Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Opinión

«Migrante», la palabra trampa

No puede haber tradición sin raíces, y no puede haber libertad sin tradición; la lucha presente es por nuestra libertad a través de la recuperación de nuestra identidad.

image_pdfLEER EN PDF

[También puede ver esta Carta de editor en vídeo pulsando aquí]

El globalismo no pretende ampliar nuestros derechos, sino restringir nuestra libertad, y para ello manipula el lenguaje a su antojo. Frente a las palabras emigración e inmigración, que calificaban el movimiento poblacional según su tránsito fuera de salida de su país, o entrada en uno extranjero, los medios han difundido el término migración, para prescindir de los lazos que todo individuo tiene con su nación, con su tradición, y con la historia de su familia, y de su pueblo.

Ya en 2013 Benedicto XVI en su mensaje para la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado,  «Migraciones: peregrinación de fe y esperanza», nos advirtió que «en el actual contexto socio-político, antes incluso que el derecho a emigrar, hay que reafirmar el derecho a no emigrar, es decir, a tener las condiciones para permanecer en la propia tierra», y efectivamente, el primer derecho de toda persona es encontrar en su tierra las condiciones idóneas para poder llevar una vida digna, contribuyendo al desarrollo de su pueblo, de su región, y de su país, y en este sentido la emigración es un mal, por cuanto el emigrante no posee la libertad de elegir, sino que se ve incitado a emigrar por necesidades ajenas a su voluntad.

Las sociedades, como los árboles, son tanto más fuertes, como la profundidad de sus raíces. El gran roble aguanta la envestida de los vientos debido a su raigambre, y las sociedades soportan las envestidas de la revolución, según la profundidad de sus raíces, de sus tradiciones y de su religión.

Yuval Noah Harari, en su libro «Sapiens. De animales a dioses: Breve historia de la humanidad», recomendado entre otros por Barack Obama, Bill Gates y Mark Zuckerberg, sostiene que el sedentarismo condenó a la humanidad, pues según su interpretación el feliz cazador-recolector condenó a sus descendientes al despotismo y la arbitrariedad del estado cuando en el neolítico decidió cubrir su cabeza con un techado, vencer la espalda sobre un arado de forma miserable, y ver crecer los cultivos con angustia e incertidumbre, es decir, que el paso de nomadismo al sedentarismo supuso el inicio de la esclavitud.

Esta visión del nómada planetario es precisamente la que están promulgando las élites globalistas, por lo que la emigración no solo es vista como un derecho, sino como una tendencia a fomentar. Sin embargo, la historia nos demuestra que la emigración es un drama personal y colectivo que desarraiga al emigrante, empobrece a la nación que le ve partir, y crea problemas de integración en la nación que le acoge.

Hoy el mundo discute sobre las bondades de la emigración transnacional, sin embargo todas las sociedades occidentales conocen bien el drama de la emigración nacional, pues ya desde el siglo XIX, las corrientes migratorias desde el campo a las ciudades supuso la destrucción de las sociedades tradicionales, supuso la explotación del propietario rural convertido en proletario urbano, y propició los cimientos para la creación de una sociedad de masas en las que el individuo ha perdido su libertad y su identidad.

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Monseñor Schneider también nos advirtió que «mover grandes masas de gente fuera de su patria significa arrancar un organismo vivo de su suelo natural, de su tradición y de su historia nacional», es decir, supone dejar morir de falta de nutrientes al emigrante, que se ve obligado a renunciar a su herencia espiritual, cultural, y material.

Puede leer:  Corona vacía, mensaje vacío

La migración es ante todo una gran expropiación del patrimonio individual y comunitario del emigrante, y supone igualmente un ataque al patrimonio espiritual y cultural de la sociedad que le acoge, que ve injustamente agredida su tradición, y su cosmovisión cultural.

Precisamente, para hacernos olvidar que todo hombre es fruto de una sociedad, una cultura y una religión, se pretende estandarizar la palabra migrante, como si el destino del hombre fuera el nomadismo, como si las raíces culturales y patrimoniales supusieran una rémora a la libertad. Frente a esta desposesión es necesario ofrecer resistencia, y es necesario no solo oponernos a la nueva inmigración transfronteriza, sino revertir los efectos de las emigraciones interiores nacionales que despojaron al propietario rural de su hacienda, de su cultura y de su tradición, para convertirle en un simple número masa urbano, sin pasado y sin futuro.

No puede haber tradición sin raíces, y no puede haber libertad sin tradición; la lucha presente es por nuestra libertad a través de la recuperación de nuestra identidad.

Carlos María Pérez- Roldán y Suanzes- Carpegna

COMPARTE:

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Abogado, académico de la Academia Internacional de Ciencias, Tecnología, Educación y Humanidades y colaborador de numerosas publicaciones y revistas, exdirector de la sección cultura del periódico digital Minutodigital, e impulsor de numerosas iniciativas de la sociedad civil para fomentar la participación ciudadana real en la vida política y social, como el Centro Jurídico Tomás Moro, el Centro de Estudios Históricos General Zumalacárregui, o la Asociación Editorial Tradicionalista. Actualmente es director de Tradición Viva

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Opinión

Un nervioso Pedro Sánchez ha ordenado el control de Indra -la empresa que recuenta los votos- y el asalto del INE, del CIS y...

Opinión

Marine Le Pen ha ganado su apuesta: quería hacerse un hueco en el parlamento de Francia, y lo ha conseguido.

Opinión

LEER EN PDF No me cansare de repetirlo: si en EZ-paña aún se puede vivir – aunque mal – es gracias a nuestras magnificas...

Análisis

En el nuevo orden mundial todo son máscaras y disfraces y nadie es lo que dice ser y todo el mundo miente hasta con...

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box