Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Opinión

El idiota presumido

El idiota presumido se convence que por haber sido elegido en las urnas ya tiene patente de corso para hacer lo que le venga en gana, le han dado la autoridad suficiente por considerarlo apropiado para ejercerla, sin darse cuenta de su osadía, aunque esté acompañada de brillantez superficial.

Tomo el título de este artículo de un escrito de G.K. Chesterton, en que reflexiona sobre la democracia, allí dice: “El despotismo racional -es decir, el despotismo selectivo- es siempre una maldición para la humanidad, porque con eso el hombre común queda incomprendido y mal gobernado por algún idiota presumido que no tiene ningún respeto fraternal por él”. (El amable lector me va a perdonar que por hoy cite la fuente con exactitud, me mueve a ello el deseo de que el mayor número posible de personas lean a Chesterton. El párrafo proviene de su libro “Herejes”, Acantilado, Barcelona, 2007, p. 202).

Al contrario de lo que muchos piensan, el catolicismo es enemigo de los déspotas y tiranos, tan es así que respetables autores jesuitas defendieron el tiranicidio como medio para liberar al pueblo de los excesos del gobernante en no habiendo otros medios y dentro de ciertas condiciones. Por eso es conveniente pensar sobre la posibilidad de elegir un posible déspota en elecciones democráticas, pues a eso se refiere Chesterton cuando menciona el “despotismo racional, o sea selectivo”, no hereditario, ni impuesto por una conquista militar del poder. Los ciudadanos corremos el peligro de escoger como gobernante a un “idiota presumido”, que a su tontera une la vanidad y la soberbia, ese convencimiento acrítico de tener todas las cualidades innatas para gobernar a una masa de seres inferiores. El idiota presumido se convence que por haber sido elegido en las urnas ya tiene patente de corso para hacer lo que le venga en gana, le han dado la autoridad suficiente por considerarlo apropiado para ejercerla, sin darse cuenta de su osadía, aunque esté acompañada de brillantez superficial.

Chesterton continúa con afirmaciones dignas de atención por parte de todos, sobre todo de los católicos responsables: “Los hombres confían en un gran hombre porque no confían en sí mismos. Y es por eso que el culto de los grandes hombres aparece siempre en tiempos de debilidad y cobardía; nunca oímos hablar de grandes hombres hasta el momento en que todos los demás hombres son pequeños”. Esta es la tragedia recurrente de nuestro país, siempre a la búsqueda de líderes mesiánicos quienes con sus accciones extraordinarias nos saquen de la pobreza. Nos agobia la convicción de sabernos pequeños, incapaces, débiles, pero no reconocemos nuestra cobardía. Anhelamos que otros peleen nuestras batallas.

El ciudadano católico sabe que el bien común, meta de la política, se consigue en la acción común: cada uno debe poner su esfuerzo para que la sociedad supere las diversas carencias que la agobian. Nos encadena un sentimiento mágico, que poco tiene que ver con la doctrina de la Iglesia, atado a percepciones primitivas de las relaciones entre la consecución de fines y los medios para alcanzarlos. No ahondo en la grave distorsión de conceder a simples seres humanos características angélicas o demiúrgicas o a verles como sustitutos lastimosos de Jesús, el que hacía milagros en Galilea.

Publicidad.

Decía Erasmo que el buen católico es el mejor ciudadano y el buen ciudadano es el mejor católico; es tiempo de poner la mirada en personas comunes para que dirijan la política y la economía, no en idiotas presumidos: en individuos que de orígenes normales han construido proyectos beneficiosos, que han dado muestras de saber trabajar como cualquier hijo de vecino para progresar; que han sabido confiar en ellos mismos, en sus colaboradores, no en dádivas ni del cielo ni de los idiotas presumidos que han llegado al poder por la debilidad de la mayoría. Es notorio que los católicos confiamos en Dios, pero no le dejamos todo el trabajo; no somos”avestruces que esconden la cabeza en las arenas del cielo”, como se burlaba Sartre; nos empeñamos en los asuntos terrenales con total responsabilidad porque sabemos que ese es al camino para llegar a la eternidad, no besar las manos de los idiotas presumidos para conseguir sus regalos malolientes.

COMPARTE


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA:

Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano desde una perspectiva tradicionalista, y nosotros los publicaremos. También puedes enviarnos artículos sobre la fe católica y la cultura, entendiendo cultura como amor a la verdad y la belleza, reseñas de libros, artículos de opinión … Ya somos más de 9.000.000 de lectores en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es

Te necesitamos

Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN.

 

Publicidad.

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BOLETÍN GRATUITO

Recibirá nuestros artículos en su correo.

Gracias por suscribirse.

Algo ha fallado.

Revista gratuita

Revista Soberanía Social

Reciba gratuitamente la revista "Soberanía Social", y la selección de artículos del editor.

LIBRO

Carlismo para principiantes

Revista Tradición Viva

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

Podcast

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Rafapal: El carlismo

Opinión

La sociedad está ''apesebrada'' con el resultado visible actualmente de ser en su mayoría personas autocomplacientes e incluso apáticas, es decir, personas listas para...

Opinión

La victoria sobre un pueblo no consiste tanto en destruirlo físicamente, sino en quitarle la voluntad de perseverar en la lucha.

Opinión

Nos duelen las más de 80.000 vidas segadas este año en el vientre de sus madres y las vidas de niños y niñas segadas...

Opinión

Si un país no funciona en lo más elemental, es imposible que funcione a ninguna escala.

Publicidad

Copyright © 2020. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.