Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

Un nuevo octubre rojo

China avanzará hacia la autarquía con un nuevo enfoque industrial que busca recortar su dependencia de las importaciones sin perder su capacidad exportadora.

Estos carteles demuestran que los propios rojos reconoce que la Guerra del 36 empezó en Asturias en 1934

Cuando al mes de octubre se le endilga el calificativo de rojo, a la mayoría del personal, especialmente a los de edades medianas, les viene enseguida la imagen de Sean Connery en el papel de capitán de un submarino nuclear soviético que se pasaba al campo del odioso enemigo capitalista; su nombre era Octubre rojo.

Aquí, en Asturias, el nombre trae a colación sucesos más desgraciados que algunos doctrinarios, y sobre todo indocumentados, reivindican casi todos los octubres, para espanto de historiadores y gente con sentido común y una básica cultura histórica, como algo positivo y digno de loa, dejando de lado que el intento de revolución del año 34, en contra de la República, aparte de destruir la ciudad de Oviedo, dejó más de mil muertos y en el aspecto político, habiendo sido orquestada por, entre otros, los dirigentes Largo Caballero y Prieto, dejó sin justificación moral a las izquierdas para condenar la sublevación del 36.

 Pero, por más que en nuestra tierra se quiera recordar ese infausto octubre, la fama mundial le corresponde al octubre de 1917, en San Petersburgo, noviembre para los gregorianos. El Zar Nicolás ya había dejado el poder en febrero y era el gobierno provisional de Kerensky  el que se suponía que regía el país, a la espera de la toma del mismo por los bolcheviques. La oportunidad llegó con la impopular orden del gobierno de seguir la guerra contra Alemania; Trotski desencadenaría una serie de acciones, mediante grupos de activistas preparados concienzudamente en los meses previos, que bloquearían la ciudad y acabarían tomando el  Palacio de invierno con todo el gobierno dentro. El régimen soviético había comenzado.

 Pero casi todo es perecedero y también ese octubre, quitando a los estudiosos de los golpes de estado para los que Trotski creó un paradigma, ya solo representa un hito histórico más. Hoy el mundo mira para otro lado, particularmente para el Lejano oriente; allí donde los confucianos herederos de Mao parecen tomar decisiones para convertirse en la próxima superpotencia del mundo aprovechando el ininteligible actual liderazgo de los EEUU.

Publicidad.

Den Xiaoping, fue el artífice del moderno imperio chino con su política de liberalización económica que convertiría al país en el fabricante del mundo y aumentaría el nivel de vida medio de los chinos. Después vendrían Jan Zeming y Hu Jintao que harían de la exportación la clave de la economía china. Con Xi Jinping el fabricante chino dio el salto a la fabricación de bienes más elaborados aunque para ello dependía de las importaciones. La Nueva Ruta de la seda es su gran apuesta de futuro, apoyada en inversiones en infraestructuras y créditos por todo el mundo que fomentan una enorme dependencia económica y política en muchos países.

A finales de este octubre, en la reunión anual del Comité Central del Partido comunista chino, Xi Jinping, con más poder que el propio Mao Tse Tung, dará una vuelta de tuerca más con la aprobación de una nueva política económica. China avanzará hacia la autarquía con un nuevo enfoque industrial que busca recortar su dependencia de las importaciones sin perder su capacidad exportadora. Si lo logra será el nuevo hegemón mundial y este puede ser un nuevo Octubre rojo.

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Publicidad.

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Podcast

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Rafapal: El carlismo

Historia

Miles de españoles que no comulgaban con el Frente Popular fueron llevados a las chekas, centros de detención y tortura, donde la mayoría de...

Análisis

¿Cómo puede ser que gracias al voto de parlamentarios como los hermanos Walker Prieto se haya aprobado el aborto y se esté queriendo legalizar...

Opinión

La campaña de Trump ya ha presentado numerosas demandas judiciales alegando irregularidades electorales.

Opinión

El objetivo real es destruir un monumento católico único en el mundo, una edificación que proclama la gloria de los cielos que ellos pretenden...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.