Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Análisis

El catecismo revolucionario. El libro maldito de la anarquía

El revolucionario solo siente amistad y simpatía a aquel que ha demostrado con sus actos que es servidor de la Revolución.

Imagen con licencia Pixabay

El catecismo revolucionario. El libro maldito de la anarquía es una apasionante y cruda realidad de lo que pasaba por la cabeza de un revolucionario en estado puro en el siglo XIX. El autor fue Nechayev y co-firmado por Bakunin.

Nechayev, joven ruso, fue un nihilista líder de la sociedad secreta La Justicia del Pueblo, que en 1869 llevó a cabo el asesinato de Iván Ivanovich Ivanov, causando el estremecimiento de la sociedad de la época. Conoció a Bakunin en Ginebra, quien firmaría con él El catecismo revolucionario tiempo después.

Nechayev tenía el don de la devastación -tanto en términos revolucionarios como personales- y acabaría pasando a la historia como “el primer terrorista”, pese a que otros lo intentaron antes. Tenía un carácter de psicópata y en su catenismo no asoma el más mínimo sentimiento.

Nechayev

EL CATECISMO REVOLUCIONARIO

Reglas en las que debe inspirarse el revolucionario.

Deberes del revolucionario hacia él mismo

Publicidad.

I) El revolucionario es un hombre que ha sacrificado su vida. No tiene negocios ni asuntos personales, ni sentimientos ni ataduras; ni propiedades, ni siquiera un nombre. Todo en él está absorbido por un único interés, exclusivo. Un solo pensamiento, una única pasión: La Revolución

II) En lo más profundo de su ser y no solo con palabras sino también con actos, ha roto todo lazo con el orden burgués y el conjunto del mundo civilizado, así como con leyes, tradiciones, moral y costumbres en vigor en esta sociedad – es el enemigo implacable de esta sociedad y si continúa viviendo en ella es para destruirla mejor

III) Un revolucionario desprecia cualquier teoría: renuncia a la ciencia actual y la deja para las generaciones futuras. Solo conoce una ciencia: la de la destrucción– con este fIn exclusivo estudia mecánica, física, química y ocasionalmente medicina. Con esta meta se entrega día y noche al estudio de las ciencias de la vida: los hombres, su carácter, las relaciones entre ellos así como las condiciones que rigen en todos los campos del orden social actual. La meta es la misma: destruir lo más rápida y seguramente posible esta ignominia que representa el orden universal

La meta es la misma: destruir lo más rápida y seguramente posible esta ignominia que representa el orden universal

IV) El revolucionario desprecia la opinión pública. Siente desprecio y odio hacia la moral social actual, sus directivas y manifestaciones. Para él lo moral es lo que facilita el triunfo de la revolución – y lo inmoral y criminal lo que lo contraría.

Publicidad.

V) El revolucionario ha sacrificado su vida, por lo tanto ya no se pertenece.- No tiene ningún miramiento hacia el Estado, principalmente, ni hacia la “clase cultivada” de la sociedad por lo que no debe esperarlo tampoco. – Entre él y la sociedad un combate a muerte tiene lugar, una lucha abierta o clandestina, sin tregua ni gracia.- Debe estar dispuesto a soportar todos los tormentos-.

Guardias Negras anarquistas en Rusia

VI) El revolucionario, duro consigo mismo, debe serlo con los demás. Simpatías o sentimientos que podrían reblandecerlo y que nacen de la familia, la amistad, el amor o el agradecimiento, deben ser ahogados por la única y fría pasión de la obra revolucionaria. –No existe en él más que un gozo, un consuelo, una recompensa, una satisfacción: el éxito de la Revolución–. Debe tener día y noche un solo pensamiento, una única meta: la destrucción inexorable. Persiguiendo con sangre fría y sin descanso el cumplimiento de ese destino, debe estar dispuesto a morir pero también a matar con sus propias manos a aquellos que se opongan a esa realidad.

Persiguiendo con sangre fría y sin descanso el cumplimiento de ese destino, debe estar dispuesto a morir pero también a matar con sus propias manos a aquellos que se opongan a esa realidad.

VII) La naturaleza del verdadero revolucionario excluye todo romanticismo, toda sensibilidad y entusiasmo. También excluye cualquier sentimiento de odio o venganza personal. –A su pasión revolucionaria, en él una costumbre cotidiana y constante, debe unirse el más frío cálculo.
– En todas parte y siempre debe obedecer no a sus impulsos personales, sino a lo que exige el interés general de la Revolución-.

Deberes del revolucionario hacia sus camaradas

VIII) El revolucionario solo siente amistad y simpatía a aquel que ha demostrado con sus actos que es servidor de la Revolución. –La amistad, la entrega, las obligaciones hacia tal camarada se miden únicamente según su utilidad en el trabajo práctico de la revolución destructiva-.

IX) Resulta superfluo hablar de solidaridad entre revolucionarios: en ella descansa todo el poder del trabajo revolucionario. –Los camaradas, que han alcanzado el mismo grado de conciencia y pasión revolucionarias, deben, en la medida de lo posible, discutir en común las cuestiones importantes y
tomar decisiones por unanimidad. Para ejecutarlas, cada uno debe contar ante todo consigo mismo. -Cuando se ejecutan una serie de actos de destrucción cada uno debe operar asumiendo sus riesgos y peligros no reclamando ayuda a sus camaradas salvo en caso indispensable para el éxito de la empresa-.

Publicidad.

Cuando un camarada se encuentra en peligro el revolucionario, para saber si debe salvarlo, no debe consultar sus sentimientos personales sino únicamente el interés de la causa revolucionaria

X) Todo militante revolucionario debe disponer de algunos revolucionarios de segundo o tercer orden, es decir de aquellos que no están del todo iniciados; debe considerarlos como parte del capital común puesto a su disposición. – debe gestionar su parte del capital con mesura y sacarle el máximo de
beneficio.-El mismo debe considerarse únicamente como capital entregado al triunfo de la revolución, capital del cual no puede disponer solo y sin el consentimiento del conjunto de los camaradas iniciados

Anarquistas rusos

XI) Cuando un camarada se encuentra en peligro el revolucionario, para saber si debe salvarlo, no debe consultar sus sentimientos personales sino únicamente el interés de la causa revolucionaria. Así mismo tiene que sopesar la utilidad que representa su camarada y por otra parte el derroche de fuerzas revolucionarias que exige su liberación, actuando según el peso de la balanza.

Deberes del revolucionario hacia la sociedad

XII) Un nuevo miembro, después de haber demostrado su valía o con palabras sino con actos, solo puede ser admitido en la Asociación por unanimidad.

XIII) Un revolucionario se adentra en el mundo del Estado, en el mundo de las clases, en ese mundo que se pretende civilizado, y vive única y exclusivamente porque cree en su próxima y total destrucción. No es revolucionario si algo le ata a este mundo.-No debe retroceder si hay algún lazo que le une a este mundo decrépito, o si hay que destruir alguna institución o individuo.-Tiene que odiar igualmente a todo y a todos.-Lo peor para él es mantener en este mundo lazos de parentesco, amistad o amor: si dichos lazos pueden parar su brazo, no es un revolucionario.

Publicidad.

XIV) El revolucionario puede y debe, a menudo, vivir en el seno de la sociedad, previendo su inexorable destrucción, y debe parecer totalmente diferente a como es realmente.-El revolucionario sabe abrirse puertas tanto en la clase alta como media; con los comerciantes, clérigos, nobleza, en el mundo de los
funcionarios, militares y escritores, en la policía secreta y hasta en el palacio imperial.

Los camaradas confeccionarán listas de estos condenados, ordenados según su mala fe hacia los intereses de la obra revolucionaria, de manera que los primeros números de la lista sean liquidados antes que los otros

XV) Toda esta innoble sociedad se divide en varias categorías. -La primera se compone de los que hay que suprimir sin dilación.-Los camaradas confeccionarán listas de estos condenados, ordenados según su mala fe hacia los intereses de la obra revolucionaria, de manera que los primeros números de la lista sean liquidados antes que los otros.

XVI) La segunda categoría engloba a aquellos a los que provisionalmente se les deja la vida y cuyos actos fomentarán la indignación del pueblo conduciéndole inevitablemente a la revuelta.

Bandera de los marinos del acorazado Petropávlovsk de Kronstadt con el eslogan Muerte a los burgueses

XVII) Estas listas y el establecimiento de categorías no deben depender del carácter pernicioso de tal o cual individuo, ni del odio que pueda inspirar a los miembros de la organización o al pueblo.-Este carácter pernicioso y el odio pueden ser útiles en cierta medida para empujar al pueblo a la revuelta. –
Solo debe tenerse en cuenta el grado de utilidad que pueda representar la muerte de tal o cual individuo para la obra revolucionaria. Hay que ejecutar en primer lugar a los más peligrosos para la organización revolucionaria y a aquellos cuya muerte violenta e imprevista asusta al gobierno y quebranta su fuerza, privándole de sus auxiliares más enérgicos e inteligentes.

son las mujeres, a dividir en tres clases: La primera: mujeres superficiales, sin espíritu ni corazón. Hay que usarlas como a los hombres

XVIII) La tercera categoría está compuesta por un gran número de bestias brutas bien situadas, no brillan ni por su inteligencia ni por su energía, pero poseen, según su situación, riquezas, altas relaciones, influencia y poder.-Hay que explotarlos con todos los medios posibles, atraparlos en nuestras redes, penetrar hasta el fondo de sus sucios secretos hasta conseguir hacer de ellos nuestros esclavos.-
De esta manera su poder, sus relaciones, su influencia y su riqueza serán para nosotros un tesoro sin fin y un muy apreciado socorro para múltiples empresas.

Publicidad.

XIX) La cuarta categoría engloba toda clase de funcionarios ambiciosos así como liberales de distintas tendencias. Con estos últimos se puede conspirar adoptando su propio programa y haciéndoles creer que se les apoya ciegamente. Hay que enterarse de sus secretos, comprometiéndoles para que su retirada resulte imposible, y servirse de ello para provocar disturbios en el Estado.

Esa emancipación y esa felicidad no se pueden conseguir más que con una revolución popular que destruirá toda la sociedad

XX) La quinta categoría se compone de doctrinarios, conspiradores, revolucionarios, toda esa gente que habla mucho en reuniones o ennegrece papel.-Hay que empujarles sin tregua, llevarles a Manifestaciones prácticas y peligrosas: el resultado será la desaparición de la mayoría mientras que los que queden serán verdaderos revolucionarios.-.

XXI) La secta categoría tiene enorme importancia: son las mujeres, a dividir en tres clases: La primera: mujeres superficiales, sin espíritu ni corazón. Hay que usarlas como a los hombres de tercera y cuarta categoría. La segunda clase son las mujeres inteligentes, apasionadas, dispuestas a sacrificarse; no han llegado a nuestro nivel porque no han conseguido una inteligencia revolucionaria práctica y sin verborrea. Se usan como los hombres de quinta categoría..-Finalmente se encuentran las mujeres que
están completamente con nosotros, es decir, iniciadas y que han aceptado nuestro programa Integramente.-Tenemos que considerarlas nuestro tesoro más preciado y su ayuda es indispensable para nuestras empresas.

Deberes de la Asociación hacia el Pueblo

XXII) La meta de la Asociación es la emancipación total y la felicidad del Pueblo, es decir esa parte del pueblo sujeta a duros trabajos.-Esa emancipación y esa felicidad no se pueden conseguir más que con una revolución popular que destruirá toda la sociedad.-La Asociación acrecentará y multiplicará los males y sufrimientos para que acaben con la paciencia del pueblo y desencadene la revuelta masiva.

Publicidad.

XXIII) Con el nombre de “Revolución Popular” nuestra sociedad no entiende un movimiento de tipo –clásico occidental-, que no ataca ni a la propiedad ni al orden social transmitido por la pretendida civilización y su moral, y que hasta ahora se ha limitado a sustituir un sistema político por otro.-Únicamente puede aportar al pueblo la salvación una revolución que condene cualquier idea de
Estado
 y revuelva las tradiciones rusas, las instituciones y las clases sociales del Estado.

XXIV) Con esta meta la Asociación no pretende imponer al pueblo una organización jerárquica.-La organización futura saldrá de un movimiento popular y de su vida, pero esto será obra de las generaciones futuras. Nuestra tarea es la de destruir; una destrucción terrible, total. Sin piedad y universal

XXV) Acercándonos al pueblo, buscaremos la alianza con los elementos de la vida popular que desde la creación del Estado moscovita se han enfrentado a todos los auxiliares directos o indirectos del Estado: nobleza, burocracia, clero, pequeños y grandes comerciantes, en una palabra, contra todos los
explotadores del Pueblo.-Hay que aliarse con el mundo de los aventureros y delincuentes que en Rusia son los verdaderos y únicos revolucionarios.

XXVI) Unificar todos estos elementos para conseguir una fuerza única, invencible y capaz de destruirlo todo: esa es la razón de ser de nuestra organización, de nuestra conspiración, de toda nuestra empresa.

Publicidad.

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

RAFAPAL: EL CARLISMO

Publicidad

Análisis

Milei predica una falsa solución a los problemas sociales y económicos de la Argentina.

Opinión

Esto debe dejar claro que dentro del régimen del 78 y de los regímenes liberales en particular no hay salvación posible.

Análisis

¿En qué sentido se puede considerar a George Soros y a Alexander Duguin como dos caras de una misma moneda?

Opinión

¿Cómo ponen los enemigos de Dios en marcha sus acciones?

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box