Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Cultura

«La república de Azaña». El hombre que que amo pocas cosas, y odio a la mayoría del género humano

«Para nosotros la República es un instrumento de guerra»

image_pdfLEER EN PDF

Ciudadela Libros he tenido la feliz iniciativa de reeditar «La república de Azaña» de Juan Carlos Girauta. El título de la obra que hoy presentamos no es una simple hipérbole, sino una realidad, pues Azaña no solo es la personalidad que encarna la triste historia de la II República española, sino que la propia odiosa y sanguinaria República se construyó a imagen y semejanza de este alcalaíno que amo pocas cosas, y odio a la mayoría del género humano.

Tal y como refiere Girauta «el régimen republicano se parecía a Azaña, a la persona de Azaña», y precisamente ese parecido hace especialmente odioso el blanqueo de su figura por parte de la derecha liberal y anticristiana que representa el Partido Popular (cabe recordar que en numerosas ocasiones Jose Maria Aznar se refirió a Manuel Azaña de manera injustamente laudatoria).

Girauta acierta al presentarnos a un Azaña frívolo, insensible, soberbio, frustrado, y contradictorio, que llego a afirmar que «la República es un instrumento de guerra», y precisamente ya desde 1930 se empeñó en que el régimen nacido ilegalmente de las elecciones del 14 de abril de 1931 fuera no solo un instrumento de guerra, sino un instrumento de destrucción masiva, de exterminio de los españoles que no cabían en la España que el imaginaba (muy diferente a la España real), de aniquilación de nuestra historia, y de destrucción de nuestro patrimonio cultural. Si bien es cierto que como todo revolucionario se arrepintió de su obra, al proclamar aquello de paz, piedad y perdón, no es menos cierto que su arrepentimiento fue tardío e inútil, pues el mal ya estaba hecho, y la sangre de las víctimas inocentes ya había sido derramada.

Azaña es una de esas figuras que es necesario estudiar para comprender como el odio de algunas personalidades es capaz de contagiar a todos los que les rodean, como una vez provocado el incendio es imposible que el propio pirómano sea el responsable de extinguirlo.

Girauta en un libro de muy amena lectura nos va guiando por la vida de Azaña, que es tanto como decir por la vida de la República, desde su origen hasta su caída. Con respecto al nacimiento de la II República es necesario destacar que la instauración de la misma no se debe tanto a la audacia de los republicanos como la cobardía de los liberales, pues efectivamente, la monarquía liberal jamás contó con defensores, ni en época de Isabel (II) que fue expulsada de España sin que una sola espada se levantara en su defensa, ni en época de su nieto Alfonso (XIII), pues la España liberal jamás conto con la adhesión del pueblo español, teniendo que recurrir, cuando podía, al ejército apoyado por las oligarquías liberales. El gran fracaso de la República, como el de Azaña, fue hacer tabla rasa de la historia de España y de los verdaderos sentimientos del pueblo español, queriendo eliminar del régimen político y social a más de la mitad del pueblo español; a la sazón don Manuel dijo aquello  de que «ninguna obra podemos fundar en las tradiciones españolas, sino en las categorías universales humanas», y con estas ideas deliberadamente se buscó provocar la destrucción de la sociedad española para instaurar un régimen odioso.

Que el objetivo de Azaña era la destrucción queda bastante claro al leer el discurso pronunciado el 20 de noviembre de 1930 en el Ateneo de Madrid en que con todo descaro llegó a afirmar que concebía la función de la inteligencia «en el orden político y social como empresa demoledora», y en esa demolición se empeñó abyectamente proclamando primero una república que no tenía refrende democrático (las elecciones de abril del 31 eran municipales), propiciando una legislación totalitaria (con la ley de Defensa de la República), no reconociendo los resultados electorales (las derechas ganaron limpiamente en las elecciones del 33), propiciando todo tipo de amaños electorales para volver al poder (las elecciones de febrero del 36 fueron un gran fraude), y colaborando activamente en el aumento de la presión social y política que llevaron al estallido de la guerra civil.

La memoria histórica se empeña en vendernos la República como un régimen democrático y bondadoso donde por primera vez todas las sensibilidades políticas tenían cabida, sin embargo la realidad es que Azaña, por activa o por pasiva, propicio una gran violencia anticatólica permitiendo ya desde 1931 todo tipo de tropelías, asesinatos políticos, sacrílegos incendios, y persecuciones insensatas e injustas.  Que la única responsabilidad de los crímenes, persecuciones y represalias políticas que se desarrollaron en la España republicana desde 1931 a 1939 es de los propios republicanos bien a las claras lo dejo dicho Azaña en el discurso que el 17 de julio de 1932 dicto en un banquete de Acción Republicana donde llegó a afirmar que «para nosotros la República es un instrumento de guerra y de ahora en adelante ya no podemos echar la culpa al Rey de nada de lo que pase en España; ya no podemos echar la culpa a ningún poder extranjero. Tenedlo presente: ya no hay ninguna otra causa que no sea la de nuestro propio arbitrio, nuestro entendimiento y nuestra voluntad […] Miradlo bien, republicanos, que el día de nuestro fracaso no tendremos a mano el fácil recurso de echar la culpa a nuestro vecino. No; si la República española se hunde, nuestra será la culpa. Si no sabemos gobernar la culpa será nuestra. No hay ya a quien echar el fardo de la responsabilidad. Ved que la libertad trae consigo esta tremenda consecuencia».

  • Datos del libro:
  • Título: La República de Azaña
  • Autor: Juan Carlos Girauta
  • Editorial: Ciudadela
  • Páginas: 272
  • ISBN: 978-84-15436-52-2
  • PVP: 19,90 €
  • Comprar: Pulse aquí
Puede leer:  ¡Creer o morir! Historia políticamente incorrecta de la Revolución Francesa

Sinopsis de la editorial:

En estas páginas, Juan Carlos Girauta, célebre columnista, exdiputado del Parlamento Europeo y del Congreso de los Diputados de España, nos hace un retrato de Manuel Azaña, figura emblemática de la Segunda República.

El último presidente republicano fue un ser contradictorio y poliédrico. A lo largo del recorrido por el régimen encabezado por el alcalaíno descubrimos a los diferentes Azañas: «el don Manuel íntimo, el institucional, el escritor y el personaje literario» que se unen en el único personaje histórico.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

En este sugerente ensayo, el autor se atreve a plantear una tesis interesante y arriesgada: que «el régimen republicano se parecía a Azaña, a la persona de Azaña. (…) Los defectos y las virtudes de don Manuel se habían contagiado de manera sorprendente a la Segunda República, en su miseria y en su grandeza».

Juan Carlos Girauta nació en Barcelona en 1961, donde estudió la carrera de Derecho y el MBA de ESADE. En la actualidad es abogado y columnista del diario ABC. Ha sido miembro del Parlamento Europeo y diputado a Cortes. Es autor de ensayos como La eclosión liberal y La verdadera historia del PSOE, de novelas como El desorden y de múltiples relatos cortos.

COMPRAR EL LIBRO PULSE AQUÍ

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Redaccion
Escrito por

TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Actualidad

LEER EN PDF El sábado 21 de mayo, la Asociación Cultural Conde Pedro Ansúrez de Valladolid conmemoró el nacimiento del Rey Felipe II en...

Cultura

LEER EN PDF Ya está a vuestra disposición el nuevo número de la revista «Reino de Valencia», correspondiente a los meses de mayo y...

Cultura

LEER EN PDF Hasta el 6 de junio estará abierta la exposición de Daniel Garbade en la Galería Pedro Esquerré del Centro Provincial de...

Historia

LEER EN PDF El editor recomienda Así nació el feudalismo VÍDEO: Brindis a la virtud de la piedad cena homenaje a Mons. Schneider, por...

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box