Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

La Matanza, la libertad y el PJ.

El kirchnerismo y sus militantes se han vuelto una especie de mafia controladora del activismo político del distrito.

Palacio municipal de La Matanza (Argentina)

Siempre ha llamado mi atención que la mayoría de los habitantes de La Matanza voten al Kirchnerismo. Sin embargo, esto no resulta nada nuevo ya que, desde el retorno de la democracia, siempre han sido electos gobiernos peronistas y kirchneristas. En efecto, el partido de La Matanza se ha convertido en el bastión del socialismo argentino.

En La Matanza se vive de una manera muy particular. Según un informe del año 2010, en el partido de La Matanza había catorce mil cuadras sin asfaltar, un número que representa más del 50% de las calles del Partido. Sin embargo, pienso que no se puede obtener un número con total precisión de las calles sin asfaltar del distrito debido a que la propia municipalidad miente acerca de las calles que están o no asfaltadas. Es decir, uno reclama la pavimentación de su cuadra y ellos responden que dicha cuadra ya se encuentra pavimentada.

También, es menester destacar que no se trata solamente de un problema de pavimentación, sino que existen otros problemas, tales como: la falta de cloacas, agua potable, iluminación, salud, seguridad, espacios verdes y, lo más importante, la falta de libertad. Digo que lo más importante es la falta de libertad porque, desde mi punto de vista, el kirchnerismo y sus militantes se han vuelto una especie de mafia controladora del activismo político del distrito. En base a lo dicho anteriormente, no encuentro mejor ejemplo que lo sucedido a Lucas Córdoba (concejal del PRO en La Matanza), quien había asistido a realizar un “timbreo” para charlar con los vecinos de Laferrere y terminó recibiendo un golpe con un fierro por cinco hombres que les decían “no se puede caminar con esas remeras”.

Por otra parte, también se puede apreciar a simple vista a los “punteros políticos” que amenazan a beneficiarios de planes sociales con quitárselos si no asisten a las marchas. Tampoco quiero olvidarme de aquellos “trabajadores” municipales que hurtan los alimentos destinados a comedores y/o merenderos. 

Publicidad.

Entonces… ¿por qué las personas los siguen votando?

Yo pienso que la mayoría los sigue votando por costumbre. Es decir, en La Matanza siempre estuvo en el poder el PJ. Uno nace con la mayoría de los familiares peronistas. Vas a la escuela y, casi siempre, te hacen ver a Juan Domingo Perón y a Evita como un héroe y una heroína. En las calles ves puros panfletos kirchneristas. Vas a las colonias de verano y te obligan a sacarte fotos con los dedos haciendo la “V” de victoria, entre muchas cosas más. En fin, existe un adoctrinamiento puro y visible inculcado desde que somos pequeños. 

Por otro lado, también pienso que los siguen votando por miedo al cambio. Miedo a un cambio que es criticado por los mismos habitantes de La Matanza. Uno no puede tener una ideología diferente porque te señalan de “te haces el cheto”, “qué te haces, si vivís en La Matanza”, etc. Es decir, es como que si vivís en La Matanza ya sos un marginado de la sociedad por el simple hecho de vivir en ella.

En conclusión, se ha dado una especia de “naturalización del marginado” en la cual estamos condenados a vivir de una determina manera.

Y… ¿cuál es la solución? Es una pregunta que me hago a diario y, luego de analizarla, concluyo que la solución se encuentra en la libertad.  Volitare decía: “El hombre es libre en el momento en que desea serlo”.

Publicidad.

Erradiquemos la costumbre del fracaso y naturalicemos la costumbre de la libertad.

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Publicidad.

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

HISTORIA DEL CARLISMO

Opinión

El Rvdo. D. José Ignacio Dallo Larequi, es decisivo como fundador y director de SP’, salón de entrada y sostén del periodismo de don...

Opinión

El plebiscito supuso un enorme fracaso de la propaganda que la izquierda, la derecha y el Gobierno realizaron unidos en favor de una nueva...

Opinión

Pero los peores de todos, los que no tenéis perdón alguno, sois los cobardes que diariamente aplaudís cada una de estas medidas y defendéis...

Opinión

Si por estupidez, por pereza, por comodidad, por envidia, por codicia o por cobardía dejamos que nos lo arrebaten todo, nos estamos traicionando a...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.