Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

La importancia de aprovechar las señales del cielo

Si la desgracia, la tragedia de este pandemia que esta asolando España y dejando un reguero de muerte por la incompetencia y el mal obrar de un gobierno incapaz e insolente, los españoles no la aprovechan de verdad como una oportunidad divina para destrozar a este gobierno socialista-comunista, luego que no pidan al cielo ayuda.

Imagen con licencia Pixabay

Tomás Fisher | Analista de la información | Londres

Ocurrió una vez, en una pequeña localidad del oeste norteamericano, una de esas terribles lluvias donde el agua arrasa todo a su paso en dramática inundación, que un hombre viendo como ascendía el nivel del agua, primero se subió a una silla, pero el agua la cubrió, luego a una mesa, luego saltó a las escaleras para alcanzar el piso superior, pero el nivel del agua no dejaba de subir. Al final aquel hombre llegó al techo y ahí arrodillado empezó a clamar al cielo por su salvación diciendo; “Señor te ruego que me salves de esta desgracia”.

De pronto, mientras el hombre no paraba de rezar, un bote de salvamento de la Guardia Nacional navegaba en esa dirección y al ver al hombre todo angustiado el oficial le gritó

-Hombre, salta al bote y salva tu vida!-

Publicidad.

Pero el hombre dijo -No! yo estoy esperando que Dios me ayude!-

El hombre seguía rezando y pidiendo a Dios por su salvación y en eso estaba cuando otro bote, del cuerpo de Bomberos, al verle en el tejado con el agua por la cintura, le gritaron

-Hey, salte al bote y salve su vida!-

Publicidad.

Y de nuevo la respuesta fue -No! yo estoy esperando que Dios me ayude!-

Y el agua seguía subiendo, y cerca de aquel hombre pasaron otros botes, uno de la policía, otro del servicio de salud, otro de los servicios de rescate comunitario, y aún unos extraños que acertaron a pasar por alli, todos le invitaron a saltar a sus botes y que salvara su vida, pero a todos les respondía de la misma manera

-No! yo estoy esperando que Dios me ayude!-

Publicidad.

…y el hombre finalmente se ahogó.

De pronto el alma de aquel sujeto se presentó delante de Dios, muy furioso, y plantándose delante del creador señalándole con el dedo acusador le espetó

– Tu! ¿dónde estabas todo este tiempo que he estado rogándote y suplicando por tu ayuda y que hiciste? Nada! Me dejaste morir ahogado!

Publicidad.
Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral “Soberanía Social”, y semanalmente la selección de artículos del editor.

Publicidad.

Y Dios le responde.

-Te envié a la Guardia Nacional, a los bomberos, al servicio de rescate, a un bote de la policía y viendo que no te subías a ninguno de aquellos botes, ordené a dos de mis mejores ángeles para que fueran en tu socorro en un bote particular ¿y qué hiciste tu? Nada, esperabas mi ayuda y cuando la tuviste delante de tus ojos, fuiste incapaz de verla, y no una vez, sino diez veces!.

Si la desgracia, la tragedia de este pandemia que esta asolando España y dejando un reguero de muerte por la incompetencia y el mal obrar de un gobierno incapaz e insolente, los españoles no la aprovechan de verdad como una oportunidad divina para destrozar a este gobierno socialista-comunista, cuyo único objetivo era (y seguirá siendo después de esta tragedia) convertir a España en un país comunista, cercenando las libertades de todos los españoles, si no la aprovechan de verdad para destrozar a este gobierno, luego que no miren al cielo esperando por más ayuda, puede que no haya otra oportunidad, pero si la hubiera, que Dios nos guarde la vista.

Publicidad.

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Publicidad.

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista cuatrimestral "Soberanía Social", y semanalmente la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Opinión

Lo más grave, sobre la violencia callejera como forma absurda de protesta, es que personas que ni siquiera participan en los hechos la justifiquen.

Opinión

Los católicos chilenos experimentan una peligrosa orfandad de líderes.

Opinión

La Sra. Calviño es peligrosa, no por ser “comunista”, evidentemente, sino por la representante del mundialismo y la delegada de la UE para controlar...

Actualidad

Al poner la “responsabilidad” del control de la enfermedad en manos de cada ciudadano, negándose a cerrar la sociedad, Costa sigue un camino que...

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.