Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Cultura

Stefan Zweig: Los creadores & El misterio de la creación artística (Ediciones Ulises)

Siempre es un placer leer a Stefan Zweig; ya sean sus narraciones, sus biografías o sus ensayos, el arte literario, la sensibilidad, la profunda cultura y el compromiso ético del autor vienés constituyen siempre un antídoto contra el aburrimiento y contra la mediocridad que nos rodea. Afortunadamente, todavía es posible encontrar algunos textos dispersos que se nos presentan casi como novedades, como estos dos volúmenes recién publicados por Ediciones Ulises, Los Creadores y El misterio de la creación artística, recopilaciones de ocho y seis ensayos breves, respectivamente.

Estos dos títulos contienen los ensayos incluidos en Los Creadores (Buenos Aires, Editorial Tor, 1942) y otros textos traducidos por Alfredo Cahn (1902-1975), personaje al que merece la pena dedicar un pequeño comentario. Cahn, que nació en Zürich en 1902, comenzó a los dieciséis años a escribir una novela que llegó a las manos de Zweig, por entonces en la ciudad para el estreno de Jeremías. Allí el joven Cahn pudo compartir mesa con Mann, Hesse y Romain Rolland, e inició una amistad epistolar con Zweig que duraría toda la vida del vienés. Cahn se trasladó a Barcelona en 1921 donde conoció a la mujer con la que se casaría en Buenos Aires en 1924, ciudad donde inició sus actividad como periodista y traductor en diversos medios. Pudo reunirse en Buenos Aires con Zweig en su viaje de 1936 y organizar un segundo viaje y acompañarlo en la gira por Argentina de 1940. Alfredo Cahn fue el traductor principal —casi cuarenta textos— y representante comercial exclusivo de Zweig en Sudamérica.

Estos volúmenes que comentaré conjuntamente contienen conferencias, semblanzas biográficas, reseñas de libros y artículos que pertenecen a los últimos años de vida del escritor. Sus temas y protagonistas son muy variados, hecho que contribuye a su interés y disfrute. La inminente o la ya iniciada guerra en Europa impregna muchos de los ensayos aquí reunidos, con continuas referencias a la guerra del 14 y a la incredulidad que le produce comprobar que las naciones abandonan el pacifismo que parecía arraigado después de la Gran Guerra.

El amor a la lectura acompañó a Zweig toda su vida, lo que se reflejó en la escritura de numerosas recensiones de títulos de muchos autores, tanto clásicos como modernos. Zweig fue un lector que no se limitaba a disfrutar y aprender con la literatura, sino que sentía la necesidad de transmitir esa pasión a los demás. Encontramos en 1914 y hoy la reseña de la última parte de Les Thibault de Roger Martin du Gard, ambientada al comienzo de la Primera Guerra Mundial. En Franziska Nietzsche comenta la edición de las cartas privadas de la madre del filósofo cuando éste era cuidado, ya muy enfermo y totalmente dependiente, por Franziska (yo no conocía estas cartas, realmente dramáticas).

De todos los misterios del mundo, ninguno es más profundo que el de la creación. Nuestro espíritu humano es capaz de comprender cualquier desarrollo o transformación de la materia. Pero cada vez que surge algo que antes no había existido —cuando nace un niño o, de la noche a la mañana, germina una plantita entre grumos de tierra— nos vence la sensación de haber acontecido algo sobrenatural, de haber estado obrando una fuerza sobrehumana, divina. Y nuestro respeto llega a un máximo, casi diría se torna religioso, cuando aquello que aparece de repente nos es cosa perecedera, cuando no se desvanece como una flor, ni fallece como el hombre, sino que tiene —la fuerza para sobrevivir nuestra época propia y todos los tiempos por venir la fuerza de durar eternamente, como el cielo, la tierra y el mar, el sol, la luna y las estrellas, que no son creaciones del hombre sino de Dios.

A veces nos es dado asistir a ese milagro, y nos es dado en una esfera sola: en la del arte. Les consta a todos ustedes que año tras año se escriben y publican diez mil, veinte mil, cincuenta mil libros, se pintan cientos de miles de cuadros y se componen cientos de miles de compases de música. Pero esa producción inmensa de libros, cuadros y música no nos impresiona mayormente. Nos resulta tan natural el que los autores escriban libros, como el que luego los impresores los impriman, los encuadernadores los encuadernen, y los libreros por último los vendan. Es este un proceso de producción regular como el hornear pan, el hacer zapatos y el tejer medias. El milagro solo comienza para nosotros cuando un libro único entre esos diez mil, cincuenta mil, cien mil, cuando uno solo de esos cuadros incontables sobrevive, gracias a su entelequia, a nuestro tiempo y a muchos tiempos más. En este caso, y solo en este, nos apercibimos, llenos de veneración, de que el milagro de la creación vuelve a cumplirse aun en nuestro mundo.

Es esta una idea subyugante. He aquí un hombre o una mujer. Tienen el mismo aspecto que cualquier otro, duermen en camas como las nuestras, comen junto a mesas, van vestidos como nosotros. Le encontramos en la calle; acaso frecuentábamos el mismo colegio que él, y hasta puede darse el caso de que hayamos sido compañeros de banco; exteriormente, ese hombre no se distingue en nada de nosotros. […] («El misterio de la creación artística»)

Zweig siempre se muestra como un consumado maestro de la miniatura. Estos volúmenes incluyen las semblanzas de los escritores Hofmannsthal, Byron, Proust y Tolstoi (en su faceta de reformador social y religioso), así como de la desconocida Beatrice Cenci, decapitada en Roma en 1599 acusada de parricidio, y del curioso caso de Philippe Daudet (hijo de León Daudet), que se suicidó a los 14 años después de vivir cinco días bajo el alias de Pierre Bonchamps.

Los textos más largos, y quizás más importantes, son dos conferencias americanas: El misterio de la creación artística fue leída en Buenos Aires en 1938 y recogida en Tiempo y mundo. Impresiones y ensayos (1904-1940). Trata de indagar sobre naturaleza del acto creativo de los grandes escritores y artistas —lamentablemente, no se muestra él mismo como objeto de estudio— y llega a la conclusión de que «la creación artística es un acto sobrenatural en una esfera espiritual que se sustrae a toda observación». La unidad espiritual del mundo, conferencia pronunciada en agosto de 1936 en Río de Janeiro, es la historia del intento de unificación europeo, siempre frustrado por las guerras intestinas, religiosas o nacionalistas. Zweig cree que Europa nunca podrá ya liderar el progreso de Occidente y que esa responsabilidad corresponderá a las Américas.

Cambiando radicalmente de tema, en Jardines de 1939 señala Zweig la diferencia vivida por él en el inicio de las dos guerras mundiales, entusiasmo en la primera en Viena y resignación en la segunda cuando vivía en Londres. Para Zwieg el origen de la flema inglesa es que los británicos sienten pasión por sus jardines, aunque sean minúsculos. Puede parecer una idea peregrina pero no lo es tanto: esos momentos diarios de soledad y concentración en el cuidado del jardín necesariamente imprimen un carácter serio y calmoso. También comenta en El pescador junto al Sena que en su juventud no podía creer que mientras decapitaban a Luis XVI en el París revolucionario hubiera humildes pescadores en el Sena indiferentes a esos acontecimientos. Con el paso de los años llega a comprender ese desinterés personal ante los grandes movimientos históricos.

Resulta asombroso que durante décadas Stefan Zweig fuera considerado poco más que un escritor popular y de poca entidad. Escribe Zweig en uno de estos ensayos: «La historia, aunque parezca proceder con insensatez, es encarnizadamente justa al final: aparta lo artificial de lo verdadero, deja secarse despiadadamente hasta los sentimientos más ampulosos, y conserva para la vida solamente lo vivo». Sin duda, esta reflexión podría aplicarse a su propia obra, que se conserva plenamente viva entre tanta escritura zombi moderna.

Sólo me resta señalar que ningún libro, ninguna página de Stefan Zweig, por circunstancial que sea, decepciona a sus lectores. Tampoco estos dos breves libros rescatados por Ediciones Ulises, que además esconden algunas joyas poco conocidas del escritor austríaco.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Puntuación: 4 (de 5)
Ediciones Ulises (2022)
Colección: Literatura Universal, 21 y 22
Traducción: Alfredo Cahn
144 págs. + 144 págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: Los creadores

Ver y Comprar este libro en Amazon: El misterio de la creación artística

STEFAN ZWEIG nació en Viena, en 1881, en el seno de una familia pudiente. Ello le permitió consagrarse desde muy joven con entera libertad a las letras, satisfaciendo asimismo su otra gran pasión: los viajes. Después de dos libros de versos publicó un drama, Jeremías, cuyo estreno fue prohibido en Alemania, durante la Primera Guerra Mundial, representándose después en Zurich. Zweig se trasladó a Salzburgo y allí comenzó a especializarse en el género que había de otorgarle una tan extensa celebridad mundial: las biografías de grandes hombres. Aparecen así sus famosas trilogías: Tres maestrosTres poetas: su vida y La lucha contra el demonio, su magistral biografía de Fouché, sus novelas AmokVeinticuatro horas en la vida de una mujer, etcétera. Estrena con gran éxito una adaptación del Volpone de Ben Jonson. Establecido en Londres durante tres años, continuó viajando y aumentando su producción incesantemente. Después se instaló en Brasil, en Petrópolis, donde se suicidó a comienzos de 1942, causando una general consternación. 

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Escrito por

José Luis es el administrador del sitio web https://librosdecibola.wordpress.com/ que difunde la gran literatura (preferentemente cuento y ensayo), con especial atención a autores españoles e hispanoamericanos.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Cultura

El liberalismo y la izquierda tienen la «afición» de construir su historia a base de mitos, leyendas y mentiras, sin embargo, los movimientos contrarrevolucionarios...

Cultura

«Et cum eis Xpni die noctuque bella iniunt et cotidie confligunt, dum predestinatio usque diuina dehinc eos expelli crudeliter iubeat [Y con ellos (los sarracenos)...

Cultura

Dos psicoanalistas de reconocido prestigio alertan sobre los excesos del “transgenerismo” entre los menores

Carlismo

José Borges. El general carlista que luchó por la independencia del sur de Italia En este nuevo trabajo histórico, Manuel Martorell narra con todo...

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.