Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

¿Una Covadonga “multicultural”? Nos tienen en frente.

Más que los Picos de Europa, esa mole que ayudó a frenar la islamización de Europa, fueron los pechos de aquellos godos, astures y cántabros.

Por encima de ideologías y sectarismos, el Santuario de Covadonga siempre ha sido un lugar muy querido por los asturianos, el que más. En un enclave hermosísimo, los corazones de los astures –y también de los cántabros y de todos los demás españoles- vibran, allí se conmueven desde lo más hondo, despiertan en espiritualidad, la que emana el Sitio, y reverdecen los ánimos ante los ecos de los hechos de armas que allí se dieron. Más que los Picos de Europa, esa mole que ayudó a frenar la islamización de Europa, fueron los pechos de aquellos godos, astures y cántabros (españoles todos ya, unidos por un enemigo común) los que hicieron una muralla de carne y espíritu ante la barbarie afro-árabe.



Esta semana, una consejera izquierdista del Gobierno del Principado de Asturias ha hablado de una celebración (2022) que re-significará Covadonga no ya en términos militares ni católicos, sino en términos de “encuentro de civilizaciones”. La cursilería de llamar “encuentro” de civilizaciones a un verdadero “choque de armas” acaecido en el siglo VIII sería inofensiva si no se tratara nada más que de una trasposición de la zapateril y masónica “Alianza de las Civilizaciones” a esta vieja Batalla en las montañas norteñas de España. Pero mucho nos tememos otra cosa: esta maniobra es el inicio de una verdadera ofensiva social-podemista para arrancar nuestras señas de identidad más preciosas y preciadas, las señas guerreras, cristianas, y extirpar también el recuerdo de la voluntad de aquellos pechos generosos que, con ayuda de la Santina, esto es, con aliento divino, frenaron el paso de aquel imperio feroz que con fanático celo mahometano traía la esclavitud, la pederastia, la opresión y la desnaturalización a todos los hispanos y europeos. A la izquierda asturiana gobernante en esta su taifa a que han reducido el Principado, no le mueve más que un acercamiento al calor arábigo de los petrodólares y una sustitución de la identidad astur e hispana, desviando nuestro ser y sustituyéndolo por un sucedáneo multicultural que desafía la verdad de los hechos históricos y ofende nuestra memoria y orgullo. Poco a poco, de aquí a 2020, se levantará un alto muro que contenga esta burda ingeniería social, llena de mentiras, repleta de intereses bastardos. Hacen falta una, cien, mil nuevas Covadongas, y uno, cien, mil nuevos caudillos que tomen la espada y la Cruz de Pelayo.

1 Comentario

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Podcast

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Rafapal: El carlismo

Opinión

El astro del balón, habrá sido un excelente jugador, nadie va a juzgar esa habilidad de Maradona, pero no se ha conducido por el...

Opinión

Seamos "eco-friendly", pero miremos para otro lado si alguien realiza un aborto.

Opinión

Y a la vez, Otegi es “un hombre de paz”, el papá de Pablo Iglesias no fue nunca un terrorista pese a haber pertenecido...

Opinión

Todo se andará, porque como dicen los Evangelios, el número de los tontos es infinito, y en España, todavía más.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.