Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Análisis

“La metástais del cáncer conciliar”

Los cardenales Sarah y Schneider tratan con sus escritos y homilías de que no se despisten los fieles con las “novedades” y vuelvan a la ortodoxia, pero ha sido el cardenal Viganó quien con sus últimas cartas dirigida a Trump ha vuelto a exponer con claridad las causas del problema.

Diferencia entre la descendencia de la Mujer y la descendencia de la Serpiente (el transhumanismo, los humanos sintéticos)

En 1962 cuando se produjo la inauguración oficial del Concilio Vaticano II nadie anticipó con precisión hasta qué punto Roma, sus obispos y sus papas, abrazarían a quienes más adelante serían caracterizados como lobos con piel de clérigo, cuyos objetivos eran nefastos para la doctrina y la moral católicas. Al principio el concilio introdujo innovaciones aisladas. Sin embargo, no tardaron en convertirse, lo que parecía un pequeño flujo en una inundación.  Sin el consentimiento ni la aprobación siquiera del papa ni de los obispos del concilio, empezaron a trabajar nuevos ejércitos de autodenominados  “expertos litúrgicos, maestros catequistas y especialistas arquitectónicos” de la Iglesia. Todas las diócesis se vieron impregnadas de lo que llamaban moral liberal. Y todo cambió. Surgió una liturgia anticatólica, Iglesias adulteradas y creencias insulsas.

Se levantaron voces en contra de esa destrucción. En España, Jaime Mayor Oreja, firme defensor de la causa “pro vida”, se ha manifestado reiteradamente sobre”la crisis moral, la crisis de la verdad y la crisis de la persona”, que han surgido a raíz de los cambios que ha producido el concilio, emprendiendo, por ello, una cruzada en defensa de los principios y valores delhumanismo cristiano. Está convencido de que la crisis de la Unión Europea es sobre todo “moral y espiritual”, no solo política o de representación y añade otro peligro como es el que ciertas facciones compitan en la Iglesia  por el poder y la influencia.

En esta situación de desconcierto, hasta cuatro cardenales solicitaron una aclaración (dubia) al Papa Francisco sobre Amoris LaetitiaLos purpurados que han formulado y hecho público los ’dubia’ (dudas) son: Walter Brandmüller, Raymond L. Burke, Joachim Meisner y  cardenal Carlo Caffarra. A pesar de que el cardenal Gerhard Ludwig Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe “ha declarado en distintas ocasiones que la Doctrina de la Iglesia no ha cambiado, aducen los mencionados cardenales que han aparecido numerosas declaraciones individuales de obispos, cardenales e incluso conferencias episcopales,  que aprueban lo que el Magisterio de la Iglesia no ha aprobado nunca”. Es por ello que los cuatro cardenales de la “dubia” describen como “grave” la situación porque “está dividiendo a muchas comunidades cristianas, “sentimos el peso de nuestra responsabilidad, y nuestra conciencia nos impulsa a pedirle humilde y respetuosamente audiencia”. No han recibido respuesta algunay los disparates,  las dudas y fricciones continúan y se agravan.

Publicidad.

Los cardenales Sarah y Schneider tratan con sus escritos y homilías de que no se despisten los fieles con las “novedades” y vuelvan a la ortodoxia, pero ha sido el cardenal Viganó quien con sus últimas cartas dirigida a Trump ha vuelto a exponer con claridad las causas del problema.

Carlo Mª Vigano es uno de los miembros más destacados de la jerarquía católica. Entre los años 1992 y 2009, con San Juan Pablo II, fue Nuncio Apostólico de S.S. en Nigeria; más tarde, con Benedicto XVI desempeñó el cargo de secretario general gobernador de la Ciudad del Vaticano entre 2009 y 2011, y desde esa fecha hasta 2016 fue Nuncio de Su Santidad en Washington. Doctor en Derecho Civil y Canónico, doctrinal y personalmente  próximo a Ratzinger, denunció el manto de silencio extendido sobre la pederastia en el seno de la Iglesia Católica y se enfrentó al poderoso lobby gay como nunca nadie lo había hecho antes, quizá por ello, alguna vez fue acusado de tradicionalista en la Iglesia debido a su encendida defensa del criterio de verdad, de su eficacia y valor para la vida y posiblemente porque se ha alineado con un grupo reducido pero influyente de tradicionalistas eclesiásticos que han pasado años buscando cómo parar la deriva de Francisco .

Ya en 2010 se produjo la conocida filtración VatiLeaks, una serie de documentos secretos dirigidos al papa  Benedicto XVI, entre ellos, cartas de Viganò destinadas al pontífice en las que denunciaba, tras encontrar un déficit millonario, “corrupción, prevaricación y mala gestión” en la administración del Vaticano y el encubrimiento de algunos de sus miembros.

Entronizado Papa el cardenal Bergoglio, Viganó le envió una carta como nuncio del Vaticano en EE.UU., en la que afirmaba haber discutido personalmente con el mismo cardenal McCarrick,  Arzobispo de Washington D.C. en aquella época,  su conducta inapropiada y recordaba que ya Benedicto XVI le había prohibido por esa misma causa oficiar misas en público, vivir en un seminario e impartir conferencias. Según Viganò, el Papa supo al menos desde el 23 de junio de 2013 que McCarrick era “un depredador en serie”.”Aunque sabía que se trataba de un hombre corrupto, lo protegió hasta el final”.  Sin embargo, el Papa Bergoglio con quien quedó muy molesto fue con Viganó; molestia que aumentó cuando en 2016 el cardenal le concertó durante su viaje oficial un encuentro con Kim Davis, la funcionaria de Kentucky que se negó a casar parejas del mismo sexo por razones religiosas. La consecuencia del encuentro fue la destitución de Viganó como Nuncio Apostólico en Washington.

Publicidad.

No se puede evitar pensar que el Papa lo considerara una intolerable aproximación a las tesis ortodoxas tradicionales, lo que trastocaba sus planes de legalizar la unión civil entre personas del mismo sexo: “La gente homosexual tiene derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debería ser expulsado o sentirse miserable por ello”, dice en un documental llamado “Francesco” y añade: “Ese cambio ahora se debe traducir al Catecismo”.  Como en ocasiones anteriores, miembros del Vaticano han tenido que salir a matizar las palabras del papa y a decir que sus palabras se han sacado de contexto.

A principios de mayo de este 2020, en plena pandemia, cuatro cardenales, varios obispos, científicos y teólogos, firmaron una carta en la que denuncian que algunas de las medidas que se estaban aplicando para frenar el coronavirus eran un “pretextopara acabar con la libertad de culto, de expresión y de movimiento. La carta fue redactada por el ex nuncio en Estados Unidos Carlo Maria Viganò. El documento titulado “Por la Iglesia y por el mundo” fue firmado por los cardenales  Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino; Gerhard Ludwig Müller, ex prefecto de Doctrina de la Fe; Joseph Zen, obispo emérito de Hong Kong y Janis Pujats, arzobispo emérito de Riga (Letonia). También aparecen como firmantes el obispo de Ferrara (Italia), Luigi Negri; de Tyler (Estados Unidos), Joseph Strickland, y el auxiliar de Salzburgo (Austria), Andreas Laun, así como el teólogo Serafino Lanzetta, franciscano de la Inmaculada; el sacerdote italiano Alfredo Maria Morselli y el teólogo de la Sociedad de San Pío X, Curzio Nitoglia, además de algunos periodistas.

La carta se publicó en el sitio web de una agrupación denominada “Veritas Liberabit Vos” (La verdad os hará libres) y en ella se afirmaba que los “datos oficiales sugieren que algunos “poderes” fomentaron el pánico, e impusieron medidas de limitación de la libertad que son un “preludio inquietante para la realización de un gobierno mundial fuera de todo control”. “La salud pública no debe ni puede convertirse en una coartada para infringir los derechos de millones de personas en todo el mundo, y mucho menos para privar a la autoridad civil de su deber de actuar con prudencia en pro del bien común”. 

Ahora, con esta nueva carta, dirigida a Trump, Carlo Mª Viganó vuelve a poner el dedo en la llaga. Toda ella está presidida por el combate Bíblico entre el bien y el mal y por el oscuro predominio actual de los agentes del segundo, minoritarios pero poderosos, sobre las personas de bien, mayoritarias, sencillas y desprotegidas, a las que quieren imponer, desde un estado profundo e ilegítimo, un modelo social de alienación, control y explotación, despojándoles de sus derechos y su dignidad. Censura también que los medios de comunicación se nieguen “a difundir la verdad, buscando silenciarla y distorsionarla, divulgando la mentira que es útil para los propósitos de sus amos”. Asimismo, recuerda que por primera vez la nación tiene en él “a un Presidente que defiende valientemente el derecho a la vida; que no se avergüenza de denunciar la persecución de los cristianos en todo el mundo; que habla de Jesucristo y del derecho de los ciudadanos a la libertad de culto”. “En esta batalla, nosotros dos estamos del mismo lado aunque con diferentes armas”, añade.

Publicidad.

“En los meses recientes hemos sido testigos de la formación de dos bandos opuestos, a los que llamaría Bíblicos: los hijos de la Luz y los hijos de la Oscuridad. Los hijos de la Luz constituyen la parte más conspicua de la humanidad, mientras que los hijos de la Oscuridad representan una minoría absoluta. A pesar de ello, los primeros son objeto de una especie de discriminación que los coloca en situación de inferioridad moral con respecto a sus adversarios, quienes a menudo ocupan posiciones estratégicas en el gobierno, la política, la economía y en los medios de comunicación. De una manera aparentemente inexplicable, los buenos son tomados como rehenes por los malvados, lo mismo que por aquellos que ya sea por interés propio o por temor, ayudan a los malos.

Estos dos lados que tienen una naturaleza Bíblica, siguen la clara separación entre la descendencia de la Mujer y la descendencia de la Serpiente. Por un lado están los que aunque teniendo miles de defectos y debilidades, están motivados por el deseo de hacer el bien, de ser honestos, de formar una familia, de dedicarse al trabajo, de dar prosperidad a su tierra natal, de ayudar los necesitados y en obediencia a la Ley de Dios, de merecer el Reino de los Cielos. 

Por otro lado están los que se sirven a sí mismos y que no tienen principios morales. Ellos quieren demoler a la familia y a la nación; explotar a los trabajadores con el propósito de hacerse excesivamente ricos; fomentar divisiones internas y guerras, y acumular poder y dinero. Para ellos la ilusión falaz del bienestar temporal -si no se arrepienten-, algún día cederá ante el terrible destino que les espera lejos de Dios, en la condenación eterna.

En la sociedad, señor Presidente, estas dos realidades opuestas coexisten como enemigos eternos, como enemigos eternos son Dios y Satanás.  Parece que los niños de la Oscuridad -a quienes podemos identificar fácilmente con el Estado Profundo, al que usted se opone sabiamente y que en estos días está librando una guerra feroz contra su persona- han decidido, por así decirlo, mostrar sus cartas y revelar sus planes. Pareciera que ellos tuviesen la certeza de tener todo bajo control, al punto de haber abandonado esa circunspección que hasta ahora se había encargado de ocultar de manera parcial, sus verdaderas intenciones.”

Publicidad.

Los agentes del mal, poderosos, dominantes en el ámbito económico, político, cultural y mediático, presididos por la conciencia de su superioridad y su invencibilidad, se han quitado, sin embargo la careta. La crisis de Covid-19 ha acelerado sus planes de ingeniería social y de dominación política, de subversión de la voluntad democrática y de ruptura de la paz social en el marco de un Nuevo Orden Mundial dominado por ellos. Pero lo más importante de la carta de Viganò es que profetiza su derrota final, la derrota del mal. 

“Las investigaciones que ya están en curso, revelarán la verdadera responsabilidad de quienes manejaron la emergencia del Covid, no solo en el área de la atención de la salud sino también en la política, la economía y en los medios de comunicación. Probablemente descubriremos que en esta colosal operación de ingeniería social, hay personas que han decidido el destino de la humanidad arrogándose el derecho de actuar en contra de la voluntad de los ciudadanos y de la de sus representantes en los gobiernos de las  naciones.

También descubriremos que los disturbios de los recientes días, fueron provocados por aquellos que al ver que el virus se desvanecía inevitablemente y que la alarma social de la pandemia estaba disminuyendo, han tenido -necesariamente- que provocar revueltas sociales a las que les seguiría  una represión que -aunque legítima- sería condenada como una agresión injustificada en contra la población.  En perfecta sincronía, esto mismo está ocurriendo en Europa.”

Viganó denuncia con toda claridad en esta carta, una operación de acoso y derribo del Presidente Trump para sustituir así su proyecto político por otro distinto, dócil y al servicio de los objetivos del Estado Profundo, una estrategia que no duda en recurrir a la violencia callejera como instrumento de agitación política; actuación que hemos sufrido en otros países de América y de Europa.

“Es absolutamente claro que el uso de las protestas callejeras es un instrumento para lograr los propósitos de aquellos que desean ver electo en las próximas votaciones presidenciales, a alguien que encarne los objetivos del Estado Profundo y que se dedique a expresar con convicción y fielmente, dichos propósitos Que no nos sorprenda si en unos meses aprendemos -una vez más- que escondidos detrás de estos actos de vandalismo y violencia, se hallan quienes esperan beneficiarse de la disolución del orden social, con el fin de construir un mundo sin libertad, tal y como lo enseña el adagio masónico: Solve et Coagula”[1]

Publicidad.

Valientemente,  el cardenal da un paso más y denuncia la existencia de ese insondable poder en la sombra, instalado en el seno de la propia Iglesia Católica . Es lo que él denomina la “Iglesia Profunda”.

“Aunque pudiera parecer desconcertante, las alineaciones opuestas que he descripto anteriormente, también se encuentran presentes en los círculos religiosos. Hay Pastores fieles que cuidan al rebaño de Cristo, pero también hay infieles mercenarios que buscan dispersar al rebaño y entregar a las ovejas para que sean devoradas por hambrientos lobos.  No es sorprendente que estos mercenarios sean aliados de los hijos de la Oscuridad y que odien a los hijos de la Luz.  Así como hay un Estado Profundo, también hay una Iglesia Profunda que traiciona sus deberes y que repudia sus propios compromisos ante Dios.  Así como los buenos gobernantes luchan en los asuntos públicos contra el Enemigo Invisible, también en la esfera eclesiástica, Éste es combatido por los buenos Pastores. Es una batalla espiritual de la que hablé en mi reciente “Llamamiento: Por la Iglesia y por el mundo “ [2] que fue publicado el pasado 8 de mayo.

Viganò se dirige directamente a los Estados Unidos y al Presidente Trump para poner en valor su defensa de la vida, de la Fé y de las libertades y su valor para combatir los males del Nuevo Orden Mundial.

“Por primera vez, los Estados Unidos tienen -en usted- a un Presidente que defiende valientemente el derecho a la vida; que no se avergüenza de denunciar la persecución de los cristianos en todo el mundo; que habla de Jesucristo y del derecho de los ciudadanos a la libertad de culto. Su participación en la Marcha por la vida, y más recientemente, su proclamación del mes de abril como el Mes Nacional de Prevención del Abuso Infantil, son acciones que confirman en qué lado desea luchar, por lo que me atrevo a creer que en esta batalla, nosotros dos estamos del mismo lado aunque con diferentes armas. Así es. El arzobispo de Washington, monseñor Wilton D. Gregory criticó de desconcertante y condenable la visita de Trump al santuario dedicado a San Juan Pablo II en el marco de la firma de una orden ejecutiva sobre libertad religiosa; por el contrario, quien fuera Nuncio Apostólico de S.S. en los EE.UU. la defiende afirmando que no es solo una defensa de la visita del presidente de EE.UU. sino también un reproche moral a determinados miembros de esa Iglesia Profunda al servicio de los intereses políticos del Estado Profundo.

Publicidad.

“Por esta razón creo que el ataque al que fue sometido después de su visita al Santuario Nacional de San Juan Pablo II, es parte de la narrativa orquestada por los medios de comunicación, los cuales no buscan combatir el racismo ni contribuir al orden social, sino agravar las tendencias. No para traer justicia, sino para legitimar la violencia y el crimen. No para servir a la verdad, sino para favorecer a una facción política. 

Es desconcertante que haya Obispos -como aquellos a quienes denuncié recientemente, −dice Viganó– que con sus palabras prueban que están alineados en el lado contrario. Ellos están subordinados al Estado Profundo, al globalismo, al pensamiento del Nuevo Orden Mundial al cual invocan cada vez con mayor frecuencia, en nombre de una hermandad universal que no tiene nada de cristiano, pero que evoca los ideales masónicos provenientes de quienes quieren dominar el mundo, a través de la expulsión de Dios: de los tribunales, de las escuelas, de las familias y quizás incluso, de las iglesias.

El pueblo estadounidense es maduro y ahora ha entendido qué tanto es que los medios de comunicación se niegan a difundir la verdad, buscando silenciarla y distorsionarla, difundiendo la mentira que es útil para los propósitos de sus amos. A pesar de ello es importante que los buenos -que son la mayoría-  despierten de su pereza y rechacen ser engañados por una minoría de personas deshonestas, con propósitos inconfesables. Es necesario que los buenos, los hijos de la Luz, se unan y hagan oír sus voces. ¿Qué manera más efectiva existe de conseguir esto, señor Presidente, que rezando y pidiéndole al Señor que lo proteja a usted, a los Estados Unidos y a toda la humanidad, de este enorme ataque del Enemigo?  Frente al poder de la oración los engaños de los hijos de las Tinieblas se derrumbarán, sus complots serán revelados, su traición será exhibida. Su poder aterrador terminará en nada. Saldrá a la luz y quedará expuesto como lo que es: un engaño infernal.”

Finalmente, Viganò se une a la nación estadounidense y al propio Presidente Trump contra el Enemigo Invisible de toda la humanidad.

Publicidad.

Señor Presidente, mi oración se dirige constantemente a la amada nación estadounidense, en donde tuve el privilegio y el honor de ser enviado como Nuncio Apostólico, por el Papa Benedicto XVI.  En esta hora dramática y decisiva para toda la humanidad, estoy rezando por usted, lo mismo que por todos los que están a su lado en el gobierno de los Estados Unidos. Confío en que el pueblo estadounidense esté unido conmigo y con usted, en la oración a Dios Todopoderoso.              

Unidos contra el Enemigo Invisible de toda la humanidad, los bendigo a usted, a la Primera Dama, a la amada nación estadounidense, y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.”

Hasta aquí la carta del cardenal al presidente Trump. En ella insiste en que denuncia la lucha de la  HUMANIDAD y un diabólico Nuevo Orden Mundial. “Mi silencio me haría cómplice de los abusadores y provocaría más víctimas”, señaló. “Los resultados de una investigación honesta serían desastrosos para el papado actual”, agregó Viganó.[3] A quienes conozcan los libros del Padre Malachi Martin (El Vaticano, El último Papa, por ejemplo) les resultarán familiares las acusaciones del cardenal Viganó. De todos los aspectos que denuncia el cardenal, ya hablaba el P. Martin quien en su libro “El último Papa”describe con claridad las actuaciones del maligno para dominar la Iglesia y el Mundo y quizá por esa claridad de sus denuncias, a pesar de llevar protección policial, lo mataron de forma que quisieron pareciera un extraño accidente. Conocidas estas circunstancias por el cardenal Viganó, ha decidido ocultarse del mundo en evitación de males mayores.

El Foreign Policy ha publicado un informe que, si bien no menciona al Estado Profundo,  viene a corroborar cuanto llevamos expuesto. Lo recogemos, simplificándolo en tres áreas: Población, Soberanía y Religión.

Publicidad.

Población: Aseguran que en el futuro «sólo un puñado de fundamentalistas religiosos seguirá defendiendo que toda vida humana es sacrosanta desde la concepción hasta la muerte». No les falta razón. El aborto está generalmente aceptado y normalizado socialmente. La utilización de embriones humanos como cobayas en temas de investigación genética es un tema en el que los gobiernos ya han empezado a legislar. Los niños medicamentos no son personajes de ficción. Y algunos hablan de un mejoramiento de la raza gracias a las técnicas abortistas que eliminan a los subnormales.

Soberanía: Los estados nacionales compartirán su soberanía con otras entidades, que puede ir desde empresas, Bancos, ONG hasta grupos terroristas o cárteles de la droga, pero solo serán ramas, apéndices dependientes del eje troncal del NOM. Su control sobre la sociedad se basa en tres pilares:

Aborto – procreación – eutanasia

Religión: La Iglesia se encuentra en crisis: Extremismos integristas, «episcopolatrías», «papolatrías» e «Iglesia lenificada», Iglesia dedicada a la beneficiencia con olvido de lo sobrenatural, explica el cambio producido en el discurso de ciertos hombres de Iglesia. El dossier preconiza la desaparición de la Jerarquía eclesiástica en no mucho tiempo. Nuestro Señor se expresó en unos términos no muy halagüeños, como cuando habla del pequeño rebaño o se pregunta si encontrará fe cuando Él vuelva.

Publicidad.

Perfecto conocedor de esta situación y sufriendo numerosas presiones desde el momento mismo de su entronización, el Papa Benedicto XVI pidió: Orad por mí para que no tenga que huir delante de los lobos”. Al final se cumplió su temor y la profecía del Apocalipsis que relata san Pablo por la que nos da a entender que el katejon[4] (el obstáculo) será quitado de en medio a la fuerza, es decir, le arrebatarán su autoridad como pontífice en contra de su voluntad, lo que fue corroborado por el cardenal belga Goldfried Danneels, cuando públicamente confesó ante los medios de comunicación que, entre él y un grupo de numerosos cardenales le dieron “un golpe de estado” a Benedicto XVI, imponiendo al cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio como “sucesor”.

Cada vez está más claro que Benedicto XVI era el katejonque se oponía a los planes del NOM. Ya tienen vía libre y la humanidad encadenada a unos planes que cada vez más,  la alejan de Dios y la esclavizan, sin ningún poder político ni religioso que la defienda.


  • [1] Solve et Coagula es una máxima alquímica que significa: disolver y coagular (destruir para construir algo más perfecto). Los alquimistas entendían esa expresión tanto en su sentido literal como metafísico. Para crear nuevas sustancias, era necesario descomponer las existentes. Por ejemplo fundir metales para crear una nueva aleación. Pero la transmutación de metales era también entendida como una analogía de la transmutación personal y espiritual de una persona hacia la perfección. Para crear un hombre nuevo era necesario destruir al anterior. Baphomet en sus brazos tiene las palabras en latín “solve” y “coagula”, que dan la idea de creación y disolución, esto tiene que ver con el principio hermético que dice “el universo es mental”, por lo que es posible crear y disolver cualquier cosa con esta capacidad mental-espiritual. Este es el principio del mentalismo o ilusionismo.
  • [2] https://ejercitovigano.blogspot.com/2020/06/llamamiento-per-la-chiesa-y-per-el-mondo.html
  • [3] Seguimos la web Rebelión en la Granja”: La impresionante carta de Viganó, ex nuncio de EE.UU., a Trump 
  • [4] El que retiene, parece ser un misterioso personaje que por ahora está reteniendo al Impío, quien trabajará a la luz del día, visto por todos, lo cual será una señal que sucederá antes de que sobrevenga la Venida definitiva de Cristo en la Parusía (san Pablo en 2 Tes 2, 8.)

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Publicidad.

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Podcast

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Rafapal: El carlismo

Análisis

¿Cómo puede ser que gracias al voto de parlamentarios como los hermanos Walker Prieto se haya aprobado el aborto y se esté queriendo legalizar...

Opinión

La campaña de Trump ya ha presentado numerosas demandas judiciales alegando irregularidades electorales.

Opinión

La llamada del Papa Francisco a Biden, fue una llamada muy equivocada por el peligro de frustrar a gran parte de la población católica...

Opinión

El objetivo real es destruir un monumento católico único en el mundo, una edificación que proclama la gloria de los cielos que ellos pretenden...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.