Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Análisis

Soria y su nueva defensa numantina

Nadie hubiera supuesto que en toda la provincia de Soria no haya un solo médico dispuesto a matar a los seres humanos en el seno materno.

Numancia (imagen con licencia Pixabay)

Una nación que mata a sus hijos en el vientre de la madre, ha perdido su alma Madre Teresa de Calcuta

Soria, la pequeña ciudad castellana, vinculada históricamente a Aragón, Navarra y La Rioja, es conocida más que por sus calles medievales o sus Iglesias, los arcos de San Juan de Duero o la ermita barroca (más por dentro que por fuera) que sustituye al primitivo eremitorio de San Saturio en la sierra de Santa Ana, se la conoce, por la heroica defensa que hizo Numancia ante Roma, la potencia indiscutible del Mediterráneo.

Los habitantes de Numancia en un inicio eran arévacos (según cuentan los anales históricos), ocupaban Soria, parte de Guadalajara, parte de Cuenca, de Segovia, y de Burgos. Pero a lo largo de la Edad de Hierro pasaron a formar parte del conjunto de pueblos que conformaban a los Celtíberos. Llegado el siglo II a.C. y derrotada Cartago que había intentado arrebatar a Roma su poder, ésta se adentraba cada vez más en la península ibérica y gravaba sus impuestos a las tribus celtíberas de la meseta sin que nadie se opusiera. Bueno, excepto una pequeña ciudad celtíbera de unos mil quinientos habitantes que mantuvo en vilo al Senado durante veinte años de escaramuzas. 

Ya durante la Primera Guerra Celtibérica (181-179 a.C.) las tropas romanas vencieron, no sin dificultades, a una coalición celtíbera para mantener la seguridad de la parte de Hispaniaque estaban ocupando desde hacía solo unas décadas. Tras la victoria, Roma impuso diversas condiciones, entre las cuales constaba la prohibición de que las tribus celtíberas pudieran levantar murallas en las nuevas ciudades. Segeda, capital de la tribu de los belos en el valle del Jalón, decidió desobedecer y levantar murallas, ante lo cual, Roma manda enseguida a unos embajadores exigiendo la paralización inmediata de las obras, que desde su punto de vista contravenían lo pactado anteriormente. Segeda considera que el pacto se refería a nuevas ciudades, pero que la suya era antigua y solo pretendían ampliar la muralla según crecía su ciudad así que se negó a detener las obras, ante lo cual, Roma consideró rotos los tratados de paz y declaró la Guerra, enviando contra ella al consul Fulvio junto a sus legiones. Los segetanos decidieron abandonar su ciudad y refugiarse en Numancia, donde, junto a otros pueblos, lucharon durante años poniendo en jaque a las tropas de uno de los Estados más poderosos de la historia de la humanidad. Fulvio Nobilior llegó con un ejército abrumadoramente superior al celtíbero y con diez elefantes. El 23 de agosto presentó batalla. Los de Numancia no se arredraron y con certeras pedradas dieron a varios de los animales que enloquecieron y sembraron la confusión, ocasión que los numantinos aprovecharon para contraatacar. Roma perdió miles de soldados. Cinco cónsules fracasaron en sus intentos de conquista, los tres siguientes ni siquiera se atrevieron a acometer el asalto.

Roma decidió enviar a una leyenda viviente: Publio Escipión el Africano, el célebre destructor de Cartago. Más astuto que sus predecesores, Escipión arrasó primero a los aliados de Numancia para que la ciudad se quedara sin suministro de provisiones.Luego devolvió la disciplina a las tropas. Ante semejante estrategia los sitiados poco podían hacer. Un jefe llamado Retógenes rompió el cerco y partió, con diez de sus guerreros, a pedir ayuda a otras ciudades de su tribu. Fue en vano. Nadie se atrevió a plantar cara a Escipión. No había salvación para Numancia….”algunos de los arevacos no les escucharon, sino que les hicieron partir de inmediato, llenos de temor. Había, sin embargo, una ciudad rica, Lutia, distante de los numantinos unos trescientos estadios, cuyos jóvenes simpatizaban vivamente con la causa numantina e instaban a su ciudad a concertar una alianza, pero los de más edad comunicaron este hecho, a ocultas, a Escipión. Éste, al recibir la noticia alrededor de la hora octava, se puso en marcha de inmediato con lo mejor de sus tropas ligeras y, al amanecer, rodeando a Lutia con sus tropas, exigió a los cabecillas de los jóvenes. Pero, después que le dijeron que éstos habían huido de la ciudad, ordenó decir por medio de un heraldo que saquearía la ciudad, a no ser que le entregaran a los hombres. Y ellos, por temor, los entregaron en número de cuatrocientos. Después de cortarles las manos, levantó la guardia y, marchando de nuevo a la carrera, se presentó en su campamento al amanecer del día siguiente.” [1]

Publicidad.

La ciudad se rindió en el verano de 133 a.C., tras once meses de aislamiento. El hambre había diezmado a la población. Muchos numantinos prefirieron poner fin a sus vidasy a las de sus familias antes que caer en manos de sus enemigos. El resto pasó a la esclavitud[2].

Sirva este acto de heroísmo como introducción al que tantos años después han protagonizado los médicos de la provincia de Soria. El eslogan de la concejalía de Turismo: “Soria ¡Ni te la imaginas”! resulta muy cierto, nadie hubiera supuesto que en toda la provincia de Soria no haya un solo médico dispuesto a matar a los seres humanos en el seno materno, de modo que han convertido a Soria en la única provincia en España donde no se practican abortos por ser objetores todos sus médicos.

La consecuencia, según se lamenta Enrique Recio en reportaje para El Español, es que “todas las mujeres embarazadas que residen en Soria y que quieren acabar con la vida de su hijo no nacido deben trasladarse a una clínica abortista privada de Valladolid.” Porque en toda la provincia de Soria no hay un solo médico dispuesto a matar a los seres humanos en el seno materno. El Hospital Santa Bárbara, en Soria, derivó a todas las mujeres solicitantes de aborto a hospitales de otras provincias para llevarlo a cabo. Es una dinámica que se lleva repitiendo desde el año 1989. Y que revela que desde hace más de 31 años la provincia de Soria no ha practicado ningún aborto. A pesar de que desde la aprobación de la Ley del Aborto, en 1985, cientos de mujeres han solicitado cada año acabar con la vida de sus hijos no nacidos.

Aunque el aborto se trata de un servicio público que puede prestarse en los hospitales públicos, en la provincia de Soria se acogen al derecho a la objeción de conciencia de los médicos. La ley lo permite. Como es de suponer, aquellos que están a favor de matar a los no nacidos buscan limitar de alguna manera el derecho de los médicos a ejercer su libertad manifestando su objeción de conciencia y piden que existan en los hospitales listas donde consignen individualizados los datos de los médicos objetores. Así sería más fácil deshacerse del que no tenga puesto fijo porque saben que ante esa hipótesis, muchos primarán más el pan de sus hijos que la vida del pobre nasciturus al que su propia madre quiere asesinar. Sin embargo, todos en bloque, unidos en un mismo fin, da una fuerza que es imposible llevar a cabo una actuación individual contra un miembro del grupo.

Publicidad.

            Es increíble ver la diferente consideración que la sociedad actual tiene con ciertos seres no humanos respecto de los niños por nacer. A modo de ejemplo, mencionaremos las golondrinas que tienen la consideración de especies protegidas a nivel nacional y europeo, así como sus pollos, nidos y huevos. Destruirlos supone una infracción “grave” sancionable con multas de 5.001 a 200.000 euros. Nos hablan además de la satisfacción, beneficio y goce que supone que aniden en tu casa. Los bebés españoles (por desgracia otros también) no tienen esa suerte, porque sus mamás progres y liberales pueden decidir con la venia del Estado, asesinarlos. Y lo peor es que al no ser considerada infracción grave, no es sancionable, de modo que viendo la deriva que lleva la sociedad, dentro de poco veremos que por seguir la línea de reducción obligatoria de la población marcada por Gates y demás jefes de la masonería, podrán ser consideradas benefactoras –de esa sociedad que ellos pretenden dirigir− y por tanto serán recompensadas

Y tan a contracorriente van los médicos de Soria, que ya han sido superados por la Ley de Salud Reproductiva aprobada recientemente en Nueva York por la que se permite abortar hasta en el mismo parto. El gobernador, el demócrata y nominalmente católico Andrew Cuomo, firmaba entusiasmado la ley. Se niegan a aceptar que sea asesinato y, como siempre buscan eufemismos con que disimular el hecho. Pero lo cierto es que si una madre abandona en un contenedor a un bebé y éste muere, se le exigen responsabilidades judiciales, pero si lo mata en el parto no, aunque el infante resulte igualmente asesinado por interés de la madre. Naturalmente, los obispos han lanzado sus protestas al gobernador. El cardenal Dolan se preguntaba si este hecho es progresista y el obispo de Albany, en Nueva York, Edward Scharfenberger, recordó, muy acertadamente, al gobernador que “no se puede presumir de ser católico y defender el aborto”. Pronosticamos que no les harán caso porque son discípulos incondicionales del pequeño, pero poderoso grupo que gobierna el mundo.

¿Se mostrarán tan firmes en su defensa numantina los médicos de Soria tratando de proteger a los ancianos para evitar que se les aplique la ley de euthanasia? Si así fuere, me atrevo a creer que el censo vecinal aumentará considerablemente.


  • [1] APIANO DE ALEJANDRÍA (95-164 d.C), El asedio de Numancia, 93-94.en https://www.historiarum.es/news/documento-historico-las-400-manos-cortadas-a-los-jovenes-de-lutia-numancia-133-a-c-/
  • [2] Valerio Máximo (III. 2. ext. 7) cuenta el fin de Retógenes. “Desesperados los numantinos, Retógenes, que sobresalió entre todos por su nobleza, riqueza y honores, amontonó en su barrio, que era el más bonito de la ciudad, las materias inflamables y las encendió. Ordenó a los suyos que luchasen dos a dos, y que el vencido fuese decapitado y echado encima de los techos de las casas en llamas. Cuando acabó con todos, él se arrojó a las llamas el ultimo.”

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

RAFAPAL: EL CARLISMO

Publicidad

Análisis

El catolicismo social exige dejar atrás la acumulación de capital como fin último de cada empresario y de la economía como un todo, para...

Opinión

Para el cabal, los hombres somos ganado a explotar.

Opinión

Ya se sabe que uno de los males de nuestra sociedad posmoderna es la infantilización, o la adolescenciación, de la sociedad.

Opinión

Ninguno propone lo que hay que proponer e informa a la ciudadanía de lo que hay que abordar con urgencia.

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box