Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Podcast

PODCAST: Breve reflexión cuaresmal. «Ayuno»

image_pdfLEER EN PDF

Estamos en cuaresma, tiempo en el cual la iglesia compele a todos los católicos a hacer penitencia, a imitación de Cristo, quien ayunó durante cuarenta días y cuarenta noches en el desierto. 

Hace apenas unas décadas, las reglas para el ayuno se aplicaban a los 40 días de la cuaresma, con lo cual sólo el domingo, día en el cual conmemoramos la Resurrección de Nuestro Redentor, los fieles no estaban obligados a ayunar. 

Si la cuaresma era el tiempo penitencial por excelencia, no era el único. El ayuno se prescribía, en las llamadas témporas, durante cuatro veces al año coincidiendo éstas con el cambio de estación y los días previos a las fiestas mayores de: Cuaresma, Pentecostés, San Miguel y Adviento. A cada témpora correspondían tres días de ayuno: el miércoles, día en que Judas Iscariote traicionó a Cristo; el viernes, día de Su crucifixión y el sábado, día que Cristo pasó en el sepulcro.  

Actualmente, el ayuno obliga únicamente durante la cuaresma y solamente el miércoles de ceniza y el viernes santo; a partir de los 18 a 59 años. Dicho ayuno consiste en una sola comida completa y dos ligeras colaciones que juntas no completen una comida. 

Como vemos, hoy en día el sacrificio que se exige es sumamente leve. Sin embargo, ahora que es más fácil que nunca seguir la regla; es, paradójicamente, cuando la mayoría de los católicos no ayunamos ni durante los días prescritos. Hemos decidido que el ayuno es algo obsoleto y que no tiene ningún sentido privarnos de alimento. Para tranquilizar nuestra conciencia, sustituimos nuestra debida obediencia a la iglesia con buenos propósitos. Así, “ayunamos” de: palabras hirientes, críticas, enojos, quejas, egoísmos, resentimientos y demás. Al final, no nos privarnos de alimento y las buenas intenciones rara vez se traducen en buenas obras.

Además, estamos tan habituados a vivir en constantes contradicciones que, ahora que rechazamos el ayuno prescrito por la iglesia seguimos dócilmente los intermitentes ayunos que nos dicta el régimen alimenticio de moda.

Y es que, actualmente vivimos tan obsesionadas por la salud, por el peso, por la calidad de los alimentos y hasta por el cambio climático que, estamos dispuestos a realizar intensos ayunos o a privarnos, al menos por una buena temporada, de ciertos alimentos. Todo en aras de; lograr la figura tan deseada, de mantener una juventud que sabemos cortísima o de obtener la satisfacción que nos proporciona el sentirnos “virtuosos” por consumir únicamente alimentos sustentables. 

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Dispuestos a sacrificar todo por lograr el “éxito” en esta vida efímera; olvidamos de cuidar, al menos con el mismo celo, de nuestra alma. Los resultados, los tenemos a nuestro alrededor; la crisis moral de nuestras instituciones, gobiernos y sociedades es evidente. 

Por ello es tan necesario practicar el ayuno que, como nos explica San Basilio el Grande, debe ser tanto físico como espiritual: “Mediante el ayuno físico, el cuerpo se abstiene de comida y bebida. Con el espiritual, el ayunante se abstiene de malas intenciones, palabras y acciones. Quien ayuna de veras se abstiene de ira, malicia y venganzas. Quien ayuna verdaderamente se abstiene de habladurías y palabras soeces, vana retórica, juicios temerarios, lisonjas, mentira y toda clase de palabras rencorosas. En resumen, el verdadero ayunante es el que se aparta de todo mal. Cuantos más quites al cuerpo, tanto más añadirás a la fuerza del alma”.

Puede leer:  El ethos estatal de St. Luis IX y la comisión del cristiano para el servicio militar

Como vemos, el ayuno físico no es un fin en sí mismo sino un medio para que, sometiendo el cuerpo en beneficio del espíritu logremos, de acuerdo con Santo Tomás: reprimir las concupiscencias de la carne favorecerciendo la pureza, elevar el espíritu a las cosas sublimes y reparar nuestros pecados. 

Varios de esos pecados que, nuestro mundo actual promueve en abierta rebelión contra la ley divina, Cristo nos advierte que sólo pueden se vencidos por medio de la oración y el ayuno. 

Aprovechemos esta cuaresma para retomar con humildad la práctica del ayuno a fin para fortalecer nuestra voluntad, alumbrar nuestro entendimiento y, sobre todo, acrecentar nuestra caridad. Esa caridad cristiana que nuestro mundo roto y enfermo, tanto necesita. 

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

El editor recomienda

Hija de Cortés
Escrito por

Angélica Barragán Abascal (Daughter of Cortes - Hija de Cortes) es esposa y madre mexicana residente en Estados Unidos.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Podcast

Imaginamos un mundo sin infierno y sin cielo. Un mundo que dejó de diferenciar el bien del mal y acabó difundiendo el vicio y...

Entrevistas

LEER EN PDF Entrevista al organizador del Rosario de Hombres de Sevilla: «España es Tierra de María, y, dentro de ella, Sevilla, es el...

Religión

LEER EN PDF El cardenal Raymond Burke, que se ha caracterizado siempre por ser claro en sus manifestaciones se ha dejado de medias tintas,...

Actualidad

Fallece el historiador navarro Tarsicio de Azcona a los 98 años.

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box