Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Historia

Algunas cosas que los comunistas parecen desconocer sobre el triángulo rojo invertido

Muchos católicos y anticomunistas polacos fueron etiquetados con ese signo.

Witold Pilecki, héroe polaco que luchó contra los nazis (Foto coloreada por Marina Amaral)

Entre los comunistas, sobre todo en las redes sociales, se ha puesto de moda un símbolo surgido de los campos de concentración creados por el régimen nacional-socialista: el triángulo rojo invertido.

Una etiqueta que se impuso a los presos políticos, muchos de ellos católicos

Además de lucirlo en perfiles de Twitter, algunos comunistas llevan el triángulo rojo en formato pin en su ropa. La web del Partido Comunista de España (PCE) vende estas insignias en su tienda virtual. En ella explican así el significado de este símbolo: «Triangulo rojo en homenaje a la resistencia antifacista europea ya que en los campos de exterminio nazis se marcaba a los prisioneros de la izquierda comunista y socialista con un triangulo rojo de tela». La definición del PCE es inexacta.

Este sistema para etiquetar a los prisioneros de los campos de concentración nazis fue introducido en 1936. El triángulo rojo (rot winkel, en alemán) se creó a finales de 1937 para identificar a los «politische gefangene» (presos políticos) en general, no sólo a comunistas y socialistas. En el cartel de la derecha, publicado por las SS ya en la Segunda Guerra Mundial, vemos que sobre la columna de los triángulos rojos aparece la palabra «Politisch» (político). El término fue usado por los nazis en un sentido muy amplio, aplicándose a liberales, comunistas, socialistas, sindicalistas, masones, anarquistas, sacerdotes, religiosos e incluso católicos en general y también ciertos grupos étnicos considerados inferiores por los nazis. Por ejemplo, en Auschwitz la mayor parte de esos prisioneros políticos marcados con un triángulo rojo eran polacos no judíos, en su amplia mayoría católicos.

Witold Pilecki, héroe polaco que luchó contra los nazis y cuyas fotos como prisionero de Auschwitz encabezan esta entrada, en una imagen tomada el 3 de marzo de 1948 ante el tribunal militar que le condenó a muerte en la dictadura comunista instaurada por Stalin en Polonia. Fue ejecutado el 25 de mayo de 1948.

Un anticomunista polaco que llevó ese símbolo y fue ejecutado por los comunistas

Precisamente, la imagen que encabeza esta entrada es de un famoso prisionero político de Auschwitz, y no era comunista ni socialista. Su nombre era Witold Pilecki, oficial de la resistencia polaca, anticomunista y ejecutado por los comunistas en 1948. Fue, de hecho, la única persona que entró voluntariamente en Auschwitz, donde se infiltró para investigar e informar sobre lo que allí ocurría. Fue internado Auschwitz el 21 de septiembre de 1940, cuando la URSS aún seguía manteniendo relaciones amistosas con la Alemania de Hitler. De hecho, antes de la Operación Barbarroja en junio de 1941, el NKVD soviético entregó a la Gestapo nazi a unos 4.000 judíos y comunistas alemanes que habían huido a la URSS. La misma URSS a la que hace propaganda esa tienda del PCE con prendas que lucen las siglas y el emblema de esa dictadura comunista, en la que también fueron asesinadas millones de personas por motivos políticos.

San Maximiliano Kolbe, religioso católico polaco y anticomunista, asesinado en Auschwitz el 4 de agosto de 1941.

El triángulo rojo etiquetó a clérigos y religiosos, en su mayoría católicos

Otro famoso preso político de Auschwitz que lució el triángulo rojo fue el fraile católico polaco San Maximiliano Kolbe, también anticomunista. Fue enviado a ese campo de concentración el 28 de mayo de 1941, cuando todavía la URSS seguía enviando materias primas a la Alemania nazi. Como vemos sobre estas líneas, a Kolbe se le suele representar con el triángulo rojo y la letra «P» que identificaba a los presos políticos polacos. Ese mismo símbolo con esa letra fue el que lució otro mártir católico de Auschwitz, el sacerdote polaco Franciszek Staszałek, párroco de Tęgobórz y prisionero 27402, asesinado en ese campo de concentración el 18 de mayo de 1942.

El sacerdote católico polaco Franciszek Staszałek, asesinado en Auschwitz el 18 de mayo de 1942

Otro marcado con el triángulo rojo con la letra P fue el sacerdote católico polaco Antoni Kwarta, natural de Boreczek y enviado a Auschwitz el 14 de abril de 1942 y clasificado como prisionero 29610, que consiguió sobrevivir al Holocausto. La persecución nazi contra el clero católico compitió en dureza con la perpetrada por los comunistas en la URSS. Para que nos hagamos una idea, de los 14.000 sacerdotes que había en Polonia en 1939, 1.811 fueron asesinados por los nazis. La Iglesia Católica ya ha declarado mártires a 108 de ellos. En el campo de concentración de Dachau hubo 2.720 clérigos recluidos, 2.579 de ellos católicos. La mayoría de los clérigos eran polacos -un total de 1.780-, aunque también hubo 447 alemanes, 156 franceses, 109 checoslovacos y decenas de otras nacionalidades, incluido un sacerdote español. Cientos de sacerdotes fueron asesinados en Dachau, muchos de ellos en aberrantes experimentos médicos en los que fueron infectados con la malaria, como testificó tras la guerra uno de los supervivientes, el checo Friedrich Hoffman.

Puede leer:  COLOMBIA: Más escándalos sobre el Proceso de paz
El sacerdote católico polaco Antoni Kwarta, prisionero de Auschwitz que sobrevivió al Holocausto.

Entre los presos políticos etiquetados con el triángulo rojo también hubo religiosas. Fue el caso de la monja católica austriaca Maria Cecilia Autsch. Era una religiosa trinitaria cuyo nombre religioso era Ángela del Sagrado Corazón. Fue detenida por la Gestapo el 10 de agosto de 1940 por hacer un comentario en un mercado afirmando que «Hitler es un azote para Europa». Se la conoce como «El Ángel de Auschwitz» porque no dejó de velar por otros prisioneros, incluso a riesgo de su vida. Fue asesinada en Auschwitz el 23 de diciembre de 1944.

La monja católica alemana María Cecilia Autsch, asesinada en Auschwitz el 23 de diciembre de 1944.

El símbolo que lució una multitud de católicos polacos

Tal vez el mayor grupo de prisioneros etiquetado con el triángulo rojo fue el de los polacos no judíos, en su amplia mayoría católicos, y fuese cual fuese el motivo de su detención. Ya sólo en Auschwitz fueron unos 70.000. Entre ellos estaba la niña católica Czesława Kwoka, que a sus 14 años se convirtió en la prisionera número 26947 de Auschwitz. Nacida en el pueblo de Wolka Złojecka, en el condado de Zamość, el motivo de su envío a ese campo de concentración fue que los nazis deportaron a casi todos los habitantes polacos de esa comarca para poner en su lugar a colonos alemanes. Los ojos de terror de esta niña se han convertido en un retrato del sufrimiento que vivieron muchos niños en aquellos infernales campos. Czesława murió en Auschwitz el 12 de marzo de 1943. He venido denunciando desde este blog que comunistas españoles del Ayuntamiento de Madrid han ignorado año tras año a los católicos polacos en sus homenajes a las víctimas del Holocaustoa pesar de que 2,7 millones de católicos polacos fueron asesinados por los nazis.

La niña católica polaca Czesława Kwoka murió en Auschwitz el 12 de marzo de 1943.

El interesado olvido de los católicos polacos por parte de los comunistas

Tal vez uno de los motivos de ese ‘olvido’ sea que la Alemania nazi y la URSS invadieron conjuntamente Polonia en septiembre de 1939, previa firma de un pacto secreto entre las dictaduras de Hitler y Stalin para repartirse ese país y también Lituania, Letonia, Estonia y Finlandia. No debemos olvidar que las atrocidades nazis cometidas en Polonia fueron posibles gracias a la complicidad soviética con los alemanes en 1939, una complicidad que se extendió hasta la invasión alemana de la URSS, y que tuvo episodios como la colaboración entre la Gestapo y el NKVD, que llevaron a cabo varias reuniones que sirvieron, entre otras cosas, para actuar conjuntamente contra la resistencia polaca. Así mismo, sería injusto olvidar que el pacto entre Alemania y la URSS llevó a muchos partidos comunistas a justificar esa invasión. El PCE, que ahora vende triángulos rojos, justificó en 1940 la invasión nazi-soviética de Polonia, siguiendo los dictados emitidos por Moscú. Sólo unos años antes, la «Operación polaca» del NKVD soviético contra la minoría polaca en la URSS en 1937-1938 se había saldado con entre 50.000 y 60.000 fusiladosentre ellos muchos polacos comunistas que habían emigrado a la dictadura soviética pensando que sería un paraíso para ellos. Descubrieron, demasiado tarde, que el comunismo era tan asesino como el nazismo.

Este artículo se publicó originalmente en el magnífico blog https://www.outono.net/

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Foto del avatar
Escrito por

Contando Estrelas es un blog personal creado en 2004 y publicado desde España.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Opinión

Había un sistema de rehenes y persecución de la familia que aún se usa en China.

Opinión

Con ocasión de la entrega del  premio “Alumno Ilustre”, a varios egresados de la facultad de periodismo de la Complutense de Madrid, he visto...

Historia

Benedicto XIII y la disputa sobre los errores del Talmud En enero de 1414 el papa Luna era consciente de que había que abreviar...

Historia

«¿Fue asesinado el Papa Pío X?» Ese era el titular intrigante de la página 6 de la sección editorial de la edición del 2...

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.