Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Opinión

Es hora de cuestionar a nuestros señores multimillonarios de la tecnología

Las teorías estúpidas de la conspiración sobre Bill Gates que quiere poner un microchip en el mundo solo desvían la atención del vasto e inexplicable poder que ya ejerce.

Por Breda O’Brien

Mientras caminaba antes de que estuviera lo suficientemente oscuro como para correr las cortinas, me llamó la atención la cantidad de figuras solitarias que se desplomaban en las ventanas de los dormitorios y las cocinas. Ninguno miraba el cielo rojo dorado. En cambio, estaban mirando sus laptops y sin duda, como yo, habían pasado la mayor parte del día haciendo precisamente eso.

Un cambio cultural con inmensas implicaciones ya está en marcha, y sólo Covid-19 lo está acelerando. No se trata solo de trabajar a distancia. Se trata de la enorme disparidad entre el poder y la influencia de las empresas tecnológicas y lo que todavía consideramos gobiernos.

Como señaló recientemente Jennifer O’Connell, las empresas gigantes de tecnología y sus fundadores han tenido una muy buena pandemia. Citando la investigación de Oxfam , destacó que las 10 personas más ricas del mundo, incluidos Jeff Bezos , Elon Musk y Mark Zuckerberg , fueron testigos de cómo su riqueza crecía colectivamente en 451.000 millones de euros durante la pandemia.Tenemos una sensación colectiva de malestar, la sensación de que constantemente estamos siendo manipulados, explotados y explotados para obtener nuestros datos que producen riqueza.

Publicidad.

Estas figuras son simplemente demasiado grandes para que el cerebro humano las visualice a menos que estén representadas por un gráfico o una metáfora. El poder que aporta tal riqueza funciona de la misma manera.

Tenemos un sentimiento colectivo de malestar, un sentimiento de que constantemente estamos siendo manipulados, explotados y explotados para obtener nuestros datos generadores de riqueza, pero todo es demasiado grande, una serie demasiado vasta de redes entrelazadas. Nos encogemos de hombros, decidimos que no podemos hacer mucho al respecto y volvemos a nuestras respectivas pantallas para convertirlas en otros pocos miles.

Los súper ricos son nuestros señores. Los amamos cuando son benignos, gastan su riqueza en proyectos filantrópicos, es decir, aquellos con los que estamos de acuerdo. No hay duda de que los donantes de gran riqueza hacen mucho bien. De vez en cuando, sin embargo, algún hecho entra en el dominio público que nos hace pensar: espera, ¿qué?

Tuve uno de esos momentos cuando leí un perfil de Bloomberg Businessweek sobre la profesora Sarah Gilbert de la Universidad de Oxford, investigadora principal de lo que luego se convirtió en la vacuna AstraZeneca . Enterrada en la historia sin comentarios está esta línea: “durante la búsqueda de dinero [para la investigación], Gates presionó [a la profesora Sarah] Gilbert y [al profesor Adrian Hill] para que se asociaran con una gran compañía farmacéutica”.

Puede leer:  El objetivo es destruir la familia cristiana

Financiamiento de periodismo

La Fundación Bill y Melinda Gates había otorgado anteriormente al equipo de investigación de Oxford una pequeña subvención en un momento crucial de la investigación. Inicialmente, la Universidad de Oxford había prometido compartir los derechos de propiedad intelectual de su investigación de vacunas de forma no exclusiva.

Publicidad.

Una subvención en el momento adecuado, un poco de presión y, de repente, AstraZeneca tenía los derechos exclusivos de la vacuna. ¿Importa? Absolutamente lo hace y no solo porque AstraZeneca encontró retrasos que nunca hubieran sucedido si el conocimiento se hubiera compartido ampliamente en primer lugar. Importa porque afecta sobre todo a los pobres, especialmente en los países de bajos ingresos.La rehabilitación de la imagen de Gates está siendo seguida por Jeff Bezos y Mark Zuckerberg

Gates solía ser tremendamente impopular, un director ejecutivo despiadado cuya compañía, Microsoft , atacó a todos los rivales y tuvo que pagar miles de millones en multas por prácticas monopólicas. ¿Qué cambió? Cuando se creó la Fundación Bill y Melinda Gates , no pasó mucho tiempo antes de que se completara la transición a un filántropo tierno. En un artículo valiente en agosto pasado en Columbia Journalism Review, Bill Schwab describió cómo examinó 20.000 subvenciones caritativas que la Fundación Gates había otorgado y encontró más de 250 millones de dólares para el periodismo.

Él cree que esto explica en parte por qué hace 20 años los objetivos de Gates estaban sujetos a constantes cuestionamientos e investigaciones por parte de los medios, mientras que hoy, la balanza se ha inclinado hacia, en opinión de Schwab, “perfiles suaves y editoriales entusiastas que describen las buenas obras [de la fundación]”.

¿Conflicto de intereses?

The Nation publicó una investigación en marzo pasado que no menciona Covid-19 pero proporciona información valiosa sobre la mentalidad de Gates. Es un feroz defensor de los derechos de propiedad intelectual y su ideología gira en torno a aprovechar “todas las herramientas del capitalismo” para “conectar la promesa de la filantropía con el poder de la empresa privada”.

Publicidad.

The Nation descubrió “$ 2 mil millones en donaciones caritativas deducibles de impuestos a empresas privadas, incluidas algunas de las empresas más grandes del mundo, como GlaxoSmithKline, Unilever , IBM y NBC Universal Media”. Se cuestionó la ética de “una fundación que otorga una subvención benéfica a una empresa de la que es propietaria en parte, y de la que se beneficiaría económicamente, [lo que] parecería un evidente conflicto de intereses”. También señala que la protección de la fundación de las patentes que hacen que los medicamentos que salvan vidas sean prohibitivamente costosos repercute en las personas vulnerables a las que supuestamente la fundación está tratando de ayudar. 

Puede leer:  Los filósofos y el coronavirus

La rehabilitación de la imagen de Gates está siendo seguida por Jeff Bezos y Mark Zuckerberg.

Irónicamente, las estúpidas teorías de la conspiración sobre el deseo de Gates de ponerle microchip al mundo solo desvían la atención de la verdad que está justo frente a nosotros, pero que es casi demasiado grande para verla. Bill y Melinda Gates, que no han sido electos ni rinden cuentas, tienen un poder sin precedentes en la historia de la humanidad.

En 2018-2019, donaron un porcentaje más alto a la OMS con problemas de liquidez que las donaciones individuales de la Comisión de la UE, los EE. UU. Y el Reino Unido. Gates descubrió que es más que posible comprar influencia política y dar forma al curso de la historia de la humanidad, todo mientras es elogiado por ser un gran tipo. ¿No es hora de cuestionar a nuestros nuevos señores?

Publicidad.

Este artículo se publicó en inglés en https://www.irishtimes.com/

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

RAFAPAL: EL CARLISMO

Actualidad

Estos hombres (Biden y Francisco) se estan muriendo.

Videos

Ernesto Ladrón de Guevara no descubre el nuevo totalitarismo.

Opinión

Una de las tareas que más está absorbiendo mi tiempo tiene que ver con la Guerra de Información “Information Warfare” y con el papel...

Opinión

La solución al sufrimiento ni es el comunismo, ni el neoliberalismo, ni el progresismo, la única solución a nuestros males es la tradición y...

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box