Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Análisis

Las crisis periódicas del capitalismo

La Biblia anticipó la teoría de los ciclos económicos miles de años antes de que fuera formulada.

Por José Manuel Bou Blanc | Licenciado en Derecho | Valencia

Aun notamos los efectos de la última crisis económica, que cambió radicalmente nuestras percepciones políticas y económicas, y algunos agoreros ya nos anuncian la siguiente. Sea ahora o sea más adelante, nadie duda que la crisis volverá, porque es sabido que en el sistema capitalista los periodos de crisis y de expansión económica se suceden en el tiempo aparentando obedecer a una ley inmutable. ¿Qué hay de cierto en ello?

Cuenta la Biblia que estando José encarcelado en Egipto tuvo el Faraón el sueño recurrente de que siete vacas flacas devoraban a siete vacas gordas. José lo interpretó en el sentido de que en Egipto iban a haber siete años de buenas cosechas seguidos de siete años de malas cosechas, en los que habría hambre. Prevenido de este modo, el Faraón almacenó grano durante los siete años siguientes y cuando, cumpliéndose el vaticinio de José, llegaron las malas cosechas, los graneros llenos sirvieron para paliar el hambre del pueblo. José fue perdonado, concluyendo su encarcelamiento, y llegó a ser ministro del Faraón. Como vemos, la Biblia anticipó la teoría de los ciclos económicos miles de años antes de que fuera formulada.

Publicidad.

Se suelen definir  las crisis como periodos en los que se consume más de lo que se produce. Tradicionalmente se justificaban en malas cosechas o desastres naturales. A partir de la revolución industrial, sin embargo, no parece lógico que se produzcan crisis en este sentido, pues las máquinas y las nuevas tecnologías multiplican la capacidad de producción y la emancipan de los azares de la climatología y demás factores externos. Sin embargo, las crisis en el sistema capitalista parecen ser periódicas e inevitables. ¿A qué se deben entonces?

Debemos recordar que el dinero no tiene un valor en sí mismo, sino que simplemente es un valor de referencia: vale lo que se pueda comprar con él. No existe, además, dificultad alguna en fabricar el dinero que se necesite. El problema, pues, no puede ser “que falte dinero”, como suele decirse, sino en todo caso, que no se produce lo suficiente, que faltan bienes o servicios que se puedan comprar con ese dinero, porque  producir el dinero no presenta problema técnico alguno. Tomando la reciente crisis en España como ejemplo, podemos constatar que algo no encaja. La burbuja inmobiliaria, por ejemplo, ha dejado viviendas suficientes como para no tener que volver a construir en 80 años, sin embargo mucha gente no puede pagarlas y las ejecuciones hipotecarias y los desahucios, cada vez más frecuentes, coexisten con infinidad de pisos vacíos, propiedad de los bancos. Resulta obvio que la sociedad española ha podido producir más de lo que ha podido consumir luego, lo que no parece tener sentido.

La clave debemos buscarla en la política monetaria, la que decide cuánto dinero se “fabrica” y cuando y en qué términos se fabrica. Sorprendentemente esta política no está en manos de los gobiernos sino que  ha quedado atribuida en los países desarrollados a organismos presuntamente independientes, como los bancos centrales o la Reserva Federal, que en teoría buscan el interés general, pero que en la práctica operan, más bien, como lobbies o “sindicatos” de la banca privada.

Publicidad.

Lo importante es que la gente no tenga dinero suficiente como para comprar las cosas que produce. La solución más obvia en esos casos es recurrir al crédito. A los bancos. Pero los bancos no solo prestan el dinero que tienen físicamente en sus arcas, sino muchísimo más. Les basta con tener en metálico el dinero que probablemente necesitarán en las transacciones cotidianas. De este modo, el dinero-crédito de los bancos sustituye al dinero real, al papel moneda fabricado, lo que tiene un efecto parecido a la falsificación de moneda, pero a mucha mayor escala. El problema es que el dinero-crédito de los bancos hay que devolverlo… y con intereses. Al final, esto generará un inconveniente irresoluble, porque tarde o temprano, llegará un momento en el que la deuda a los bancos será inasumible, simplemente porque… se deberá más dinero del que existe. Para devolver los créditos habrá que pedir nuevos créditos, que irán engordando la bola. En última instancia, los bancos cortarán el grifo del crédito y ejecutarán las garantías reales sobre los bienes con los que los prestatarios garantizaban la deuda. De esta manera, los bancos, prestando un dinero-crédito fantasmagórico, un dinero que no tenían, que ni siquiera existía, se harán con viviendas, negocios, maquinaria, campos y tierras, que sí que existen y que pasarán a ser suyos.

  Las nuevas crisis de las sociedades industrializadas, los nuevos periodos de vacas flacas, pues, no son naturales y tienen que ver con el mal uso del dinero, que como suele decirse, es buen siervo, pero mal amo. Y es que, como dicen los Evangelios, no se puede servir a dos señores a la vez.

Publicidad.
Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL LIBERALISMO ES PECADO

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Economía

El próximo mes de septiembre se reúne el Pacto de Toledo y es previsible que se decida un recorte de las pensiones.

Economía

Casi todos los mercados vuelven a sus máximos históricos.

Actualidad

Los comedores de Cáritas desbordados, los Juzgados de los social colapsados, y el Gobierno de vacaciones.

Economía

La inminente guerra fría entre Estados Unidos y China es el resultado de una escalada que ha ido desde la guerra de divisas con...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.