Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

Nuevo orden, no, gracias

Es necesario mantener nuestra habitual actitud crítica, también en estos momentos de incertidumbre, confinamiento, fases, horarios de paseo, mascarillas y distancia social o física para evitar contagios y expulsar en lo posible esta nueva y amenazante enfermedad.

Imagen: Pixabay

No se trata sólo del Foro de Sao Paulo y su agenda temporal, donde la propuesta es el establecimiento y expansión del neocomunismo con todo lujo de acciones, hay más. Determinados modelos políticos con sobradas e históricas pruebas de fracaso e injusticia generalizados son traídos de vuelta a la realidad y la práctica. Suena tan amenazante y trasnochado que no parece real, sino algún tipo de alarmante comentario de tipo conspiranoico; sin embargo, es una evidencia que han vuelto. En nuestro país nos encontramos a caballo entre que tildar a determinadas políticas o a personajes que las representan de comunistas sea un insulto o que, por momentos, se acepte con orgullo y parsimonia por sus protagonistas. Quizá quedan lejos los tiempos de la caída del Muro de Berlín, la desintegración de la Unión Soviética o el estallido de libertad en los llamados entonces países del Este que integraban el Pacto de Varsovia y cuyos gobiernos eran sistemáticamente intervenidos para preservar la política del partido único al mando, el partido comunista. Los tiempos no son los mismos, aunque países como Cuba o Corea del Norte permanezcan básicamente igual. Pero lo cierto es que hay movimientos, de nefasta y atropelladora realidad, que muestran una inexplicable fortaleza, léase Venezuela y su atronadora situación de desastre económico y social. Lejos de reconocerse errores o asumir que la acción del movimiento bolivariano chavista lleva irremisiblemente a la injusticia, al fracaso y a la huida de masas -han emigrado ya cerca de seis millones de venezolanos-, aún se mantiene que ir a sus procedimientos y objetivos es una buena idea. Lo más preocupante es que los que velan por ello y tienen por bandera este propósito gobiernan en España, aunque no sea en solitario.

Acostumbrados, en nuestra reciente historia, a un PSOE fuerte, socialdemócrata, europeísta y atávicamente anticomunista, cuesta creer que se haya llegado a instituir un gobierno social-comunista en el que la influencia de Podemos no sólo es imposible de ocultar, sino que crece por momentos dando lugar a situaciones increíbles que abren una zanja oscura y netamente dañina. Ese lamentable hallazgo sanchista denominado ‘nueva normalidad’, lejos de significar solamente el ambiciosísimo prurito de Pedro Sánchez de pasar a la historia, lo que sería pura anécdota chusca y muestra de un infundado síndrome de Napoleón, esconde o encierra mucho más. Ahí fuera hay sombras muy largas que se mueven con amplísimos recursos y medios para producir una generalizada ingeniería social y económica en pos de un nuevo orden mundial. Ignorar esta amenaza cierta, restarle importancia, normalizar la acción de sus partidarios o echar la vista hacia otro lado, es hoy plasmar una actitud de grave imprudencia de muy malas consecuencias. Es necesario mantener nuestra habitual actitud crítica, también en estos momentos de incertidumbre, confinamiento, fases, horarios de paseo, mascarillas y distancia social o física para evitar contagios y expulsar en lo posible esta nueva y amenazante enfermedad. Hay futuro y no podemos consentir que estas circunstancias se conviertan en una oportunidad para manipularnos como sociedad y el peligro existe. El objetivo irrenunciable es recuperar nuestro estilo de vida, preservar la democracia y el orden social. Dios nos libre de los activistas desalmados y de los tibios que consienten por cobardía o por creer inescrupulosamente que algo pueden ganar.

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Publicidad.

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Podcast

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Rafapal: El carlismo

Cultura

No vamos a salir reforzados. Nada de eso. Esta pandemia servirá únicamente para convertirnos, si cabe más aún, en esclavos.

Opinión

El astro del balón, habrá sido un excelente jugador, nadie va a juzgar esa habilidad de Maradona, pero no se ha conducido por el...

Actualidad

La Organización Panamericana de la Salud hace caso omiso a la falta de estudios sobre los efectos secundarios de la vacuna.

Opinión

Seamos "eco-friendly", pero miremos para otro lado si alguien realiza un aborto.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.