Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Análisis

El escalofriante fin último de la ideología de género (explicado por una de sus creadoras)

Proponía abolir la infancia y normalizar el incesto y la pedofilia.

La diferencia entre el feminismo de equidad y el feminismo de género

En 2008 ya indiqué aquí la diferencia entre el feminismo de equidad y el feminismo de género. El primero buscaba, desde una perspectiva liberal, la igualdad de derechos y de oportunidades para las mujeres, un propósito muy loable y que ya se ha conseguido en los países occidentales. Sin embargo, el feminismo de género no tiene una perspectiva liberal, sino marxista. La primera en describir la verdadera naturaleza del feminismo de género fue la feminista Christina Hoff Sommers en su libro “¿Quién robó el feminismo?” (1994), en el que acuñó el término “ideología de género” para referirse a ese feminismo marxista. En 2016, en una entrevista publicada por El Mundo, lo definió así:

“Es una escuela de feminismo de línea dura que ve a las mujeres, incluso en Occidente, como cautivas de un sistema de injusticia y de opresión. Según esta teoría, cada logro humano en realidad lleva el sello del patriarcado: literatura, filosofía, ciencia, música o lenguaje. No es suficiente con cambiar leyes o tradiciones. El sistema entero tiene que ser desmantelado. El feminismo de género salió de la política radical de los 60 y estuvo marcado por la filosofía marxista y la de Marcuse, Frantz Fanon y Michel Foucault”.

Síguenos en TELEGRAM

Lo que escribió una de las fundadoras del feminismo de género

En mi artículo sobre el origen totalitario del feminismo de género expuse algunos de los escritos publicados en 1970 por una de sus creadoras y autoras más influyentes: la comunista canadiense Shulamith Firestone. Vimos entonces como esta fanática radical proponía abiertamente destruir “la familia biológica”, inspirada en el pensamiento de Karl Marx.

Creía que el comunismo fracasó por no haber destruido la familia

No obstante, en su libro “La dialéctica del sexo” (1970) Firestone no se detiene ahí. Para ella, la destrucción de la familia se enmarca en algo aún mayor. En la edición española del libro, publicada por Editorial Kairós en 1976, se puede leer lo siguiente en la página 265:

Publicidad.

“El fracaso de la Revolución Rusa puede atribuirse directamente al fracaso de sus intentos de eliminación de la familia y de la represión sexual. Como ya hemos visto, este fracaso fue causado a su vez por las limitaciones de un análisis revolucionario cuajado de prejuicios masculinos y basado tan sólo en las clases económicas, sin tener plenamente en cuenta a la familia, ni siquiera en sus funciones como unidad económica. De ahí que todas las revoluciones socialistas habidas hasta la fecha han sido o serán fracasos absolutos por distintas razones. Toda liberación inicial emprendida bajo el socialismo que conocemos, deberá revertir siempre en la opresión, debido a que la estructura familiar es la fuente de la opresión psicológica, económica y política”.

Es decir, que los motivos por los que Firestone pretendía destruir la familia no sólo tenían una supuesta relación con un propósito de liberar a las mujeres: lo que pretendía en realidad era el triunfo del comunismo destruyendo la familia, que es el más sólido dique social frente a los experimentos totalitarios. Para ella, el comunismo había fracasado en Rusia no porque hubiese sido muy totalitario, sino porque había dado marcha atrás en sus planes más totalitarios.

Proponía abolir la infancia y normalizar el incesto y la pedofilia

En la página 298 del libro, Firestone propone la abolición del “concepto de infancia”, desligándolo de toda relación con sus padres biológicos, y señalaba que “aunque los niños serán más escasos en número, no se verán monopolizados, sino que se repartirán libremente por toda la sociedad en beneficio de todos”.

Lo que nos topamos en la página 299 es la consecuencia que Firestone saca de esa sociedad totalitaria: la normalización de la pedofilia y el incesto: “si el niño escogiera la relación sexual con los adultos, aun en el caso de que escogiera a su propia madre genética, no existirían razones a priori para que ésta rechazara sus insinuaciones sexuales, puesto que el tabú del incesto habría perdido su función”.

Publicidad.

En la página 300 repite sin rodeos su propósito de normalizar la pedofilia (algo que también defendió otra de las ideólogas del feminismo de género, Simone de Beauvoir): “Las relaciones con los niños incluirían la cantidad de sexualidad genital de que el niño fuera capaz -probablemente bastante más de lo que creemos en la actualidad-, pero al no ser ya el aspecto genital del sexo el foco central de la relación, la falta de orgasmo no supondría un problema grave. Los tabús sexuales adulto/niño y homosexuales desaparecerían”.

Una ideología que ha acabado asumiendo incluso la derecha acomplejada

Después de leer esas aberraciones, escritas por una mujer que sufrió esquizofrenia durante décadas, es escalofriante darse cuenta de la enorme influencia que ha alcanzado la ideología de género formulada por Firestone en nuestra sociedad, hasta el punto de que ya no sólo es un conjunto de majaderías defendidas desde la extrema izquierda, sino también por el resto del mapa político. Incluso la derecha más acomplejada ha acabado asumiendo sin rechistar esos disparates, arremetiendo con dureza contra los que aún nos oponemos a ellos.

Ya no pueden decir que un grupo de “ultraderechistas” exagerados intentan vincular a la ideología de género con la promoción de la pedofilia y de una sociedad totalitaria, pues una de las propias fundadoras de esa ideología lo exponía sin tapujos. La pregunta que debemos hacernos ahora es: ¿sabiendo esto están dispuestos a seguir siendo cómplices de esa ideología creada para empujarnos a una sociedad totalitaria, comunista y pedófila?

Publicidad.

Este artículo se publicó primero en outono.net

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos los 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

Publicidad.
Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

Observatorio Familia y Vida

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Rafapal: El carlismo

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Opinión

Son evidentes las indicaciones del nuevo orden mundial a favor de la ideología de género que alienta la lucha de sexos.

Actualidad

La persecución contra los disidentes de la ideología de género ya es una triste realidad.

Opinión

El neofeminismo no tiene límites en sus reivindicaciones pues no hay nadie que se le oponga.

Análisis

“He venido para adoctrinar a sus hijos según mi agenda LGBTQ (y no me arrepiento en absoluto)"

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.