El Colegio Juan Pablo II se defiende tras los injustificados ataques del lobby gay.

Arcópoli, (asociación de Lesbianas, Gais, Transexuales, Bisexuales y Heterosexuales de la Comunidad de Madrid), ha denunciado ante la Comunidad de Madrid al colegio, pues su director en la carta de bienvenida hizo lo que todos deberíamos hacer: criticar la injusta Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad.

El Colegio Juan Pablo II se defiende tras los injustificados ataques del lobby gay.

Reproducimos integró el comunicada emitido por el colegio Juan Pablo II (de la localidad madrileña de Alcorcón) y al que ha tenido acceso este medio.

Ante la información difundida por diversos medios de comunicación en las últimas horas, la Fundación Educatio Servanda manifiesta:

Primero: Su más absoluto respeto hacia la dignidad de la persona. La fe nos enseña que el hombre es imagen y semejanza de Dios. Esto significa que todo hombre está dotado de una inmensa dignidad y que cualquier vulneración de ésta conlleva una grave ofensa a Dios.

Segundo: Por esta razón, la lucha contra cualquier discriminación injusta,  sea cual sea su naturaleza: ya sea de raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social,  es una causa loable que nuestra Fundación suscribe y aplaude.

Tercero: El ideario de nuestra Fundación asume plenamente el magisterio del Papa Francisco que, en relación con la llamada ideología de género dice: “Otro desafío surge de diversas formas  de una ideología genéricamente llamada “gender”, que niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y mujer. Esta presenta una sociedad sin diferencias de sexo y vacía el fundamento antropológico de la familia. Esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre el hombre y la mujer” (Amoris Laetitia n.56)

Cuarto: Corresponde a los padres de familia tomar la decisión de optar por el modelo educativo que desean para sus hijos, pues son ellos los titulares del derecho original, primario e inalienable a elegir libremente la educación que quieren para sus hijos.

Quinto: Este derecho es reconocido y amparado por la Constitución Española que en su artículo 27,3  dice: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones” y por la Declaración Universal de los derechos Humanosque en su artículo 18 afirma: “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia”

En definitiva, amparada por el reconocimiento de estos derechos, y reiterando nuestro más absoluto respeto a quienes piensen de forma diferente, Educatio Servanda solicita idéntico respeto hacia todas las  familias que, en pleno y legítimo uso de su libertad, han elegido el ideario y carácter propio de nuestros centro.

Le recomendamos






Comenta

Comenta nuestras noticias con tu cuenta facebook.

entrevistas tv
logo opinion portada