Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tradición VivaTradición Viva

Historia

Polonia

Katyn

El bosque de Katyn es conocido por ser un lugar de ejecución de la Unión Soviética de soldados y oficiales polacos que habían sido hechos prisioneros de guerra durante la invasión soviética de Polonia en 1939 y que fueron asesinados entre abril y mayo de 1940 por orden directa del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética, eliminando así a la mayor parte de los oficiales del ejército polaco.

Polonia Oriental había sido incorporada a la República Socialista Soviética de Ucrania y sus habitantes desprovistos de su nacionalidad polaca. El 5 de marzo de 1940, el Kremlin suspendió a los cautivos la categoría de “prisioneros de guerra” y se les denominó con el estatus de “terroristas contrarrevolucionarios”, lo cual implicaba su inmediata ejecución.  

La policía soviética anunció a los prisioneros de los campos de concentración de Starobielsk, Ostaszków y Kozielsk que serían trasladados a nuevos centros penitenciarios mucho más cómodos y con mejores alojamientos en el interior de Polonia, pero pronto fueron subidos a trenes con vagones de ganado provistos de jaulas y conducidos hacia el interior de la Unión Soviética.

En la mañana del 4 de abril de 1940, un primer contingente de 390 cautivos polacos desembarcó a 16 kilómetros de Smolensk. Fueron llevados a un claro del bosque de Katyn con grandes fosas comunes excavadas en el suelo para después ponerlos en fila y asesinarlos de un tiro en la cabeza. Luego se les remató con afiladas bayonetas dentro de las fosas, antes de que una excavadora echase tierra encima y tapase la escena del crimen. Así se siguió asesinando hasta a 25.700 polacos.

Entre los militares ejecutados hubo 14 generales, 1 almirante, 24 coroneles, 79 tenientes coroneles, 258 comandantes, 654 capitanes, 17 capitanes de navío, 9.227 oficiales, 3.420 suboficiales, 600 pilotos y 85 soldados rasos. Respecto a los civiles también se mató a 1 príncipe, 3 terratenientes, 7 sacerdotes, un gran número de intelectuales entre los que hubo 800 médicos, 300 físicos, 100 ingenieros, 100 escritores, 100 abogados, 20 profesores de universidad, 12 catedráticos, 1 científico, 1 neurólogo y 1 cirujano.

Las ejecuciones fueron realizadas con pistolas como las usadas por la Gestapo y munición de fabricación alemana suministradas por Moscú con la idea de culpar al régimen nazi en el futuro. Las fosas se ocultaron mediante la plantación de árboles.

Terminada la Segunda Guerra Mundial con Polonia bajo la órbita soviética, las nuevas autoridades del Partido Comunista Polaco impusieron una férrea censura sobre de todo lo relacionado con la matanza.

Gorbachov para dar credibilidad a su maniobra de “perestroika” envió al general polaco Jaruzelski un documento en el que se demostraba la culpabilidad comunista de la matanza y el presidente Yelstein en 1992 entregó el documento original firmado por el propio Stalin en el que se daba la orden de ejecutar a los 25.700 contrarrevolucionarios.

Los polacos ya saben lo que les espera si las tropas del Kremlin entran de nuevo en su país, por lo que el jefe de Gobierno Morawiecki afirma: “Si Rusia ataca Polonia, el Kremlin debe saber que hay 40 millones polacos dispuestos a empuñar las armas y defender su patria”.

Este artículo se publicó originalmente en https://plineando.blogspot.com/

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

Puede leer:  Hiroshima y Nagasaki: el terrorismo aéreo de los buenos

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Written By

Click to comment

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestros libros

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Advertisement

DESTACADOS

En Amazon

El nuevo orden mundial (NOM)

Historia del carlismo

Advertisement

Opinión

Habían pasado 100 años sin ser atendido el mandato del Corazón de Jesús al rey Luis XIV de consagrar Francia al Sagrado Corazón cuando...

Religión

La clemens, pia, dulcis Virgo Maria que el melifluo doctor San Bernardo cantó con tanta suavidad en la Salve Regina, nos es presentada por San Luis...

Opinión

Por: Luis Alfonso García Carmona La noticia sobre la aprobación en la Cámara de representantes del proyecto petrista para acabar con nuestro sistema de...

Opinión

En 1941 la opinión pública estadounidense estaba mayoritariamente en contra de la entrada de su país en la Segunda Guerra Mundial. No obstante, el...

Advertisement

Copyright © 2023. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.