Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Cultura

NOVEDAD EDITORIAL: Gabino Tejado Rodríguez, gloria del tradicionalismo español

Publicamos «El catolicismo liberal» el mejor libro de Gabino Tejado y uno de los mejores que se han escrito contra el liberalismo.

image_pdfLEER EN PDF

La Asociación Editorial Tradicionalista publica una edición facsímil de uno de los mejores libros que se han escrito contra el liberalismo «El liberalismo católico» del pensador tradicionalista Gabino Tejado Rodríguez.

Gabino Tejado fue el discípulo predilecto de su inmortal paisano Donoso Cortés, de cuyas obras fue el compilador y el editor. Fue periodista a nativitate; crítico literario; poeta lírico; poeta dramático; introductor de la estrofa manzoniana en la literatura española; buen teólogo; gran filósofo y escolástico a macha-martillo; redactor del Semanario y del Siglo Pintoresco, en amor y campaña de su fraternal amigo el gran Navarro Villoslada; redactor jefe de nuestro Siglo Futuro, como antes lo había sido de El Pensamiento Español cuando el propio Villoslada le dirigía, y, finalmente académico de la Española.

De política extranjera no hubo nadie en España que escribiese con tanto conocimiento de causa y con tanta amenidad, claridad y talento como Don Gabino. ¡Qué elogios hacía de él a cuento de esta materia mi amadísimo maestro Enrique Gil y Robles!

Fue escritor de costumbres y novelista. Sus cuadros sobre La España que se va y sus novelas de El Amigo de la familia fueron lectura familiar en infinitos hogares españoles allá en la segunda mitad del siglo XIX. ¿Quién no recuerda El ahorcado de paloEl médico de la aldeaNi tú el solterónAntes que te casesVíctimas y verdugos? Fue, a mayor abundamiento, editor; y la católica imprenta de Tejado fue una de las instituciones más bienhechoras en los revueltos y para la religión nefastos días del pasado siglo XIX.

Allá por los años de cincuenta y tantos, el gran Duque de Rivas, en famosa carta enderezada a los primeros literatos españoles hablaba con palabras de muy justas alabanzas de las doctas prensas de Tejado. De ellas salió aquella inolvidable Biblioteca manual del cristiano ¡ay!, ya completamente agotada, y para la cual escribió el gran González Pedroso uno de los más primorosos y sabrosísimos libros que por aquellas calendas se escribieron.

Entre los traductores de poetas extranjeros en versos castellanos, es Teodoro Llorente el que se lleva la prez y la palma; y entre los traductores en prosa el monarca y emperador es, sin recelo de engaño, el autor del Séñeri español, nuestro egregio Padre Solá; pero los príncipes que le siguen son el Padre Granada, el Padre Ribadeneyra, el Padre Zeballos (Don Francisco de Quevedo, con perdón sea dicho, fue pésimo traductor) y, finalmente, Gabino Tejado, que fue el más fecundo de todos ellos. El cual dio carta de naturaleza en España y vistió con muy ricas vestimentas españolas a muchos varones ilustres de allende los Pirineos.

Del inglés tradujo al Padre Faber; del francés a Monseñor Segur, al nunca bien alabado Monseñor Gay, a Eugenio de Margerie y a muchos otros; del italiano a Prisco, al Padre Brescianí (mejorándole en tercio y quinto), a Taparelli en su incomparable Gobierno representativo, y sobre todo y ante todo, al gran Manzoni. Dos italianos ilustres, jesuita el uno y salesiano el otro, ambos muy duchos en achaques de literatura italiana y española, y ambos expertísimos in utraque lingua, conviene a saber, el Padre Digioia y el salesiano Padre Don Tomás Nervi, han confesado noblemente delante de mí que en varios pasos de la inmortal novela de Manzoni, Gabino Tejado pasa de vuelo al inmortal milanés y le mejora en tercio y quinto.

Pero donde campea a maravilla y fulgura esplendorosamente el romanismo de Gabino Tejado es en los innumerables artículos y disertaciones que en defensa y apología de la Cátedra de San Pedro, y mayormente de las perpetuas enseñanzas de Pío IX sobre el Catolicismo liberal, estuvo escribiendo durante casi medio siglo aquel insigne apologista. Tan insigne y tan sobresaliente, que en el estudio, en la meditación y rumia de las referidas enseñanzas de Roma en la ristra de verdades que su clarísimo entendimiento descubría, en lo mucho que ahondaba para sondear la herejía moderna, y en el ingenio y garbo español, lucidez, amenidad, brío y maestría con que declaraba el catálogo de verdades que su entendimiento tan perspicaz y agudo iba descubriendo…, no le aventajó nadie en España ni en Europa.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

No; no le aventajaron ni Luis Veuillot, ni el Cardenal Pie, ni el primer obispo de Madrid Martínez Izquierdo, ni el gran Obispo de Cartagena Bryan y Livermoore, ni los Padres Liberatore, Taparelli y Ramiere, ni otros redactores sapientísimos de la Civiltá Catolica. ¡Cuántas enseñanzas de las que dio al mundo Pío IX a cuento del Catolicismo liberal las habían aprendido ya los españoles en los escritos de Gabino Tejado.

Con parte muy principal (pero no la mayor, ni mucho menos), de estas magníficas disertaciones tejió, siendo ya redactor de El Siglo Futuro, el mejor de todos sus libros: El Catolicismo liberal, el cual, que si acaso no es el mejor de todos los libros que en contra del maldito Liberalismo se han compuesto, no puede en ley de justicia ser pospuesto a ningún otro en que sabiamente se diserte sobre dicha materia.

¿Sabéis quién fue el apologista de este libro en Europa? Pues nada menos que el director de L’Univers; el glorioso autor de La fragancia de Roma y de Roma en los días de Concilio vaticano; el grande, el sublime atleta del Pontificado en Francia, el amadísimo, el inmortal Luis Veuillot.

Con oro y perlas y diamantes sacados de aquel libro del Catolicismo liberal y de otros cien artículos de Don Gabino, publicados en nuestro Siglo Futuro, fabricó, años andando, el ínclito Sardá y Salvany la joya de El Liberalismo es pecado; en cuyas áureas paginas casi no hay nada que no se encuentre en el referido libro y en los demás escritos de Tejado. Lo cual no empequeñece nada a la valía inestimable del incomparable libro de Sardá, como en nada se bastardean ni menoscaban las galas, las bizarrías, el arte, el valor de un aderezo ni la traza ni los talentos de su artífice porque el aderezo esté labrado con oro, perlas y diamantes de otros cotos.

Gabino Tejado y el Padre Gago fueron los dos únicos españoles que formaron parte de aquella famosa junta de periodistas católicos nombrada por Pío IX en Roma durante los días del Concilio Vaticano para que, bajo la dirección de Monseñor Mermillod, se ocupasen en propagar por doquiera la verdad de lo que en Roma, en el Vaticano y en el Concilio acontecía; y para desenmascarar todas las calumnias, mentiras, trapacerías y trampantojos que judíos y masones, liberales y galicanos urdían a cada instante con grave detrimento de la verdad, tirando siempre a que no se defiriese nunca el dogma de la Infalibilidad del Romano Pontífice.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Mas no se contentó Don Gabino con ser en Roma corresponsal de El Pensamiento Español, de Villoslada, durante los varios meses que duró el Concilio. Y para mejor servir al Papa en aquella Ciudad Eterna, en donde aquel año había tantos obispos y gentes de España y de la América española, fundó allí mismo un periódico católico. Se llamó El Eco de Roma, estaba escrito en castellano, y su primer número salió de las prensas el día primero de febrero de 1870. Fue, pues, nuestro romanísimo Don Gabino quien fundó en Europa y fuera de España el primer periódico escrito en lengua castellana y periódico dedicado, como un zuavo pontificio, a la guarda y defensa de los derechos y prerrogativas del Romano Pontífice.

Puede leer:  El Gobierno pagará la enseñanza en castellano en las autonomías que no lo den

Pero ya era conocido en la misma Roma (tres años por lo menos hacía) el nombre y el romanismo del insigne polígrafo extremeño. Tres años hacía, en efecto, que en la tipografía de Sinimberghi se había impreso en elegante volumen, cuya marca era la llamada de folio menor, el Omaggio cattólico (homenaje católico) in varie lingue ai Principi degli Apostoli Pietro e Paolo nel XVIII centenario dal loro martirio.

En medio de las composiciones o piezas en prosa y verso que forman y hacen este ya rarísimo libro, campea la oda famosa de nuestro Don Gabino Tejado, escrita en vibrantes estrofas manzonianas. Por epígrafe la puso su autor aquel romanísimo texto de San Juan unum ovile et unus Pastor; y a ese único redil y a ese único Pastor universal se refieren más que otra alguna las dos últimas estrofas en donde fulgura la más cierta esperanza en futuros gloriosísimos triunfos de la Iglesia, esperanza que nadie como el inmortal Pío IX sabía imprimir en el alma y en el corazón de todos los que lograban la dicha de oír cualquier discurso del Pontífice de la Inmaculada, de la Infalibilidad y del Syllabus.

Ya de victoria fúlgido
El estandarte ondea;
Con nuevo sol las márgenes
Florecen de Judea;
Tíñese en nueva púrpura
la cumbre del Tabor.

Del antes yermo Gólgota
La falda ya florida
Pastos ofrece ubérrimos
A la grey escogida
Que guarda en redil único
El único Pastor.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Este fue nuestro maestro Don Gabino Tejado. A su amigo y amigo mío fraternal Don Antonio Quilez debe hoy El Siglo Futuro la dicha de publicar el mejor y más gallardo retrato que existe del romanísimo autor de El Triunfo y de El Catolicismo liberal, de la Biblioteca manual del cristiano y de El Eco de Roma.

Hombre más salado, más alegre, más ingenioso, más simpático que aquel, y de más amena conversación y cariñoso trato no le hubo en Madrid en todo el siglo XIX. El soñador, el melancólico, el gran Aparisi y Guijarro, corazón de oro y corazón de niño, entendimiento excelso y naturalmente cristiano, confesaba que los mejores ratos de su vida eran los que pasaba en fraternal coloquio con Gabino, en cuyos fraternales brazos murió de repente, por cierto, en noche memorable.

Pero ¡con qué enfermedad tan triste para todos los que le amaban le probó el Señor en los últimos años de su vida! Si mal no recuerdo una parálisis le quitó el uso recto de la palabra. No apagó aquella enfermedad ni menoscabó la inteligencia de Don Gabino; pero le hacía trocar lastimosamente las palabras y los hechos; pedía, por ejemplo, el sombrero y lo que verdaderamente pedía era el periódico; se ponía a limpiar un libro y creía que estaba escribiendo unas cuartillas. Pero ¡oh alegría en medio de tanta tristeza, desolación y ruina! aquel hombre, aquel anciano que tan devotísimo amante había sido siempre de la Santísima Virgen, lo único que no trocaba, y en lo único en que no tropezaba era en la recitación o rezo de la salutación angélica.

Siempre llevó consigo hasta la tumba esta gran señal de predestinación: el amor y la devoción a Aquélla a quien mandó el Señor echar raíces de amor inquebrantable en el corazón de sus predestinados: et in electis meis mitte radices.

(Escrito de Juan Marín del Campo publicado originalmente en EL SIGLO FUTURO, edición del 19 de marzo de 1925)

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

COMPRAR EL LIBRO PULSE AQUÍ

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Redaccion
Escrito por

TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Opinión

LEER EN PDF Según informa elconfidencialdigital.com Alberto Núñez Feijóo ha comunicado a su Comité Ejecutivo que el PP no va a derogar la ley...

Carlismo

El diario de Alfonso de Borbón narra su viaje a Constantinopla, Suez, Egipto y Palestina en la primavera de 1868.

Actualidad

LEER EN PDF Desde Jóvenes por España y desde la Asociación Cultural Luz de Trento, queremos dar las gracias a todas las personas que...

Cultura

LEER EN PDF José Antonio Bielsa Arbiol El sello editorial VOCE (Viejo Orden Cristiano Ediciones) despide el curso 2022 con siete excelentes libros, que...

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box