Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Análisis

“Malthus se equivoco”

A pesar del “invierno demográfico” que asola cada vez más naciones, el mito de la sobrepoblación sigue vigente. Constantemente escuchamos a varios “expertos” apoyando esta teoría, que ha dado origen a la  ideología antinatalista. Ideología, que ha ido ganando adeptos en las últimas décadas, moldeando el pensamiento de muchas personas quienes afirman que, debido a  los recursos limitados del planeta, es necesario controlar el crecimiento de la población. De lo contrario, se provocará una escasez catastrófica, de los recursos necesarios para sostener la vida.

El concepto de «sobrepoblación» se origina con Thomas Malthus, famoso clérigo anglicano quien, en vista de las predicciones del aumento de población y sin más fundamento que sus propias especulaciones simplistas, predijo, en 1789, que el rápido aumento de la población humana, pronto superaría la capacidad del planeta para producir alimentos, lo que provocaría una hambruna masiva en todo el mundo. Dicha hambruna nunca se materializó, en el tiempo que él lo predijo, y por los datos que posteriormente veremos, sigue muy lejos de materializarse. 

Malthus publicó sus predicciones en un tratado llamado: “Ensayo sobre el principio de población”. A pesar de lo pomposo del título, el ensayo no tenía nada de científico. Sin embargo, debido a ciertos intereses del mundo intelectual, su teoría fue apoyada sin el más mínimo cuestionamiento. Su obra logró el efecto esperado, provocar una gran preocupación en el público general, que veía como inevitable la catástrofe que se avecinaba debido al rápido crecimiento de la población. Esto gracias, en gran parte, a que la tasa de mortalidad en Inglaterra estaba en franco declive. La vivienda, la nutrición, la sanidad y la salud pública mejoraban rápidamente, en todas las clases sociales, con grandes beneficios para toda la población. 

🔔Evite la censura de Internet suscribiéndose a nuestro Telegram (pulse aquí)🔔

Este prometedor panorama fue el que Malthus, por alguna desconocida razón, o sin razón alguna, encontró devastador. Se dice que, era tal su pesimismo sobre el futuro de la humanidad, que lloraba en los bautismos mientras celebraba los funerales con particular entusiasmo. 

Malthus, quien no ocultaba su terror por el aumento poblacional de la clase trabajadora, era un abierto adulador de la clase rica y poderosa de quienes obtuvo un abierto e importante apoyo. La alta sociedad británica, que temía perder su poder e influencia ante una clase trabajadora cada vez más numerosa, no sólo aceptó con gran entusiasmo sus ideas, sino que apoyó y difundió su teoría.

Publicidad.

Otro de sus mayores defensores fue Darwin, quien veía en la compasión cristiana un acto contrario a la «selección natural» y a su teoría, sobre la evolución humana. Recordemos que Darwin, en su obra magna:  “Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural”, hablaba de la preservación de las razas favorecidas, en la lucha por la vida. Los pobres que, iban ganando terreno al reproducirse rápidamente, contradecían directamente su teoría. Además, Malthus creía que la caridad cristiana era culpable de la perpetuación de un número cada vez mayor de “defectuosos, delincuentes y dependientes” con un altísimo costo para la comunidad. 

Puede leer:  Los católicos frente a la política

Por ello, propuso medidas no sólo drásticas sino inhumanas, sádicas y brutales. En lugar de promover hábitos de higiene entre los más pobres, propuso que se fomentara en ellos, los hábitos insalubres. Favoreció las condiciones malsanas dentro de los asentamientos así como los hacinamientos a fin de facilitar la propagación de las enfermedades. Y no contento con esto, el progresista anglicano, reprobó el cuidado y el tratamiento de enfermedades consideradas como devastadoras, sobre todo entre los pobres. Sus medidas de control poblacional fueron criticadas por su falta de sentido cristiano y hasta de sentido común. Aunque desafortunadamente, como podemos ver, el comportamiento de los progresistas de antes y de los de ahora, no es que haya cambiado mucho…

A pesar de que han pasado muchísimas décadas, la ideología maltusiana, fiel a sus orígenes, se ha seguido propagando ganando cada día más adeptos. No son pocas las poderosas instituciones internacionales, los políticos, las películas, los documentales y hasta los millonarios metidos a científicos, que nos recuerdan constantemente que somos muchos. Se nos dice constantemente, en todos los tonos, que estamos matando al planeta que en merecida vendetta, acabará con nosotros el día menos pensado. Porque como dice Chesterton, hay dos clases de personas: “los que aceptan dogmas y lo saben y los que aceptan dogmas y no lo saben”. 

El mito de la sobrepoblación no admitió replica, a pesar de que la revolución industrial hizo posible un mejor aprovechamiento de la tierra, al grado de producir una mayor cantidad de alimentos en menos tierra. 

Esta ideología maltusiana, junto con las teorías darwinianas, que promueven la propagación del «apto» y la reducción de los «no aptos», han producido la ideología antinatalista tan en boga en nuestros días. Esa ideología, que invirtiendo el orden natural, ha transformado profundamente a nuestra sociedad; que ha acabado, en gran parte, por maldecir la fecundidad y despreciar el don de la vida. 

Publicidad.

Hemos puesto nuestro corazón en los efímeros tesoros materiales y hemos perdido lo esencial y valioso. Es tiempo de alzar la voz y empezar a demostrar que esta ideología, basada en mitos y no en hechos, ha contribuido a crear un mundo donde la muerte campa a sus anchas ganando terreno día a día a través de sus formas más siniestras: el aborto, la eutanasia y la eugenesia. Es tiempo de recordar que no somos el producto accidental y sin sentido de una evolución guiada por el azar. Que cada uno de nosotros ha sido fruto del pensamiento de Dios, amado  por Dios y con una misión única. Que cada vida que empieza nos vuelva a llenar de alegría y de admiración; y sobre todo de gratitud y de esperanza. 

Puede leer:  Organismo de la ONU dice que el sexo y las drogas no son tan malos para los jóvenes

Próximamente, analizaremos la cifras actuales de población en el mundo y hablaremos sobre la eugenesia, movimiento que surge como consecuencia del pensamiento maltusiano, así como sus consecuencias hasta nuestros días. 

COMPARTE:


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 10.000.000 de páginas vistas en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en:

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Te puede interesar:

🔔Evite la censura de Internet suscribiéndose a nuestro Telegram (pulse aquí)🔔

Publicidad.

El editor le recomienda

¿Cómo se deberían resolver los problemas sociales?
La masonería en la literatura
La verdad objetiva y la razón no han muerto: están secuestradas por tiranos que las quieren ver mori...
El cambio de nombre de las calles como ataque a la memoria cultural de una nación
América Latina, un Continente que oscila entre la esperanza y la desesperanza
Las pruebas COVID no funcionan
El Espíritu del Siglo
Cerrar colegios por la covid-19: una idea que no ha probado beneficios, pero sí daños
Médicos y científicos se pronuncian en contra de las vacunas antiCOVID
Escuela de Klaus Schwab para dictadores de covid, plan para un 'gran reinicio'
¡Ten cuidado! La próxima era de la inteligencia artificial es un salto hacia lo desconocido
¿La vacuna antiCOVID es 133 veces más mortal que cualquier otra?
Las feministas ecosexuales fornican con los árboles
La Chabad Lubavitch y la Liga de las 70 Naciones
En contra de la “Neuroeducación”
COVID. Análisis en tres fases. Por Luis Miguel Benito de Benito
Liane Bednarz y la miseria del conservadurismo posmoderno
2021: autodestrucción acelerada de todas las instituciones mientras una izquierda agotada se enfrent...
La guerra contra los sexos a la luz del tomismo
No se deje engañar, las vacunas de refuerzo no son la solución
Los migrantes, una nueva arma «híbrida» y «geopolítica» en la puerta de Europa
El arma secreta que algunos países tienen contra la COVID-19
Sobre la lucha de la ideología de género contra el orden natural
El Nuevo Orden Mundial globalista, la respuesta al mismo de los nacionalismos contrarrevolucionarios...
Hija de Cortés
Escrito por

Angélica Barragán Abascal (Daughter of Cortes - Hija de Cortes) es esposa y madre mexicana residente en Estados Unidos.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicidad

NUESTROS LIBROS

Revista gratuita

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.

Agenda

No hay próximos eventos actualmente.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Análisis

Las obras de beneficencia deberían no solo ocuparse de los problemas y carencias materiales, sino también de los espirituales.

Opinión

En Colombia, lo que impera es la más absoluta impunidad.

Opinión

Educación cívica, para ser buenos ciudadanos y frenar la corrupción.

Actualidad

Por Rebecca Oas, Ph.D.  (C-Fam) En sus primeros 12 meses en el cargo, el presidente Joe Biden ha demostrado ser más agresivo en política...

Publicidad

Copyright © 2021. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box