Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Opinión

El cáncer de la política actual es el totalitarismo y el relativismo

Afirma  Juan Manuel de Prada  que el cáncer de la vida política actual  es el totalitarismo y el relativismo. Da la impresión de que  han pasado  a la historia,   para no volver nunca más,   el respeto a la ley natural y a la Ley divina  que toda criatura lleva inscrita en su interior cuando viene a este mundo.

Precisamente  en la primera lectura de la Misa del 18 de agosto del 2022,  Dios, por medio del profeta, decía: «Arrancaré de vosotros vuestro corazón de piedra  y  os daré un corazón de carne para que guardéis y cumpláis mis mandatos.  Vosotros seréis mi pueblo y Yo seré vuestro Dios»

Esta promesa divina  se cumple cada vez que una persona es bautizada,  porque Dios le limpia del pecado original y derrama en su alma el don del Espíritu Santo.Y se cumple también cuando el bautizado recibe  el sacramento de la plenitud del Espíritu Santo  que es la Confirmación.
De ahí que la Iglesia llame  «Sacramentos de la Iniciación Cristiana»   a  estos tres y por este orden:  Bautismo + Confirmación + Eucaristía,  (por ser la Eucaristía el más importante)
Dios se ha comprometido a tope con nosotros,  pues no solo nos dió como Redentor a su propio Hijo Jesucristo, sino que ha derramado  y  derrama constantemente en nosotros el don del Espíritu,  que nos capacita para buscar el bien y practicarlo y para rechazar el mal y evitarlo.

El relativismo y el totalitarismo  no llevan a nada bueno, porque no buscan el bien integral de cada persona y del conjunto de la sociedad,   sino lo que unos cuantos o muchos opinen, sea verdad o mentira, sea bueno o malo, sea conveniente o no,  esté de acuerdo o no con la ley moral natural y con la Ley de Dios.
Pues bien,  estoy de acuerdo con  De Prada  en que esas ideologías del relativismo y del totalitarismo,  poco a poco,  van haciendo mella en nuestra sociedad, no solo en la vida política,  sino también en la vida social, económica y hasta religiosa:   cada uno  puede y hasta tiene el derecho de sentir,  pensar y actuar  como le dé la gana.
Ya no se mira el bien común,  sino el bien de mi partido, de mi Gobierno,  de mis votantes,  lo que resulta novedoso, atractivo, atrayente,  beneficioso para mí aunque sea negativo para los demás, etc, etc.

Podríamos poner muchos ejemplos,  algunos de los cuales están a la vista de todos en España y fuera de España:   la ley ha dejado de ser ley  (lo que es objetivamente bueno para el ser humano y para las sociedades)   y   se ha convertido en ideología barata, populista,  populachera,  a fin de que el mundo aplauda porque el mundo  «no sabe de estas cosas»  y desgraciadamente  acepta  sin más lo que le viene dictado desde instancias superiores  (llámese Gobierno, llámese partido, llámese sindicato, llámese mayoría, etc.)

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

No hemos aprendido que todo lo aprobado y sancionado por las leyes humanas no es objetivamente bueno, y por tanto, si no es bueno no estamos obligados a obedecerlo, sino más bien todo lo contrario. De ahí que la Iglesia,  Esposa de Cristo,  siga diciendo no al divorcio,  al aborto provocado,  a la eutanasia activa,  al crimen,  al robo,  a los fraudes  y  a los mezquinos intereses, vengan de donde vengan.

Puede leer:  El declive de la valentía ante la colonización de Europa

Conviene recordar que el padre y príncipe de la mentira es el diablo  y  que  el diablo  nunca está quieto, siempre anda rodando buscando a quién devorar. Siguiendo con el símil del cáncer,  cuando a alguien le detectan un cáncer o lo que puede ser un cáncer, inmediatamente se le pone en tratamiento para que el cáncer no avance  y  el paciente pueda sanar y llevar una vida lo más normalizada posible.    A veces, incluso se llega a la recuperación total y absoluta, lo cual es motivo para dar gracias a Dios.
Si el cáncer de la política actual  es el totalitarismo y el relativismo,  hemos de buscar el tratamiento adecuado a estos males,   pues a grandes males,  grandes remedios.

Por eso no debemos apoyar  ni dar el visto bueno  a quienes tratan de imponer su relativismo y su totalitarismo en nuestra sociedad.
¿Dónde queda la libertad del ser humano si todo es relativo,  y  dónde queda la libertad humana si todo se nos impone como una carga totalitaria a la que no hay más remedio que obedecer, estés o no de acuerdo?
-Si no se respeta la libertad de cada persona, ¿dónde queda la inviolable dignidad del ser humano, creado a imagen y semejanza de Dios?

Hasta el mismo Dios,  que nos ha regalado la libertad y nos indica lo que es bueno y lo que es malo,  corre el riesgo de que nosotros le desobedezcamos,  como ocurre tantas veces.      Sin embargo,  Dios no cambia ni modifica su Ley,  sino que nos invita a que nos convirtamos de todo corazón y practiquemos lo que es grato a sus ojos,  puesto que Dios aborrece el pecado, pero ama al pecador y no quiere que nadie se condene, sino que todos se salven.

Tengámoslo bien claro:   «Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres»   y   «Quien es amigo del mundo se hace enemigo de Dios» Desechemos  el relativismo  y  el totalitarismo  y  las inícuas  ideologías  y  abracemos la Ley de Dios, que es el amor y nos hace realmente felices.
José Vicente Martínez, pbro.

COMPARTE:

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

José Vicente Martínez, Sacerdote.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Opinión

En puridad, hoy no hay ya ideologías, sólo disfraces de mercadotecnia electoral.

Opinión

¡Que asco más grande! ¡Qué manera de ridiculizarse! Ayer, “Don Almeja-Carmena”, alcaldito pepero de Madrid, “celebraba” el “gaymonio” de un tal Euprepio Padura con...

Opinión

Por Ramiro Grau Morancho. Nuestro amado líder, ha encargado la producción de una serie, docudrama, o lo que sea, titulado “Las cuatro estaciones” rememorando...

Opinión

Solamente la miserable “ley del silencio” imperante en los diversos medios de intoxicación de masas y de desinformación impiden que diariamente sea noticia de...

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.