Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

España no necesita políticos con sueldazos y si más ayudas al ciudadano español

La partitocracia debe terminar junto con el parlamentarismo liberal y su democracia inorgánica que deberían ser abolidos en este país para no volver jamás.

Lo vuelvo a decir: cada año el Estado recauda más dinero, sin embargo no se reparte equitativamente, ni se invierte bien ese dinero que nos exigen.

Y es que la nación cada momento que pasa es mas pobre y las diferencias entre ricos y pobres vuelve a ser astronómica desgraciadamente. Pues, entre otras cosas, nuestro dinero va destinado a fabulosos sueldos y luego jubilaciones de la mayoría de nuestros políticos, sin olvidarnos de pagos de muchas de sus corruptelas en lugar de ir la mayoría de ese dinero a ayudas al ciudadano. Luego las comunidades autónomas que nos cuestan nada menos que la friolera de 100.000 millones de euros al año (ahí es nada) e incluso para ayudas para los inmigrantes, no al nacional, que debe ser siempre la principal prioridad de un gobierno que se llama español. No olvidemos tampoco que va destinado (posiblemente otra gran parte) también al ‘cráter’ de la deuda contraída con la banca internacional.

Yo no concibo que los ahorros de todos los españoles se utilicen para especular con ellos las élites financieras mundiales, encima invirtiéndolo en programas atroces de ingeniería social, anestesiando y aborregando con el a la sociedad. Por eso creo que se debería nacionalizar la banca para que el Estado, con su democracia orgánica bien asentada dentro de el, controle su economía pues si no controla su economía directamente no controla su política ni apenas casi nada del país.

También he dicho otras veces que España no necesita una partitocracia liberal lo que necesita es acabar con ese sistema para ser sustituido por una verdadera democracia orgánica. También necesitamos una reducción drástica de políticos, una supresión del Senado (junto con cualquier órgano de gobierno innecesario) y un Estado asentado en los preceptos cristianos.

Publicidad.

Resumiendo. El Estado no es un negocio particular para exprimir al ciudadano y vivir a costa de el, está para satisfacer las necesidades de la sociedad, si los gobiernos no están cumpliendo ese cometido y simplemente es un negocio para cuatro, entonces están traicionando a su propio pueblo y por supuesto la idea de gobierno. En fin, entre otras cosas, la partitocracia debe terminar junto con el parlamentarismo liberal y su democracia inorgánica que deberían ser abolidos en este país para no volver jamás.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Podcast

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Rafapal: El carlismo

Opinión

La sociedad está ''apesebrada'' con el resultado visible actualmente de ser en su mayoría personas autocomplacientes e incluso apáticas, es decir, personas listas para...

Opinión

La victoria sobre un pueblo no consiste tanto en destruirlo físicamente, sino en quitarle la voluntad de perseverar en la lucha.

Opinión

Nos duelen las más de 80.000 vidas segadas este año en el vientre de sus madres y las vidas de niños y niñas segadas...

Opinión

Si un país no funciona en lo más elemental, es imposible que funcione a ninguna escala.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.