Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tradición VivaTradición Viva

Actualidad

Un organismo internacional comienza a diseñar un nuevo tratado de medidas preventivas frente a las pandemias

¿Promoverá el aborto y la homosexualidad el nuevo Tratado sobre la Pandemia?

Imagen con licencia Pixabay

 (C-Fam) Los países miembros de la Organización Mundial de la Salud aprobaron un proyecto de tratado sobre medidas preventivas frente a las pandemias que podría utilizarse para promover el aborto y la ideología de género.

El plan para el nuevo tratado, presentado el mes pasado, incluye una sección sobre “poblaciones vulnerables” que desafía cualquier “barrera legal y regulatoria que pueda impedirles el acceso a los servicios de salud”. Esta es una frase diseñada por el lobby abortista mundial para referirse en términos buenistas a las leyes que restringen o regulan el acceso a los servicios de aborto.

La preparación para las pandemias es ahora un área de gran interés para los grupos abortistas y el lobby homosexual y transgénero.

Desde sus primeras etapas, la pandemia del COVID-19 fue instrumentalizada por el lobby abortista y la maquinaria de la ONU para liberalizar el acceso al aborto, lo que provocó una fuerte reprimenda de los funcionarios estadounidenses. Ahora, bajo la administración pro-abortista de Biden, el gobierno de EE.UU. se ha comprometido plenamente a financiar “servicios de salud reproductiva”. Otros gobiernos donantes también se han comprometido a incluir el aborto en las políticas de preparación para la pandemia.

El plan también incluye secciones sobre “equidad” y “no discriminación”. Aunque cada país puede entender estos términos de forma diferente, es incuestionable que en las naciones occidentales se entiende que se refieren a la promoción de la homosexualidad y la transexualidad.

Una de las primeras medidas de asistencia frente a la pandemia que puso en marcha el gobierno de Biden fue la controvertida concesión de un trato preferente a las empresas propiedad de personas que se identificaran como homosexuales o transexuales. Esta política fue ampliamente rechazada y considerada injusta y discriminatoria.

Incluso al margen de estas conocidas polémicas, el tratado sobre pandemias tiene el potencial de tener implicaciones de gran alcance para las políticas sociales y económicas no relacionadas directamente con los sistemas sanitarios. El proyecto de tratado no se limita a abordar las políticas sanitarias tradicionales asociadas a la preparación frente a pandemias. Respalda un “enfoque integral de todo el gobierno, de múltiples partes interesadas y de toda la sociedad para abordar los determinantes sociales de la salud”. Prescribe medidas legales y burocráticas a todos los niveles de gobierno para abordar los impactos de la pandemia en “el crecimiento económico, el empleo, el comercio, el transporte, la desigualdad de género, la educación, la inseguridad alimentaria, la nutrición y la cultura”.

El tratado se adoptaría de acuerdo con la normativa de la Organización Mundial de la Salud y entraría automáticamente en vigor sin necesidad de ratificación a nivel nacional, aunque este procedimiento sigue siendo discutible y su legalidad algo dudosa. No obstante, el proyecto incluye el reconocimiento del “derecho soberano [de cada Estado] a determinar y gestionar su enfoque de la salud pública, en particular la prevención, preparación y respuesta ante las pandemias de acuerdo con sus propias políticas”.

PARA LUCHAR CONTRA EL GLOBALISMO ES NECESARIO FORMARSE. VISITA NUESTRA TIENDA

Incluye un requisito de información para los países y propone un “mecanismo global de revisión por pares para evaluar las capacidades y lagunas de preparación nacionales, regionales y mundiales”. Mecanismos similares de revisión por pares en los sistemas de derechos humanos y de desarrollo de las Naciones Unidas se manipulan habitualmente para promover el aborto, la homosexualidad y la ideología transgénero.

Puede leer:  La saturación de los hospitales ¿el nuevo engaño?

La decisión de seguir adelante con el tratado fue tomada por el Organismo Intergubernamental de Negociación para redactar y negociar un convenio, acuerdo u otro instrumento internacional de la OMS sobre prevención, preparación y respuesta ante las pandemias el 21 de julio. Este organismo, compuesto por los 194 países miembros de la Organización Mundial de la Salud, está dirigido por seis delegaciones: Sudáfrica, Países Bajos, Brasil, Egipto, Tailandia y Japón. Se espera que las negociaciones para concretar el proyecto comiencen en diciembre, tras un periodo de consultas a nivel mundial.

El representante tailandés del gabinete que dirige las negociaciones hasta ahora, Viroj Tangcharoensathien, señaló que le parecía que las negociaciones hasta ese momento habían sido una “luna de miel”, pero también advirtió que “el periodo de luna de miel terminará muy rápido” y anticipó que las negociaciones de diciembre serán “amargas”.

COMPARTE:

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Foto del avatar
Written By

The Center for Family and Human Rights (C-Fam). C-Fam was founded in the summer of 1997 in order to monitor and affect the social policy debate at the United Nations and other international institutions.

1 Comment

También puedes comentar con facebook:

1 Comment

  1. Fi&fi

    18/09/2022 at 17:49

    Empecemos por dejar de creer en las pandemias que inventan y las enfermedades que se empeñan en que creamos. Después lo demás. Todo en el mismo saco, absolutamente TODO

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Advertisement

DESTACADOS

El nuevo orden mundial (NOM)

Historia del carlismo

Advertisement

Actualidad

Si eres de los que prefiere acciones concretas contra el mal, y salvar vidas de no nacidos, antes que discursos grandilocuentes, apuntaté.

Actualidad

Por Stefano Gennarini, J.D. (C-Fam) La Agencia de la ONU para la Infancia no contempla en su política el consentimiento paterno para administrar a...

Cultura

Woke, wokismo, wokista, los anglicismos que poco a poco van conquistando el espacio de debate público, intelectual, político y social en todo el mundo occidental. Son...

Actualidad

«No soy un puñado de células. Soy un SER HUMANO. Mi vida vale tanto como la tuya. ¡SÍ A LA VIDA! ¡NO AL ABORTO!»

Advertisement

Copyright © 2023. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.