Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

El movimiento ecologista no ama a la naturaleza, pero si odia a la humanidad

La joven activista sueca Greta Thunberg ha demostrado con sus palabras y con sus gestos que el movimiento ecologista no surge como un movimiento defensor de la naturaleza, sino como un mecanismo de control totalitario que odia profundamente al ser humano.

Se ha hecho viral en la redes la riña a los políticos protagonizada por  la joven activista Greta Thunberg .

La joven activista sueca Greta Thunberg ha demostrado con sus palabras y con sus gestos que el movimiento ecologista no surge como un movimiento defensor de la naturaleza, sino como un mecanismo de control totalitario que odia profundamente al ser humano.

La joven declaró este lunes en la Cumbre sobre Acción Climática que los líderes mundiales han de actuar de forma enérgica ante el cambio climático y aseguró que les están fallando a los jóvenes, quienes no piensan perdonarles, pero lo importante no es su mensaje, sino la forma de trasmitirlo. Resulta suficiente ver su intervención para comprobar como es el odio, y no el amor, el que anima a la joven activista y a todo su movimiento.

Publicidad.

Algunos han calificado su intervención como “apasionado y emotivo”, y sin embargo su discurso ante los asistentes al evento es sumamente preocupante, por cuanto supone la escenificación de un nuevo movimiento de odio, que se suma al movimiento feminista como instrumento para acabar con las libertades individuales.

Nosotros siempre estaremos en la defensa de una ecologismo sano, en la defensa del necesario equilibrio del ecosistema, en la defensa de la creación de Dios, y en la defensa del maravilloso regalo que Dios generosamente realizó al hombre, pero nunca compartiremos un ecologismo sin el ser humano, y nunca compartiremos las premisas de un movimiento ecologista en manos de una ideología totalitaria contraria a las libertades humanas.

Greta señaló que “me habéis robado mis sueños y mi infancia con vuestras palabras vacías, y aun así soy una de las afortunadas. La gente sufre, muere, y ecosistemas enteros están colapsando. Estamos al principio de una extinción masiva, y todo de lo que podéis hablar es de dinero y de cuentos de hadas de eterno crecimiento económico. ¿Cómo os atrevéis?”, pero se olvido de señalar que la ideología de género, el movimiento feminista totalitario, el marxismo cultural, y el capitalismo y liberalismo económico, pretende robarnos la infancia de nuestros hijos, y robarnos nuestra libertad.

Publicidad.

 

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Opinión

El Ministro Marlaska se declara incompetente en sus funciones.

Opinión

El resultado de toda esta evolución en los usos y costumbres internas del sistema norteamericano conduce a una clara pérdida de prestigio y calidad...

Opinión

Lo más grave, sobre la violencia callejera como forma absurda de protesta, es que personas que ni siquiera participan en los hechos la justifiquen.

Opinión

Los católicos chilenos experimentan una peligrosa orfandad de líderes.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.