Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

El ataque de los globalistas contra los marxistas

La historia del Pueblo de Dios siempre estuvo llena una masa enorme de traidores, conspiradores y servidores de la Antigua Serpiente, pero siempre hubo un Hombre que logró permanecer leal al Altísimo y este fue recompensado por su fidelidad a su Dios

La primera rebelión, reforma o revolución, inició en el Cielo, cuando Luzbel al verse bello, se llenó de orgullo y acto seguido se llenó de soberbia, y en su ignorancia pensó que podía ser más digno que el Altísimo para gobernar el Reino de los Cielos. La historia es bien conocida, al rebelarse la facción de Luzbel, fueron todos expulsados, porque lo divino no puede estar con lo profano, y expulsados al Infierno, donde ahora Lucifer, chamuscado y castigado, fue nombrado Príncipe, o mejor dicho Tirano de las Tinieblas, y junto a él, una muchedumbre de ángeles caídos, que se convirtieron en demonios.

Y la historia del Pueblo de Dios siempre estuvo llena una masa enorme de traidores, conspiradores y servidores de la Antigua Serpiente, pero siempre hubo un Hombre que logró permanecer leal al Altísimo y este fue recompensado por su fidelidad a su Dios. Pero volviendo a la historia que nos atañe: lo mundano; la última y más dolorosa división de los católicos fue con el actuar oscuro del hereje Martín Lutero, que, en su soberbia, con una falsa excusa monetaria, decidió manipular la Palabra por inspiración demoníaca (como él mismo aseveró) para degradar la fe a lo que había sido con los fariseos, algo vacío y que solo le es servil a Satanás.

Reciba gratuitamente la revista “Soberanía Social”, y la selección de artículos del editor.
Publicidad.

Luego de la pestilencia de las miles y millones de sectas heréticas protestantes, nacieron los llamados masones, que se dividieron en dos clases: los conservadores y los liberales. Esto no perdieron en tiempo el tiempo. Inmediatamente, así como Lutero tuvo su Calvino, los masones crearon su propio dios. Si bien a los herejes protestantes los mueve su odio a la Iglesia de Dios, a sus hijos los masones los mueve su odio contra el Dios verdadero. Así estos perversos se inventaron un ídolo, hecho a su imagen y decadente semejanza, el llamado “Arquitecto”. Así, con este falso Dios, y con la ayuda perversa de la Compañía de Jesús, empezaron a desvestir a Cristo de su Divinidad, queriendo rebajarlo a simple mortal. Mintiendo y desvirtuando todas las verdades sobre la vida en la Tierra de Nuestro Señor.

Y tan falso y decante fue ese dios pagano, que se justifica con la ideología liberal, que vino a ser reemplazado por el grito de “¡Proletarios del mundo, uníos!”. Pues si ya los herejes protestantes y los infieles masones son odiosos, no se esperaban a los marxistas, los cuales son movidos por el odio puro contra cualquier representación de Dios. Puesto que son movidos por su culto a la producción modernista. Solo tienen ojos para lo material, porque como todos los anteriores, que justifican sus revoluciones a través del dinero (Lutero decía que estaba contra las indulgencias y los masones contra los impuestos), los marxistas estaban en contra del lucro, del dinero, del ahorro, de la empresa, en fin, los marxistas querían destruir al Hombre y la sociedad, para crear al “hombre nuevo”.

Publicidad.

El “hombre nuevo” marxista, que no es más que otra parodia del único Hombre Nuevo en Cristo, nunca llegó. Su sistema nació degenerado, degradado y lleno de odio. Asesinó más de 150 millones de personas ¡Que ojo! Igual los herejes protestantes y los infieles masones, hicieron lo propio asesinando millones. Los ateos marxistas, decidieron perfeccionar técnicas de exterminio, como campos de concentración, fusilaron y siguen fusilando en Cuba y Venezuela, y hasta directamente matan a su pueblo de hambre.

Del cruce de estas tres herejías, nació lo que hoy conocemos como progresismo, que el hijo que tuvieron marxistas y liberales. Luego tenemos a los libertarios, hijos de los liberales con los marxistas, en ese orden. Del seno de los herejes protestantes y masonería liberal-conservadora, fusionada con el satanismo, dieron lugar al perverso globalismo. Una casta con pretensiones de la construcción de un Gobierno Global que sea encabezado por el anticristo.

No podemos dejar de hacer mención especial al Vaticano, quien en su Concilio Vaticano II consumó todas las herejías luteranas, y del cruce de herejes protestantes y fariseos católicos, nació todo ese sincretismo, que hoy encabeza Bergoglio. Buscan construir una nueva religión global, que justifique el gobierno del anticristo ¡Porque recuerden! La apostasía estaba profetizada no solo por Hildargada von Biden o el padre Pío, también por la Santísima Virgen María.

Publicidad.

Hoy, los globalistas, fieles a su tradición farisea, traicionaron a sus aliados, a los cuales financiaban y permitían operar: a los marxistas. En todo el Mundo se habla mal de la China, de Cuba, de Venezuela… En Chile, los comunistas de la noche a la mañana pasaron de tener poder, ejercer el terrorismo y manejar el Estado, a ser juzgados por tribunales. Causas en tribunales que estaban congeladas, han sido sacadas de sus sarcófagos para fallar en contra de los comunistas. Los medios que ayer alababan el terrorismo marxista, hoy dicen que la primate línea de los marxistas es “mala”, y muestran lo que todos sabíamos, que son ellos mismos quienes se hieren para culpar a Carabineros de Chile.

Pero más allá de esto, la historia de traición de los fariseos se repite, una y otra vez. Cualquiera que sea capaz de confiar en los globalistas, que son fariseos y satanistas, no entiende que personas que idolatran al dios dinero, a Moloch e incluso a Satanás, jamás serán de fiar, ni siquiera de manipular. Se es menester recordar que el Diablo es la Antigua Serpiente, y la serpiente solo se puede matar por la cabeza, como se dice en el campo venezolano ¿Por qué por la cabeza? Así tienes la certeza que no te muerda.

Los fariseos son cobardes y no se ensucian las manos. Están todos lados. Incluso, en nuestros propios hogares. Estos actúan con insidia y siembran la discordia allá por donde van, porque al igual que su Tirano, sienten placer con la desgracia ajena ¡Y los atormenta la paz y serenidad del católico! Estos saben que asesinar a un católico es regar la Santa Iglesia, que fue edificada por Cristo hecho Hombre sobre Pedro, y que ante las puertas del Infierno, nunca prevalecerá.

Publicidad.

Estamos llamados todos los hombres de bien a unirnos una vez más en la que será recordada como la Cruzada más grande la Historia del Pueblo de Dios. Antes de llegar a eso, debemos llegar convertirnos en el Capitán de tal hermosa empresa, ¡El Rey de Reyes!, que vendrá a impartir su Santa y Perfecta Justicia contra todos aquellos que han intentando manchar Su Nombre, el de su Esposa la Santa Iglesia, el de Su Santa Madre, el Honor de Dios Padre, que se encuentra encolerizado, y por supuestos, aquellos que se atrevieron a negar su Verdad, la Verdad sellada con la pureza del Espíritu Santo.

Deus vult! Aut consiliis aut ense!

Publicidad.
Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Publicidad

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

Podcast

Publicidad

LIBRO

Carlismo para principiantes
Publicidad

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.