Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tradición VivaTradición Viva

Opinión

COLOMBIA: Lo que nos deja el comunismo

Pero si esto es lo que se ha podido vislumbrar en el primer año del régimen totalitario del camarada Petro, todavía nos espera lo peor.

Gustavo Petro

Por: Luis Alfonso García Carmona

La inconsciencia colectiva y la ausencia de sólidos valores en la clase dirigente llevan con frecuencia a las naciones al abismo materialista y totalitario del régimen comunista.

Fue lo que acaeció en Colombia el pasado año a pesar de las públicas amenazas del Foro de Sao Paulo, desatendidas por gobernantes y dirigentes políticos, más interesados en su perpetuación en el poder que en la suerte de sus coterráneos.

Se entregó el poder a una camarilla ajena a los más elementales principios éticos, obnubilada con la implantación de las doctrinas marxistas-leninistas, sin importar los medios que haya que utilizar ni las consecuencias de anarquía, miseria y esclavitud que sobrevendrán necesariamente a la población bajo su yugo.

Comenzó con la decapitación de la cúpula militar para devastar su capacidad operativa, mientras se arman grupos irregulares de vándalos y sicarios bajo los remoquetes de guardias campesinas e indígenas o gestores de paz, como ha ocurrido en otros pueblos que han caído bajo el dominio comunista.

Todo un programa de beneficios a los cultivadores de coca e impunidad para vándalos, terroristas, políticos corruptos y narcotraficantes que apoyaron la campaña petrista a la Presidencia se ha puesto en marcha, cobijado con el engañoso lema de la “paz total”.

Con las reformas tributaria, laboral y pensional, y los proyectos contra la explotación de hidrocarburos y a favor de la expropiación, sólo cabe esperar la destrucción del sector empresarial y el advenimiento del desempleo, la miseria y el caos social que han caracterizado los sistemas comunistas.

Pero si esto es lo que se ha podido vislumbrar en el primer año del régimen totalitario del camarada Petro, todavía nos espera lo peor. Con el pretexto de las negociaciones de paz con los narcoterroristas del ELN, se está entregando el futuro de la Patria al totalitarismo comunista, a espaldas del pueblo colombiano y, lo que es más grave, con la complicidad de la clase política.

Ya Petro creó, por pedido del ELN, la Comisión Nacional de Participación, “para recoger, sistematizar y presentar las propuestas de la sociedad civil que deben ser acogidas de manera automática y vinculante por la mesa de negociación”. 

Y, ¿quiénes son los que representan a la sociedad civil? Pues 70 grupos o colectivos de orientación marxista-leninista, entre los cuales se encuentran FECODE, Comando Nacional Unitario, Mesa Permanente de Concertación Indígena, dos frentes de la Primera Línea, Personas privadas de la Libertad, y otras “juntanzas” por el estilo, y unos 10 representantes del gobierno, el Congreso y los gremios que servirán de comodines para dar apariencia de neutralidad a este contubernio del “yo con yo”.

Como certeramente anota el filósofo Alfonso Monsalve Solórzano:

Advertisement. Scroll to continue reading.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

“Lo que recomienden será asumido por la mesa de negociación y convertido en ley de la república o norma constitucional, como sucedió con las FARC. El cambio de nuestro modelo de estado impuesto por la puerta de atrás. Y un proceso de negociación con reconocimiento político es lo que también se nos viene con el Estado Mayor Central y la Segunda Marquetalia. Y reforzado con la presencia de cien mil mercenarios pagados por Petro con el dinero de los colombianos, para que “no maten”. (http://www.lalinternaazul.info/2023/07/16/doxa-solipsismo/)

No es ahora el momento para quejarse o llorar sobre la leche derramada. Es la hora de la unión de los colombianos de bien, de los que aún creemos en la libertad y en los principios cristianos y los valores democráticos que dieron origen a nuestra nacionalidad. Debemos unirnos en una sola voluntad, dejando a un lado el egocentrismo y el afán de protagonismo para que formemos una gran fuerza pluralista, independiente de la cuestionada clase política y dispuesta a luchar por la salvación del país. Una fuerza a la que podríamos llamar “COLOMBIANOS AL RESCATE”.

Puede leer:  La cruz en la mira

Su primer objetivo debe ser apoyar el juicio político para destituir a Petro, con fundamento en la denuncia presentada por el jurista José Manuel Abuchaibe ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, por violación de los topes financieros de la campaña electoral señalados por la ley. Cumplida esta tarea, debemos prepararnos en los próximos 3 años para recuperar el poder, archivar las funestas iniciativas del régimen comunista y rescatar nuestra cultura, nuestras tradiciones, nuestra Nación, de las garras del lobo con piel de oveja que se apropió fraudulentamente del poder.

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Doctor en Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Antioquia (Medellín). Estudios de Planeación del Desarrollo (IULA, La Haya) y Administración de Empresas (Eafit, Medellín). Ha desempeñado los cargos de Juez Municipal (Palmira), Jefe de Instrucción Criminal y Vigilancia Judicial de Antioquia, Procurador de Distrito Judicial de Antioquia, Secretario General de Empresas Departamentales de Antioquia, Secretario General de la Gobernación de Antioquia, Secretario de Gobierno Departamental y Gobernador encargado de Antioquia, Fiscal Seccional, Presidente de Asociación Colombiana de Empresas de Servicios Temporales, Director de Asotauro, gerente de relaciones industriales, asesor jurídico y gerente general de varias empresas privadas. Es autor de las obras “Reconstrucción nacional” y “Vademecum jurídico” y columnista de varias publicaciones virtuales.

Click to comment

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestros libros

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Advertisement

DESTACADOS

En Amazon

El nuevo orden mundial (NOM)

Historia del carlismo

Advertisement

Opinión

Los globalistas que es lo mismo que decir comunistas o satanistas (yo prefiero emplear este último término que es mucho más exacto) desplegaron una...

Opinión

Barranquilla, 17 de Enero de 2024 .- Vamos a situar las cosas en su punto: es importante no confundir el fenómeno de la inseguridad...

Opinión

Por: Luis Alfonso García Carmona La noticia sobre la aprobación en la Cámara de representantes del proyecto petrista para acabar con nuestro sistema de...

Opinión

Por: Luis Alfonso García Carmona Entre las muchas tragedias que padecen las gentes de escasos recursos en nuestro país, nos encontramos la práctica de...

Advertisement

Copyright © 2023. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.