Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Opinión

Marruecos versus España: Invasiones y diplomacia

Es decir, con sus 65 años de existencia viene a reclamar unas plazas de soberanía que llevan 524 años siendo españolas.

Hassam II no ceja en su empeño de formar el Gran Marruecos según las tesis de Allal El Fassi, pero aunque reivindica sus derechos hasta San Luis de Senegal, de momento sólo se interesa por avanzar por territorios españoles, utilizando quizá, la misma táctica que ha venido empleando: la debilidad política por la que atraviesa nuestro país, agravada la situación hasta poner contra las cuerdas al Gobierno por todo el entramado del caso del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, al ser traído a España la pasada primavera para ser tratado de coronavirus. Cuando Marruecos conoció en mayo que la vecina España había recibido al presidente separatista de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) «a sus espaldas», como afirmó el ministro de Exteriores Naser Bourita, se desató una grave crisis diplomática que dio lugar a la remisión masiva de inmigrantes marroquíes por Ceuta del pasado 16 de mayo.

Después de conocer todos los detalles de la entrada, Marruecos acusó a España de «sacrificar» su relación bilateral por Ghali y directamente consideró la acogida una «agresión». El ministro de Exteriores marroquí entendió que el Gobierno se había puesto de parte de Argelia, que protege a los saharauis. Reprochó que «con los socios no se maniobra por la espalda».

🔔Evite la censura de Internet suscribiéndose a nuestro Telegram (pulse aquí)🔔

A partir de entonces, las invasiones se han venido sucediendo importando poco a Marruecos la soberanía de España sobre las islas y peñones situados frente a la costa norteafricana, que son necesario seguir defendiendo por su enorme relevancia geoestratégica. Recordemos, son: las islas Chafarinas, la isla de Alborán, el Peñón de Vélez de la Gomera, las islas Alhucemas y la isla Perejil. El Peñón de Vélez de la Gomera, objeto de este artículo, fue conquistado −además de otras plazas en el norte de África− en 1508 por el capitán general de la armada, Pedro Navarro. Hay que recordar que para los Reyes Católicos, el norte de África era a la vez una amenaza, por los piratas berberiscos, y una oportunidad como posibles puntos de partida para una futura expansión hacia el sur. Por eso, apenas finalizada la reconquista de la península, los reyes ya encomendaron al duque de Medina Sidonia la ocupación de Melilla, lograda por Pedro de Estopiñán en 1497. Mientras, Marruecos no existía como tal, era un conglomerado de tribus de bereberes, almorávides, almohades y benimerines. Aparecerán después los saadíes y posteriormente, la dinastía actual de los alauitas que logró la independencia del país en 1956 al abandonar Francia y España sus protectorados. Es decir, con sus 65 años de existencia viene a reclamar unas plazas de soberanía que llevan 524 años siendo españolas.

Por Ley Orgánica 2/1995 Melilla (de la que depende El Peñón de Vélez de la Gomera), accedió a la condición de Ciudad Autónoma, es decir, le ampara una mayor protección del Estado español, pero esto a Hassan II le da igual. Sabe de los múltiples frentes abiertos que tiene España y la debilidad que le ocasionan y, como siempre, el alauita trata de sacar beneficio de la situación, mientras los de aquí se pavonean ante un objetivo fotográfico.

Publicidad.

Sin embargo, los ataques no son cosa de los últimos tiempos; se han venido sucediendo desde el principio. En 1522 Muley Mohamed, dueño del espacio en que se hallaba la roca, logró apropiarse de la misma hasta 1564 que D. García Álvarez de Toledo y Osorio, marqués de Villafranca y Virrey de Cataluña la rescató para España, para lo cual tuvo que emplearse a fondo, debiendo utilizar una flota formada por 93 galeras y 60 buques menores. Desde entonces y hasta 1922 se conservó bajo dominación hispana, pero de nuevo en dicho año, aprovechando como siempre la debilidad de España por su guerra con Marruecos, fue sucesivamente asaltada teniendo que trasladar a sus residentes civiles en submarinos. En 2012 un grupo de marroquíes pretendieron conseguir la cima de la roca  con el propósito de exigir la jurisdicción para su país.

El último asalto ha ocurrido la madrugada del 20 de septiembre del presente año de 2021 cuando, imitando la conocida Marcha Verde, que tan buenos resultados le produjo en la zona del Sáhara español, lanzó a 125 personas, entre ellas, más de 60 mujeres y ocho niños. Lo tenían fácil al estar unido al continente africano por una pequeña lengua de arena o tómbolo, que se formó en 1930 al producirse un gran terremoto que sacudió el norte de Marruecos y movió la Placa Africana y la Subplaca Ibérica lo que dio lugar a esos depósitos de arena que ahora permiten el paso a pie firme. Ni un solo gendarme marroquí se interpuso en el camino del grupo de asaltantes, pero allí estaban para defender este territorio español los componentes del grupo de Regulares de Melilla nº 52, (la Unidad más condecorada de nuestro Ejército), que sin más, procedió a devolverlos al lugar de donde partieron.

Puede leer:  El CGPJ denuncia la manipulación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

Por fin parece que la “moda” de estar contra las FF.AA. empieza tímidamente a cambiar y, aunque no se ha fortalecido con las últimas novedades en armamento militar como han hecho los marroquíes, se ha permitido al Ejército de Tierra iniciar en el área de la comunicación un nuevo proceso de mejora de las instalaciones de los peñones e islotes españoles de la costa de África para prevenir cualquier amenaza, por lo que ha licitado un contrato para adquirir tres mástiles de antenas para los Centros de Comunicaciones de dichos peñones, pues considera que no contar con ellos “supone poner en peligro la soberanía de dichos territorios, conllevando a problemas de control del territorio”. Es decir, no les facilitan los últimos medios de defensa para poder igualarse con los marroquíes, pero, al menos, sí les van a posibilitar los que les permitan pedir socorro.

Y mientras los marroquíes siguen dando dentelladas a los territorios españoles, el presidente Pedro Sánchez, cada vez más se manifiesta menos seguidor de quien debería ser su guía, Santo Tomás Moro, como patrón de los políticos según decidiera San Juan Pablo II, al valorar el humanismo cristiano que a lo largo de su vida aquél derrochó, su inalienable dignidad de conciencia, su primacía de la verdad sobre el poder, su coherencia moral y por ser un político que no era de los que querían servirse de la política, sino de los que sirven a la política y porque tampoco veía la política como forma de beneficiar a amigos y parientes.

Publicidad.

Antítesis que se ha vuelto a demostrar en su última visita a Nueva York al

dejarse llevar por la soberbia del poder, olvidando los sabios consejos de Tomás Moro que puede que le quede muy lejano en tiempo e ideología. De modo que volvió a cometer otro gran fallo diplomático al manifestar que su Gobierno había hecho con el líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, lo que debía y como debía.

Comprendemos que seguir a Sto. Tomás Moro le resulte muy difícil, pero tampoco sigue las recomendaciones de un liberal como José de San Martín[1], (con quien tendrá más afinidades), quien dejó dicho: «La soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales, que se encuentran de golpe con una miserable cuota de Poder».

Newton afirmó que si un cuerpo actúa sobre otro con una fuerza (acción), este reacciona contra aquél con otra fuerza de igual valor y dirección, pero de sentido contrario (reacción). Desde Max Weber se aplica este principio a la sociología y también a la política, como hace Marruecos. De modo que, por si estaba falto de alguna nueva motivación, esas últimas declaraciones de Sánchez en Nueva York han inducido a Marruecos a realizar una nueva presión migratoria con 400 individuos que, bien dirigidos, se organizaron en tres grupos para dificultar su aprehensión al saltar la valla de Melilla por tres zonas distintas, aunque no contaban con la actuación de la Guardia Civil que, por supuesto, hicieron fracasar aquellos planes.

Publicidad.

Hay que resaltar que se trata del segundo intento de entrada en tres días, ya que el pasado martes, día 21 de septiembre, más de 50 subsaharianos trataron de saltar la valla por la zona del Río Nano y 10 sí lograron entrar en Melilla.

Y así, mientras España en todos los campos sigue perdiendo prestigio internacional, Marruecos sigue aumentando el suyo. Ha conseguido ser elegido presidente del Centro para la Integración Mediterránea (CMI) para el periodo 2021-2024, según anunció el Ministerio de Economía, Finanzas y Reforma de la Administración y el Grupo del Banco Mundial. El Reino alauita se convierte así en el primer país que preside este centro regional, tomando el relevo del Grupo del Banco Mundial, que hasta ahora dirigía las actividades del CMI. Dicho Centro es una plataforma que reúne a agencias de desarrollo, Estados, autoridades locales y sociedad civil de todo el Mediterráneo para intercambiar conocimientos, debatir políticas públicas e identificar soluciones a los retos que afronta la región.

Puede leer:  Gibraltar

«Desde su creación en 2009, el CMI fue un verdadero motor de intercambio de conocimientos, de intercambios Norte-Sur y Sur-Sur y de colaboración temática entre las dos orillas del Mediterráneo», dijo Ferid Belhaj, vicepresidente del Banco Mundial para la región de Oriente Medio y Norte de África y añadió: «Estamos encantados de que el Reino de Marruecos haya sido designado para presidir el Centro, lo que permitirá una mayor apropiación del mismo por parte de sus miembros, especialmente los países del sur del Mediterráneo».

Comprendemos su desbordante alegría al observar el crecimiento de su país que aún debe ser menor que nuestra pena al ver como el nuestro decrece rápidamente a lo largo de este fabuloso “periodo democrático”, porque superados los terribles destrozos causados por la guerra, alrededor de 1950, España fue capaz de adquirir una creciente importancia estratégica en el marco de la Guerra Fría que la llevó a un acercamiento comercial con el bloque occidental y, por tanto, a una disminución del aislamiento internacional. España supo aprovechar el momento y con las reformas impulsadas por los llamados “tecnócratas”, hombres inteligentes y sumamente preparados para desempeñar con brillantez el área que le fue encomendada por un gobernante con amor por su nación, establecieron políticas para impulsar el desarrollo en España bajo la anuencia del Fondo Monetario Internacional. Crearon lo que llamaron planes de desarrollo que tuvieron tan gran éxito que España disfrutó de la segunda mayor tasa de crecimiento en el mundo, un poco por detrás de Japón. ​ En 1978 se convirtió en la novena economía más grande del mundo, Es lo que se conoció como “milagro económico”.

¿Y de entonces acá qué? Ahora “cuesta abajo en la rodada” como diría el inolvidable Carlos Gardel.

Publicidad.

[1] José Francisco de San Martín y Matorras; N:en 1778 en Yapeyú, Virreinato del Río de la Plata, hoy Argentina-M en Boulogne-sur-Mer, Francia, 1850. Hijo del español Juan de San Martín, teniente gobernador de Corrientes, que  no tardó en preferir volver a su país a quedarse en aquellos turbulentos estados coloniales. A los 6 años pasó con su familia a España y estudió en el Seminario de Nobles de Madrid. A los once obtuvo el ingreso como cadete en el Regimiento de Murcia. Fue éste el origen de una brillante y vertiginosa carrera militar que tendría su bautismo de fuego en el sitio de Orán (1791), en la campaña de Melilla. Más tarde intervino en las guerras del Rosellón (1793) y de las Naranjas (1801). En 1803 era ya capitán de infantería en el regimiento de voluntarios de Campo Mayor. Con la Guerra de la Independencia Española (1808-1814), su arrojo en la batalla de Bailén (1808) le valdría ser nombrado teniente coronel de caballería.

Tras esta fulgurante carrera en el ejército español, y poco después de estallar la revolución emancipadora en América, San Martín, que había mantenido contactos con las logias masónicas que simpatizaban con el movimiento independentista, reorientó su vida hacia la causa emancipadora, de modo que llegó a ser considerado libertador para Hispanoamérica, traidor para España.

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

🔔Evite la censura de Internet suscribiéndose a nuestro Telegram (pulse aquí)🔔

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

  1. Rosario Reparador por España

    octubre - 30 - 11:30 - 12:00

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Opinión

Encaje de bolillos es lo que hace este Gobierno para buscar la ilegalización de la Fundación.

Opinión

Mientras tanto, los españoles tenemos que aguantar que antiguos terroristas salgan de prisión antes de tiempo.

Opinión

"Dime de qué presumes y te diré de qué careces".

Actualidad

NO puedes faltar.

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box