The Hole en Santander

Jorge Calandra Reula. Presidente de ADVCE

The Hole en Santander

La basura de ‘The Hole’ recala en Santander durante la segunda quincena de abril, y señalamos basura, no porque hayamos visto la escenificación, que no vamos a verla, sino por la publicidad que en relación a la misma estamos obligados a tragar cuando entramos o salimos de Santander. Es claro que existen persona a las que la frivolidad sensual no les preocupa en absoluto, sin embargo, otras personas queremos cuidar lo que vemos, y no es de recibo que veamos por las calles a una cabaretera o a un cabaretero con determinadas insinuaciones.

Es más que probable que la publicidad del evento viole algunas leyes del código civil y penal, con lo que resulta llamativo que se haya permitido su colocación en diversos lugares de la ciudad. Parece que el público al que se dirige este bodrio es el adulto, pero no parece haberse hecho la misma clasificación con la publicidad, que hemos de ver todos.

Vaya nuestra fuerte recomendación de no asistir a las funciones que realicen y nuestro deseo de que sea un profundo fracaso. Imaginamos que la publicidad es debida a que de por sí, este espectáculo no atraería a mucha gente si no fuera inundando la capital cántabra con carteles.

Repetimos, desconocemos los detalles del espectáculo, pero sabemos que discrepamos de los que sí parecen conocerlos, como la concejala de Turismo y Dinamización Social, Gema Igual, que indica que se trata de un espectáculo de primera categoría y que constituirá un complemento para el turismo de cultura; aunque no terminamos de ver la relación que tiene la verdadera cultura con una cosa de estas características.

Es lamentable comprobar que a cualquier actuación se la llame arte o cultura y que se dediquen elogios como la de la responsable de Dinamización Social del Ayuntamiento santanderino, Carmen Ruiz, que dijo que era un espectáculo maravilloso.

No realizaríamos esta crítica si Santander, una bonita ciudad, no hubiera sido tratada como cubo de la basura al estar manchada con una cartelería que espera atraer turistas en este periodo vacacional.

Quizá, el apoyo en elogios desde personas del Ayuntamiento sea debido a que la propiedad del evento dedique parte de sus ingresos al programa municipal ‘Apadrina una familia‘, aunque en ADVCE creemos que el fin no justifica los medios. Por otro lado, flaco favor hace este evento a las familias que desean educar a sus hijos en un ambiente honesto.

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada