El soviet de mujeres archifemistas amenaza con hacer de la Feria Valenciana una cremà fálica.

La Asociación Gubernamental “Soviet de Mujeres Archifeministas” (AGSMA) exige a Compromis la suspensión de la Feria Habitat de Valencia.

Sostienen que el Gobierno Valenciano no puede permitir una exposición fálica en la Provincia valenciana de los Països Catalans. 

2015-12-06 movimiento feminista

Para el próximo 1 de febrero del 2016, y hasta el 5 del mismo mes y año, está programada la Feria Habitat Valencia, uno de los más vistosos escaparates del quehacer industriosos de los creativos y diseñadores españoles de artículos para el hogar.

Sin embargo esta convocatoria, por primera vez en su historia, es centro de una encendida polémica entre la auténtica ciudanía (siempre vigilante en cuestiones de sexo) y la superestructura capitalista y deshumanizadora de los empresarios y pequeños empresarios y artistas.

Y es que según la presidente del Soviet archifeminista, Atzin Deseadaes sorprendente que en pleno Siglo XXI todavía se sigan diseñando sillas y mesas con patas, lo que supone que el ámbito doméstico esté dominado por símbolos fálicos. Ya nuestras pioneras, las sufragistas británicas de la era victoriana, consiguieron que se cubrieran con telas y almidón las patas de los pianos y demás cochambres fálicas que dominaban el escenario doméstico del siglo XIX. Sin embargo al final perdieron la batalla cuando muerta la reina hembra volvió a ocupar el trono un macho (su hijo Eduardo VII) que volvió a imponer la falocracia doméstica“.

Según explican fuente del Soviet han llegado a un acuerdo defensivo con las Femen, miembras, como ellas, de la Liga antifálica.  Y el acuerdo consiste en que si el Gobierno Valenciano no logra retirar todos los muebles apoyados en patas con forma fálica las Femen iniciarán una operación comando para convertir la feria en una cremà laica y feminista, organizando pequeños grupos de acción que se cuelen entre los visitantes y expositores para ir quemando los muebles con fálicos.

No obstante, según acaba de informar la Agencia de Noticias de Género rosa, Rosapress, parece que el conflicto se desbloquea, pues Compromís ha forzado a la Generalitat a rehabilitar la Alquería del Moro para cedérselo en propiedad al Soviet así como triplicar las subvenciones públicas a cambio de que no quemen nada. Desde fuente de la Generalitat se informa que esto supone devolver un bien vinculado con el islam a su sentido más primigenio, pues el Islam siempre fue benefactor de la mujer, como pioneros que fueron del progreso social, que no existió nunca antes en España hasta la entrada de los árabes, como demuestra el hecho de extender el uso del burka para que la mujer no fuera nunca mirada como simple objeto sexual.

Puestos en comunicación con Atzin Deseada declara que ellas no han recibido todavía noticias oficiales del acuerdo, pues si bien le han mandado una carta certificada y lo ha leído en el BOCV, aún no lo ha visto publicada en el twitter de la Generalitat, que es el medio actual para la entrada en vigor de las normas,  “si esto se concreta en un twitter cederemos en nuestras posturas, pues el movimiento feminista está necesitado de dinero, y si las subvenciones son importantes podemos mirar para otro lado. No obstante, mientras dure la Feria sí haremos en el acceso una performace de reivindicación de la mesa camilla, que siempre fue un mueble muy apañado y adaptado al género, pues tenías sus pudorosas patas bien tapaditas. Además, a su vera, durante los años de la oprobiosa dictadura falofranquista, muchas mujeres conspiraron contra el dictador hasta conseguir que muriera en la cama

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada