Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Actualidad

La redada del FBI en la casa de Trump marca el fin de la libertad estadounidense

El remedio, sin embargo, no consiste en volver al “American Way” o “a los principios de los Padres Fundadores”, porque siempre fueron, desde el principio, diseñados para permitir que una oligarquía dominará las cosas política y socialmente.

Imagen Pixabay

Por John Rao 

El allanamiento del FBI a la residencia del expresidente Trump es la señal y culminación del dominio de una oligarquía (política, financiera, mediática, etc.) que ha subvertido el orden natural y jurídico. El remedio, sin embargo, no consiste en volver al “American Way” o “a los principios de los Padres Fundadores”, porque siempre fueron, desde el principio, diseñados para permitir que una oligarquía dominará las cosas política y socialmente.

Aunque he pasado toda mi carrera prediciendo el colapso del sistema político estadounidense, debo admitir que nunca soñé que su desaparición se produciría durante mi propia vida. Sin embargo, los acontecimientos de los últimos dos años, coronados el 8 de agosto con la abierta declaración de guerra a la libertad política y a la justicia igualitaria ante la ley que representa el asalto a Mar-a-Lago, me han hecho evidente que el réquiem por ahora se puede cantar con seguridad el orden constitucional estadounidense. El asalto a Mar-a-Lago me dice que la oligarquía está lista para imponer el Triunfo de su Voluntad con todos los medios a su alcance.

El allanamiento de la casa del presidente Trump, que se afirmó necesario para asegurar los documentos a los que el FBI ya tenía acceso total, fue la última indicación de cuán confiada se ha vuelto la oligarquía política, financiera, tecnológica, sanitaria y mediática que domina arrogantemente la nación. Esa oligarquía desprecia absolutamente todo lo relacionado con la creación, interpretación y administración de las leyes del país, así como con los deseos y el bienestar del pueblo de los Estados Unidos en su conjunto. Esto no es una sorpresa, dado que su membresía es de carácter internacional, con sus sesiones parlamentarias celebradas anualmente no en Washington, sino en Davos, con la asistencia de representantes de cada uno de sus elementos constituyentes. La justicia y la libertad son ahora simplemente lo que esta oligarquía global quiere que sean, y todas las instituciones estadounidenses, tanto privadas como gubernamentales, han sido movilizadas y politizadas por ella para asegurar sus objetivos internacionales.

En consecuencia, la justicia estadounidense significa una cosa para Joe y Hunter Biden en sus negocios corruptos con China y Ucrania y otra para las pequeñas empresas devastadas por los bloqueos y los requisitos de vacunación exigidos por los secuaces médicos de la oligarquía. Significa que los delincuentes armados pueden causar estragos en las ciudades con la bendición de los alcaldes demócratas y los fiscales respaldados por George Soros que condenan el trabajo de la policía, junto con el derecho de los ciudadanos respetuosos de la ley a defenderse de la violencia. Significa que los defensores de la vida, los jueces de la Corte Suprema que toman decisiones que parecen favorecerlos, los padres que desean proteger a sus hijos de los programas educativos diseñados para pervertir a los jóvenes desde una edad temprana y los posibles planes de Public Enemy Number One para postularse para presidente en 2024 deben bloquearse con las herramientas sucias que se requieran.

La libertad para los oligarcas implica el derecho a perpetrar sin trabas cuantas falsedades ayuden a su causa, por absurdas que sean; la libertad para el resto de la población significa la aceptación ciega de tal propaganda y mantener la boca cerrada sobre la colusión de todos los diferentes elementos de la élite global que los perpetra. Liberty exige que las quejas públicas de los siervos sean respondidas con una acción resuelta por parte de la Gestapo, una vez conocida como el FBI, que debe invadir sus hogares y encerrarlos en confinamiento solitario en prisión como se hizo con varios de los manifestantes del 6 de enero. Si la desobediencia de las masas inquietas continúa, su propio bienestar requeriría que la oligarquía vuelva a presionar a grupos como Black Lives Matter para que entren en acción para iniciar otra ronda de Nights of the Long Knives. Y la causa misma de la Democracia tendría que ser defendida por la injerencia tecnocrática y popular con potencial venganza electoral; es decir, a través de la manipulación de la maquinaria de votación y la protesta de la mafia armada de cualquier resultado contrario que, lamentablemente, pueda surgir. El sistema de pesos y contrapesos y de justicia igualitaria ante la ley está totalmente quebrantado.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

En fin, y para repetirme, el asalto a Mar-a-Lago me dice que la oligarquía está dispuesta a imponer el Triunfo de su Voluntad con todos los medios a su alcance, que el sistema de pesos y contrapesos y la justicia igualitaria ante la ley está totalmente rota, y que hay que cantar el réquiem por el orden constitucional. Espero y rezo por equivocarme, porque no quiero vivir en el país formándose bajo la bota de esta fuerza corrupta, ideológica y criminalmente vil. Espero y rezo para que una reacción electoral se manifieste con éxito en noviembre, y que una reacción en las calles asegure si los resultados vuelven a distorsionarse como en 2020. 

Puede leer:  PODCAST: "Una luz de esperanza" a raíz de la sentencia de la Corte Suprema de E.E.U.U.

Pero incluso si esto ocurriera, quedaría otro problema aún más crucial que la nación tendría que resolver. Para «reconstruir mejor» de la única manera que puede asegurar el bien común y la verdadera dignidad de la persona humana individual, todo el mito del «estilo americano» como «la última y mejor esperanza de la humanidad» tendría que ser destruido, expuesto por la mentira sofística intrínsecamente autodestructiva que ha sido desde su mismo nacimiento. Porque a menos que se reconozca a esta bestia por el peligroso fraude que es, la fachada exterior del ya muerto sistema político estadounidense, como las cortes del último de los emperadores romanos occidentales, se mantendrá artificialmente viva, permitiendo la opresión continua de un población que en gran medida todavía se niega a reconocer quién la gobierna, cómo llega a hacerlo y con qué finalidad última gobierna injustamente. Y dado que ese mito ha sido propagandizado en todo el mundo, especialmente desde el final de la Segunda Guerra Mundial, su supervivencia seguirá teniendo desafortunadas consecuencias en todo el mundo.

No hay forma de que pueda detallar aquí todas las razones por las que el mito de la gloria del estilo americano condenó al sistema desde su mismo nacimiento. Baste decir aquí que la Revolución Estadounidense, la Constitución Estadounidense y el Estilo Estadounidense, todos moldeados por el Movimiento Whig de los siglos XVII y XVIII, cuyas metas fueron mejor expresadas por John Locke, el fundador del Liberalismo, siempre fueron , desde el principio, diseñado para permitir que una oligarquía domine las cosas política y socialmente. La élite global oprime no solo a los Estados Unidos sino también a todo el mundo occidental, en nombre de la libertad y la dignidad de todos.

Bajo el lema de proteger la libertad y la dignidad personales, lo que el liberalismo angloamericano hizo en realidad fue liberar al individuo de las obstrucciones a su voluntad ofrecidas por las autoridades clásicas y católicas tradicionales, legítimas y orientadas al bien común del Estado y la Iglesia, y afirmar que cualquier esfuerzo por restaurarlos sería un asalto a la libertad en general.

Esto siempre ha implicado una invitación abierta a los individuos más fuertes a dominar la sociedad «en nombre de la libertad de todos» sin que ninguna fuerza política y moral sólida, abierta, natural y sobrenatural pueda oponerse a ellos.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Las combinaciones oligárquicas de estos hombres fuertes han cambiado con el transcurso del tiempo y ahora han llevado a la victoria de la élite global que oprime no sólo a los Estados Unidos sino también a todo el mundo occidental, en nombre de la libertad y la dignidad de todos. El presidente Trump y sus partidarios saben que esta afirmación es un fraude total. Pero si creen que un retorno “a los principios de los Padres Fundadores”, que son Whig, Lockeanos y Liberales, curará este mal, están tristemente equivocados. Sólo el retorno a un Estado fundado en la Razón Socrática y la Verdad Católica podrá aplacar los estragos provocados por pretender fundar el orden político y social en el desencadenamiento de la voluntad del individuo corrompido por el Pecado Original. A menos que Cristo sea el Rey, la Gestapo siempre estará esperando fuera de Mar-a-Lago. 

John C. Rao (D.Phil., Oxford) es el presidente del Foro Romano. Publicado originalmente en https://newdailycompass.com/

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Foto del avatar
Escrito por

Selección de noticias en otros medios.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Videos

El editor recomienda VÍDEO: La Reforma-Capítulo 1: Un mundo católico VÍDEO: "Ser contrarrevolucionarios es estar con nosotros". Pedro Fernández Barbadillo VÍDEO: El porqué de...

Actualidad

Los globalistas ven a la humanidad como ganado (o ovejas) para ser explotados durante el tiempo que sea necesario, y luego sacrificados como rebaños...

Opinión

Valentina Orte En su viaje a la Asamblea General de la ONU, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, decía que era para reunirse con...

Videos

Nos visitan el profesor Javier Barraycoa y el Reverendo Gómez Mir para presentarnos una nueva edición del libro “el Liberalismo es pecado” escrito por...

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.