Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Miscelánea

El portal cristiano solidaridad.net denuncia la esclavitud infantil.

Los niños esclavos esconden el sudor y la sangre de los esclavos del siglo XXI. Ellos aparecen en todos los sectores de la economía donde se considera al ser humano en sí mismo como un bien de consumo, que se puede usar y luego tirar


En el cacao de nuestros chocolates, en la fabricación de la ropa “low cost” de las tiendas de moda de nuestras ciudades, viviendo entre el humo de los basureros, arriesgado sus vidas como pescadores de perlas, trabajando en las minas para producir nuestros productos cosméticos o electrónicos, utilizados para ser niños soldado, niños bomba, niños callejeros,… Niños a los que se les ha robado la infancia, la educación. Niños sometidos, esclavizados, humillados.

Cuando se habla de crisis económica, nadie dice que esta crisis la pagarán los empobrecidos, y especialmente, los niños que serán eliminados antes de nacer o sometidos a más esclavitud.

Estamos ante un sistema económico internacional radicalmente injusto, organizado a la medida de las grandes compañías multinacionales, y un sistema financiero mundial que busca el máximo beneficio y no reparan en usar a los niños como mano de obra esclava. Todos los programas del FMI, del BM y de las instituciones financieras europeas están directamente orientados a favorecer esta estrategia multinacional que producen directamente esclavitud infantil.

Pero la esclavitud infantil es un crimen primordialmente político y sindical.
La esclavitud se sostiene gracias a un sistema político, a unos partidos y a unos organismos internacionales (ONU, UNICEF, OIT…) que avalan el estatus actual, legitimando las causas de esta situación.

Publicidad.

Todas las Reformas que está llevando a cabo Europa provocan más esclavitud y mayor crecimiento de la economía sumergida. Nos preguntamos qué ha sido de los 10.000 niños refugiados desaparecidos en su viaje a Europa desde Siria o Turquía, y denunciamos la barbarie de los niños y familias atrapados en campos en condiciones inhumanas…

PARO Y ESCLAVITUD INFANTIL TIENEN LAS MISMAS CAUSAS. Y POR TANTO SOLUCIONES COMUNES.

La esclavitud infantil es un problema moral y político, y sólo tiene solución desde estos dos terrenos: la moral y la política. Exigimos, por tanto, a sindicatos y partidos que denuncien y combatan las causas de la esclavitud infantil.

Solidaridad.net defiende el derecho de los niños a tener una escuela, una educación, una familia, que puedan jugar y ser personas, por eso exigen a los poderes políticos y económicos la ABOLICIÓN INMEDIATA Y URGENTE de la esclavitud infantil.

 

Publicidad.
Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

RAFAPAL: EL CARLISMO

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Publicidad

Tecnología

Adobe y Microsoft, apoyan el aborto donando a la empresa Planned Parenthood buena parte de sus millones de dólares.

Religión

Durante la Edad Media, la fuerza de San José estuvo al lado de los monjes, dándoles ánimo y sabiduría para construir una nueva Civilización...

Videos

El P. Santiago Martín es claro al denunciar las posturas revolucionarias en la iglesia alemana.

Religión

Falso o falsa es lo contrario a la verdad, algo que no se sostiene en absoluto, a pesar de que se ve, suena, se...

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.