Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tradición VivaTradición Viva

Actualidad

Lo quizá no tan criticable de Holanda

El ministro neerlandés de Finanzas, Wopke Hoekstra, denunció en el Consejo Europeo la irresponsabilidad financiera del Estado español.

El ministro neerlandés de Finanzas, Wopke Hoekstra, denunció en el Consejo Europeo la irresponsabilidad financiera del Estado español.

Hoy, viernes 27 de marzo, si uno consultaba tanto los principales titulares de prensa como las tendencias más comentadas en la red social Twitter, podía toparse fácilmente con el término “Holanda”.

Los motivos eran, realmente, dos. Ambos relacionados con la crisis generada en torno a la pandemia del coronavirus COVID-19. No obstante, la relevancia que las masas de agitprop han dado a los mismos no ha sido equitativa.

Lo primero resulta ser escalofriante. Los centros hospitalarios neerlandeses están negándose a recibir en sus salas de urgencias a aquellos pacientes de avanzada edad que puedan estar contagiados con el coronavirus.

Se ha llegado a considerar incluso que España e Italia tienen demasiada obsesión con salvar a los ancianos (pese a que, aunque se silencie, se está tratando de descartarlos sin más cuando se puede decidir sobre su ingreso en una UCI).

De todos modos, esto no ha de sorprender. Los Países Bajos no solo fueron pioneros en la promoción de la legalización de la eutanasia. Conviene recordar que hablamos de un territorio con una sociología bastante secularista, nihilista y relativista.

No obstante, en otras cuestiones, habrá que considerar lo de que la verdad es tal sea quien la diga Agamenón o su porquero. Sí, como las polémicas levantadas en el Consejo Europeo, ayer, por su ministro de Finanzas, el democristiano Wopke Hoekstra.

Consideran “repugnante” la situación presupuestaria española

El Consejo Europeo debatía, ayer por la tarde, sobre medidas económicas a adoptar para contrarrestar la “crisis del coronavirus” (en otras palabras, un plan comunitario de contingencia económica).

Los representantes de países como España, Francia, Italia y Portugal (Pedro Sánchez estuvo presente) eran partidarios de un nuevo Plan Marshall (esto ya se discutió en su día como “excusa” para la “cooperación al desarrollo” con África).

Ahora bien, esta propuesta, basada en más subvenciones de ingente cantidad indeterminada para los Estados miembros se topó con la oposición de representantes de países como Alemania, Holanda, Finlandia y Austria.

De hecho, la cosa fue algo más allá. Hoekstra solicitó a las autoridades eurocráticas la apertura de una investigación a países como España y Portugal por no tener un margen de superávit presupuestario suficiente para “contrarrestar” la situación actual.

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Consideró la situación como “repugnante”. Ahora bien, ¿lleva razón? En 2019, España cerró con un déficit próximo al 3% del Producto Interior Bruto (PIB), volviendo a incumplir esos teóricos objetivos de déficit que marca la eurocracia soviética.

Aunque el fondo varíe, el neerlandés estuvo acertado en esta cuestión financiera

Conviene recordar que, pese a que los Países Bajos no son uno de los países europeos con mayor proporción de gente que cree en la dependencia absoluta del Bienestar del Estado, sus criterios de política económica no se guían por una convicción.

Las reformas de carácter liberalizador o austero que se han llevado a cabo en buena parte de la socialdemócrata “Europa del Norte” han respondido a un absoluto utilitarismo (nada que ver con el criterio de Bolsonaro y de la derecha texana).

Puede leer:  Canción dedicada al AÑO SANTO COMPOSTELANO y el CAMINO DE SANTIAGO

De hecho, de acuerdo con la reciente edición del Índice de Libertad Económica del think tank norteamericano The Heritage Foundation, la presión fiscal no es bastante liviana mientras que las dimensiones gubernamentales son propias de una economía reprimida.

No obstante, cierto es que la gestión política económica española es un desastre que, en medida incremental, abocará a las familias y a las empresas a la ruina absoluta. Es más, debido a la subvención y la regulación, cada vez crece menos la Unión Europea.

Written By

TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen.

Click to comment

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Advertisement

DESTACADOS

El nuevo orden mundial (NOM)

Historia del carlismo

Advertisement

Videos

El editor recomienda Nueva querella, por apropiación indebida, contra Begoña Gómez Día de la madre ... católica. Rancheras para que Pedro Sánchez VÍDEOS: Los...

Opinión

La reforma del art. 49 de la Constitución, además de abrir la Caja de Pandora de la reforma constitucional, supone la consagración constitucional de...

Opinión

El Poder Judicial no es una administración pública más, como querría el sanchismo, sino uno de los tres poderes básicos en todo Estado de...

Cultura

En los primeros años del siglo XX tuvieron lugar acontecimientos capitales en la historia contemporánea de Portugal —totalmente ignorados por los españoles, naturalmente—: el...

Advertisement

Copyright © 2023. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.