Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

Calentamiento global, y mal llamada violencia de género

La legislación actual en materia de Violencia de género, al igual que el Calentamiento global, no está exenta de fisuras que contradicen los estudios de la propia ciencia.

El Calentamiento global cae en su propia contradicción, ¿por qué se restringe la circulación del utilitario de un ciudadano medio, al tiempo que se dispara el uso y las ventas de la aviación privada? El hecho de que un jet privado, sea el vehículo que más contamina del planeta, en plena emergencia climática, no parece encontrar ninguna traba legal. Son las personas corrientes, sobre las que recae la subida de impuestos, las limitaciones de velocidad o las restricciones de todo tipo, como consecuencia de una teoría no mayoritaria de la climatología y la mano que la subvenciona, frente a otras tesis que defienden precisamente todo lo contrario, esto es, que se está iniciando una nueva era glaciar.

Albert Ellis, uno de los más prestigiosos psicólogos, en su libro “Controle su ira antes de que ella le controle a usted”, literalmente escribe; -Lo mismo ocurre con la violencia familiar. Se estima que, en Estados Unidos, alrededor de un millón y medio de mujeres son maltratadas cada año por sus maridos, y que alrededor de un 40% de las mujeres asesinadas en este país mueren asimismo a manos de sus maridos. Esto no quiere decir que las mujeres estén exentas de protagonizar acciones violentas. Según una investigación reciente, hay actualmente más agresiones de mujeres a hombres que al revés; aunque hay que andar con cautela con estas comparaciones, pues cuando los hombres atacan a las mujeres, las consecuencias suelen ser mucho más graves-.

La legislación actual en materia de Violencia de género, al igual que el Calentamiento global, no está exenta de fisuras que contradicen los estudios de la propia ciencia, ¿por qué sólo se persigue o protege a una de las partes, en una problemática que atiende a la realidad, sin distinción alguna de género?


Nuevo (Telegram): Canal para suscribirse https://t.me/tradicionviva

Publicidad.

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis y debate lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar remitiéndonos tus artículos, reseñas de libros, noticias de tu asociación … a nuestra dirección redaccion@tradicionviva.es, o haciendo una DONACIÓN.

 

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL LIBERALISMO ES PECADO

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Opinión

En defensa del padre Custodio Ballester.

Opinión

La profusión del uso del español, la segunda lengua materna del mundo, la segunda en internet y la tercera en número de hablantes, hace...

Opinión

En plena canícula veraniega y, con alarmantes nuevos rebrotes por Coronavirus, la casta política depredadora y parasitaria sigue haciendo de las suyas.

Opinión

Odio a España + fanatismo + ideología = veneno contra humanos.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.