido”.

Insiste en que “muchos de los comportamientos técnicos que tuvimos que adoptar durante el encierro simplemente se sentirán menos extraños a medida que nos acostumbremos”.

Para cumplir permanentemente las reglas de distancia, los trabajadores de “almacenes, supermercados y hospitales” deben ser reemplazados por robots. Para 2035, esto podría eliminar el 85% de los puestos de trabajo en los restaurantes, el 75% en el comercio minorista y el 59% en el entretenimiento.

Para Schwab, la automatización y digitalización de estas áreas sería una necesidad por “razones de higiene y limpieza”.

Las grandes corporaciones online y el comercio electrónico, a los que Schwab dedica sus elogios, sustituirán a los restaurantes y las pequeñas tiendas. La clase media debería ceder el paso para que el Big Tech pueda ocupar su lugar. El ocio, la cultura, el comercio, el entretenimiento, la información, la comunicación, la comida, la ropa, el mobiliario, el transporte, el tráfico, todo, quedará entonces en manos de cuatro o cinco corporaciones globales.

Publicidad.

Del Covid-19 a un estado de vigilancia global


Otro peligro en el curso de la histeria de Covid-19 también está adquiriendo rasgos claros, en los comentarios de Schwab: el del estado de vigilancia global. Schwab escribe:

“Hoy en día hay 5.200 millones de teléfonos inteligentes en todo el mundo, cada uno de los cuales tiene el potencial de ayudar a identificar quién está infectado, dónde está y, a menudo, también quién lo infectó”. Schwab llama a esto una “oportunidad única”.

La tendencia a monitorear el estado de salud de los empleados cobrará importancia incluso después del final de la crisis del coronavirus por el temor a nuevas posibles pandemias:

“Tan pronto como la crisis del coronavirus desaparezca y la gente comience a volver al trabajo, las empresas pasarán a una vigilancia más fuerte. Para bien o para mal, las empresas observarán y, a veces, también registrarán lo que está haciendo su fuerza laboral”.

El encierro como ensayo general del nuevo régimen climático


Para Schwab, la pandemia del Covid-19 crea la oportunidad de implementar cambios en el comportamiento de la población, que continuarán después de la crisis. Esto incluye, por ejemplo, abstenerse de consumir ciertos productos dada a la política global sobre el clima:

“Nuestro comportamiento de consumo cambió drásticamente durante las cuarentenas, ya que nos vimos obligados a centrarnos en lo esencial y no tuvimos más remedio que elegir una ‘vida verde’. Quizás eso nos sostenga y nos anime a dejar de lado todo lo que realmente no necesitamos y a poner en marcha un ciclo positivo a favor del medio ambiente”.

Aún así, aparece decepcionado con el resultado de las cuarentenas, ya que no habrían sido lo suficientemente amplias. La crisis económica mundial provocó una disminución de las emisiones de dióxido de carbono del 8%. Para Schwab, eso está lejos de ser suficiente:

“Incluso si este número fuera la mayor disminución anual desde que comenzaron los registros, sigue siendo insignificante dada la escala del problema”.

En otras palabras, en nombre de la política climática global, se pedirá a los ciudadanos que hagan sacrificios que superarán con creces los de la crisis del coronavirus.

Puede leer:  Contaminación en procesos alimenticios es mayor en países desarrollados

La visión totalitaria de Davos


Resumamos lo que se entiende por “Gran Reinicio”:

● El objetivo principal debería ser establecer un régimen económico global bajo el eslogan “orden mundial” que debería reemplazar a las democracias nacionales. La economía de mercado será reemplazada por una economía dirigida.

● Las propias empresas deberían perder su responsabilidad hacia sus propietarios privados y, en cambio, deberían verse obligadas a cumplir con los requisitos de la política climática y de género, debido a la presión de la industria financiera y los agresivos activistas de izquierda. Las empresas que no sigan su ejemplo se arruinarán.

● La cooperación entre el poder financiero y los extremistas de izquierda sirve para intimidar a sus opositores políticos y a las empresas que no muestran “buena voluntad”.

● El “distanciamiento social” se mantendrá incluso después de la crisis. Esto conducirá a la destrucción de la clase media, la gastronomía, el comercio minorista y la industria del entretenimiento. Las grandes empresas tecnológicas ocuparán su lugar con sus negocios en línea.

● Con los nuevos medios de vigilancia digital y bajo el disfraz de protección de la salud, los trabajadores deberán ser monitoreados y su comportamiento registrado.

● La renuncia al consumo de ciertos bienes por grandes sectores de la población, forzada por las cuarentenas, se mantendrá y será aún más drástica para alcanzar los objetivos climáticos globales.

Esta agenda es una amenaza para los derechos fundamentales, la democracia y la economía social de mercado. Es inherentemente totalitaria y hostil a la libertad. Debemos educar a los ciudadanos sobre esto y evitar su implementación por todos los medios democráticos.

Artículo publicado en alemán en www.freiewelt.net y traducida al español por René Fuchslocher Raddatz

Publicidad.

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

🔔Evite la censura de Internet suscribiéndose a nuestro Telegram (pulse aquí)🔔

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Opinión

(Texto extraído del libro CRÓNICAS DESDE EL ARMAGEDÓN: UNA CONSPIRACIÓN CONTRA LA HUMANIDAD, de LAUREANO BENÍTEZ)

Opinión

El deber sagrado, al parecer, ya no es el de darle culto a Dios sino darle culto a la Tierra.

Análisis

Índice 1. Prólogo – p. 2 2. Un año de Tiranía Sanitaria Mundial – p. 5 3. La triple mentira plandémica – p. 8...

Análisis

Debemos abordar tales mandatos con serio realismo sobre la condición humana caída y lo que sucede cuando los individuos poseen demasiado poder sobre los...

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box