Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Opinión

La democracia en América

El resultado de toda esta evolución en los usos y costumbres internas del sistema norteamericano conduce a una clara pérdida de prestigio y calidad democrática.

Fotografía Pixabay

Con este título publicaba en 1835 Alexis de Tocqueville su obra más conocida. Era él un noble francés que pasaría a la historia como eminente jurista y político, y que había entrado en política con la revolución de 1830 y la caída de los legitimistas del antiguo régimen. Nuestro hombre realizó un viaje de varios meses a la entonces joven nación americana para conocer el nuevo sistema político que proponían.

El libro sigue siendo hoy la mejor forma de aproximarse al conocimiento del sistema político de los Estados Unidos de América. Pese al tiempo transcurrido, su descripción del sentir de aquellos ciudadanos de un nuevo mundo y de las instituciones democráticas que habían desarrollado para gobernarse a sí mismos continúa plenamente operativa, aunque para profundizar sea necesario tener en cuenta algunas reglas no escritas que completan y perfeccionan el sistema.

La Constitución de los EEUU pasa por ser una de las más acabadas, y desde su entrada en vigor hace más de 200 años sólo han sido aprobadas 27 enmiendas a la misma, lo que nos da idea de su robustez y eficacia; si bien planeando por encima de ella, durante estos dos siglos y pico, han estado vigentes y sin haber sido plasmadas sobre el papel dos normas fundamentales que sirve para apuntalar la calidad democrática de sus instituciones principales.

La tolerancia mutua y la contención institucional son esas reglas no escritas pero de obligado cumplimiento durante mucho tiempo y que parece que en la actualidad comienzan a ser puestas en cuestión. La primera de ellas es sencilla de explicar pues consiste simplemente en aceptar la existencia de los opositores o contrarios como algo natural, como simples adversarios políticos que en un futuro pueden ser los responsables de conducir las instituciones de la nación, y no como enemigos a muerte a los que hay que combatir con todos los medios al alcance hasta lograr su completa destrucción. Algo que es fácil de ver en la política norteamericana, y en la española también, me temo.

Publicidad.

🚨 Evita la censura Síguenos en TELEGRAM 🚨

La contención institucional implica el uso restringido de los poderes del estado por parte de quien detenta el poder, algo así como una autolimitación. En los EEUU, por ejemplo, existe la gracia presidencial, el indulto, algo que Trump usa especialmente para liberar a condenados relacionados con su propia acción política previa a la llegada al gobierno, y que incluso amenaza con aplicarse a si mismo llegado el caso.

Otra oportunidad para la contención lo da el nombramiento de jueces del Tribunal Supremo, allí con carácter vitalicio y que propone el presidente, y que esta semana, a menos de dos meses de las elecciones, cobra actualidad por la reciente muerte de una jueza de filiación demócrata. El antecedente señala que en situación parecida al presidente Obama, un Senado de mayoría republicana, le negó tal pretensión, haciendo uso de esa contención institucional, pero en el caso actual esos mismos republicanos se aprestan a aprobrar la nominada por el presidente Trump.

Ya hace décadas que el Consejo electoral, una institución que primaba en las convenciones electorales de los partidos para impedir el acceso a la nominación de candidatos de dudosa legitimidad democrática, fue eliminado para facilitar una elección más directa por parte de los ciudadanos lo que, pese a su aparente incremento de legitimidad, aumenta la posibilidad de que lleguen candidatos cuyas credenciales solo son la popularidad y el populismo.

El resultado de toda esta evolución en los usos y costumbres internas del sistema norteamericano conduce a una clara pérdida de prestigio y calidad democrática de la nación que, desde el final de la Primera Guerra Mundial, parecía guiar, directa o indirectamente, los asuntos del mundo; y todo ello cuando un nuevo gigante, parece querer desafiar su primacía.

COMPARTE:

Publicidad.

EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

RAFAPAL: EL CARLISMO

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Publicidad

Análisis

Nadie hubiera supuesto que en toda la provincia de Soria no haya un solo médico dispuesto a matar a los seres humanos en el...

Opinión

Quizá algún lector nos diga que aquí los cristianos no debemos preocuparnos.

Opinión

Si es verdad que los cristianos en esta vida tenemos tres peregrinaciones que cumplir: Tierra Santa, Roma y Santiago, creo que yo ya puedo...

Opinión

El comunista Enrique Santiago se codea con los magnates para implantar la agenda 2030.

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.