Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Opinión

Cadillac

Si juzgamos las cosas por su aspecto dominante diremos pues que el mundo moderno es pagano y decadente.

Imagen con licencia Pixabay.

Una pregunta que se plantea a menudo al leer este blog es si para nosotros todo lo del pasado era bueno y todo lo del presente es malo, pues cuando hacemos comparaciones entre nuestra época y las anteriores, siempre es para destacar que hemos decaído o empeorado.

La pregunta es un tanto infantil, pues no se puede imaginar que alguien piense seriamente que la medicina de hoy represente estigmas de decadencia en relación con la de hace años, o que el conocimiento de los microbios y todo lo que se derivó de él demuestre que la medicina del siglo XIX estaba en decadencia en comparación con los médicos de Luis XIV. Tampoco se puede suponer seriamente que alguien considere que una carretera moderna, asfaltada, sea un indicio de retroceso en las comunicaciones humanas comparada con los caminos que nuestros antepasados recorrían penosamente en carroza o a caballo.

Veamos un ejemplo considerando el asunto desde su punto de vista puramente cultural, partiendo de la idea de que un coche, como cualquier otro objeto, puede expresar aspectos de una cultura.

Mientras que el Jaguar de 1951 refleja el gusto aristocrático de una sociedad tradicional, el Cadillac de 1953 manifiesta la mentalidad burguesa, en su ostentación de potencia y lujo. Sin duda, el Jaguar deja ver que es un coche fuerte y caro, pero lo que simplemente deja ver, el Cadillac pretende alardear.

La ostentación de potencia se ve en la línea enfáticamente aerodinámica de este coche, que da la idea de que su estado normal es correr a toda velocidad por las carreteras, llevando su pasajero como una carga de lujo, sin tiempo para ver o ser visto, descansando o dormitando calmamente sobre tapizados almohadillados super cómodos.

El Jaguar por el contrario parece no sufrir violencia en la marcha de turismo moderado, en la que el coche no va a la velocidad máxima sino a la que prefiere el pasajero, con tiempo para disfrutar, ver, ser visto. En el Cadillac, la ostentación de potencia hace que el capó y la rejilla de ventilación brillantemente niquelada, the dollar grin, la sonrisa del dólar, como la llamaban en Europa, sean el punto de atracción de las miradas, mientras que en el Jaguar el punto de atracción no está en el coche sino en el pasajero.

En el Cadillac, el efecto ornamental más expresivo es burgués, y está en el color, en el brillo de los esmaltes, en el resplandor de los metales. Manifiesta su mentalidad burguesa en la ostentación de la potencia y el lujo. En el Jaguar se encuentra principalmente en un elemento más refinado y más intelectual: la armonía y la proporción de las formas.

Comparemos ahora un Rolls de 1906 con el Cadillac de 1953. También hubo progreso, pero no en la misma línea que los del Jaguar. 

Si juzgamos las cosas por su aspecto dominante diremos pues que el mundo moderno es pagano y decadente, y sin embargo sustentamos que en él se pueden señalar buenos elementos.

Se reflejan en tres modelos de automóvil los atributos y defectos de la época, así como el sentido en que puede decirse de varias cosas que son dignas de aplauso por no esclavizarse al defecto dominante. Todo analizado a nivel psicológico y cultural, por supuesto, y haciendo abstracción de cualquier consideración de interés técnico o comercial.          

Puede leer:  Érase una vez un Vicepresidente

COMPARTE:

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Escrito por

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Opinión

El caso es que entre la disidencia chusquera, entre los presuntos despiertos que presumen de estar iluminados...

Análisis

                                                                                     Alberto Buela Resumen:                   En nuestros días la economía ha reemplazado a la política como ciencia arquitectónica de la sociedad. La new left ha renunciado,...

Opinión

Para este señor el problema de la inmigración NO existe, el de la islamización tampoco y el de la seguridad publica aún menos. Son...

Opinión

Un partido, o partida, más bien una piara, de delincuentes políticos, a los que España les importa una mierda.

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.