Contacte con nosotros

¿Qué quieres buscar?

Tradición Viva

Análisis

Un camino tradicional pero innovador para la iglesia

El camino a seguir se encuentra en el camino tradicionalista.

image_pdfLEER EN PDF

POR CRISTIAN BROWNE

El 20 de abril de 2022, apareció un artículo en Crisis sobre la llamada “Tregua del 68”, el arreglo no oficial que ha regido la paz inestable de la Iglesia desde 1968. Como describe correctamente el autor, Darrick Taylor, bajo el Tregua, el establecimiento eclesial acepta acríticamente las reformas que siguieron al Concilio Vaticano II y también elogia y defiende la Humanae Vitae ( HV ) como una posición valiente contra las demandas inmorales del mundo moderno. Al mismo tiempo, el establecimiento ha aceptado durante mucho tiempo un nivel de «disidencia» de HVy una miríada de otras enseñanzas morales sociales/sexuales. Elogiados en algunos círculos y mal vistos en otros, los disidentes, sin embargo, forman un ala del “gobierno de coalición” eclesial que ha gobernado desde la clausura del Concilio. 

El lado “conservador” de la división eclesial generalmente ha elogiado la Tregua, al menos en la medida en que cree que el pontificado de Juan Pablo II logró corregir los errores del período inmediatamente posterior al Concilio. En esta visión, la solución al caos posconciliar fue la firme oposición a la Revolución Sexual, con HV como documento fundacional que impidió la destrucción de la Iglesia. Mientras el mundo se descarrilaba con el “amor libre”, ¡la Iglesia se mantendría firme! ¡La enseñanza de la iglesia no cambia! Los católicos condenarían el control de la natalidad, las relaciones sexuales prematrimoniales y todo lo demás mientras todos los demás se rendían. 

El atractivo de este enfoque para la generación conservadora posterior al Concilio es obvio y tenía sentido en su época. Permitió que este grupo abrazara la posición oficial de la Iglesia con respecto a la necesidad y la grandeza de la era Conciliar mientras que al mismo tiempo permitió a los conservadores aclamar una forma de Tradición y asociarse con el papado. Promovieron las enseñanzas papales de toda variedad como árbitro final de la Tradición y la Verdad.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el defecto fundamental de este enfoque se ha hecho evidente. Bajo la Tregua, los conservadores postulan implícitamente que incluso los aspectos más centrales y antiguos de la vida cristiana pueden, incluso deben, cambiar. La Misa Tradicional fue una torpe reliquia que fue necesariamente sustituida por el Novus Ordo. El leccionario secular, el Canon intocable, puede ser descartado, junto con innumerables costumbres piadosas, prácticas y signos externos de identidad católica. Ayer ibas camino al Infierno por comer carne el viernes. Hoy a quien le importa??!! ¡¡¡No hay problema!!!

Pero el control de la natalidad? No, lo siento, no podemos cambiar esa enseñanza. ¡La Iglesia no cambia! ¡No podemos alterar estas enseñanzas morales! ¡¡Cómo te atreves a disentir!! ¡¡¡Eso es Católico Lite!!! ¿Quieres ser protestante?  

Es, en esencia, una posición incoherente, incluso estrafalaria , y ha demostrado ser un pobre cimiento para la ansiada “renovación” de la Iglesia. Si bien no fue un fracaso total, la Tregua trajo cierta estabilidad al caos del papado de Pablo VI, el hecho es que el mundo ha seguido su camino, empujando continuamente a la Iglesia hacia la irrelevancia. Fuera de una pequeña minoría del mundo católico que parece insistir excesivamente en la defensa de HV , los escrúpulos morales sobre el uso de anticonceptivos artificiales se estiman en cero. Incluso las preguntas sobre la homosexualidad se han visto eclipsadas por la embestida de la ideología de género y la gente que se autoproclama tal o cual sexual.  

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Como sugiere el Sr. Taylor en su artículo, parece que hay un deseo creciente por todas partes de desechar la Tregua. Los progresistas de la era de Francisco esperan completar la transformación de la Iglesia en otra cosa, en la medida en que sea perceptible, en algún tipo de organización que promueva causas políticas e ideologías en línea con las obsesiones de las fallidas clases dominantes occidentales. Los conservadores se oponen a estos radicales y parecen proponer un retorno al arreglo de Juan Pablo II. Los tradicionalistas, un partido que era prácticamente inexistente durante el apogeo de la Tregua, proponen un reexamen completo del Concilio y sus consecuencias, con el objetivo de restaurar la Misa tradicional y la piedad litúrgica que la acompaña como la piedra angular sobre la cual la Iglesia finalmente puede reconstruirse después de décadas de decadencia. 

En mi opinión, el camino a seguir se encuentra en el camino tradicionalista, pero este camino no puede (y no lo hará) simplemente llevar a la Iglesia de regreso a un mítico espejismo preconciliar donde todas las cuestiones se resuelven y todos aceptan las órdenes del Papa o del Curia.  

Puede leer:  “Cristianos reaccionarios”: sobre la construcción de una imagen enemiga

Considere el siguiente escenario : ¿Qué pasaría si, luego de la clausura del Concilio, el Papa Pablo VI hubiera anunciado una iniciativa para revigorizar la vida litúrgica de la Iglesia? ¿Qué pasaría si hiciera un llamado a limitar el uso de la Misa rezada y exhortara a las diócesis a instruir y ayudar a las parroquias a formar coros y aprender a cantar los cantos antiguos de la Misa, con la Misa mayor en un lugar privilegiado los domingos? 

¿Qué pasaría si en lugar de alentar el entusiasmo por arrancar las barandillas de los altares y demoler los santuarios, Roma volviera ese celo hacia el estímulo del canto de las vísperas dominicales? ¿Y si se pusiera de moda seguir las costumbres de los Días de las Brasas y observar las vigilias? ¿Qué pasaría si Pablo VI hubiera agregado más días santos a la observancia general (Epifanía, Candelaria, Anunciación, Día de los Muertos) insistiendo en que el calendario religioso interrumpiera la rutinaria semana laboral secular?

¿Y si Roma hubiera ensalzado la vida religiosa tradicional y llevado a cabo un redescubrimiento de los carismas que supusiera una renovada vinculación a la santidad de los fundadores de tantas órdenes en las que se ensalzaba la enseñanza, la enfermería y la atención directa a los pobres como la flor más hermosa de la vida cristiana? ¿vocación?

¿Qué pasaría si la Iglesia hubiera reemplazado los manuales de moral legalista con una nueva forma de enseñar que muestra el pecado en sus efectos, como una enfermedad que destruye el alma así como el cáncer asola el cuerpo? ¿Qué pasaría si, en el contexto de la moralidad sexual, la Iglesia hubiera predicado que la adicción a la lujuria y la sensualidad eliminará la vida espiritual y conducirá a la vergüenza, la soledad, los matrimonios arruinados y la infelicidad general, incluso si se enmascara exteriormente en una vida de comodidad y diversión, como la de Dorian Gray?

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

En otras palabras, ¿y si la Iglesia hubiera hecho lo contrario de lo que hizo? La consideración de esta hipótesis, creo, señala el camino más allá de la Tregua. Debe haber una forma que restaure e innove; eso no es defensivo, pero está enraizado en la Tradición. Este camino no puede basarse en el hiperpapalismo y el deseo de proclamar cada asunto resuelto y cada disensión del Catecismo como un ultraje. De hecho, nada es más tradicional que la controversia en la vida de la Iglesia. Omita las discrepancias y controversias de cualquier historia y el libro apenas ocuparía una página. La Iglesia no puede permanecer temerosa de que cualquier posible desarrollo signifique el colapso de toda la autoridad moral docente. Esa es una posición nacida del miedo, la debilidad y el pánico. 

La Iglesia debe tener confianza en sí misma y en sus prácticas perennes, sabiendo que nunca ha habido ni habrá sustituto alguno del Evangelio y de los Sacramentos. 

El milagro de la Iglesia posconciliar es que hay una Iglesia posconciliar. Le corresponde a una nueva generación considerar qué hacer con lo que Dios nos ha dejado: ir más allá de una Tregua rancia y reconstruir el Templo nuevamente, tal como nuestros antepasados ​​​​lo reconstruyeron después de cada crisis anterior durante la cual parecía que la Iglesia no aguantaría. 

Este artículo se publicó originalmente en inglés en https://www.crisismagazine.com/

COMPARTE:

Publicidad.

TE NECESITAMOS: Google nos ha censurado la publicidad por ser peligrosa nuestra información. Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política por lo que puedes  colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)


EMBÁRCATE EN LA LUCHA CONTRARREVOLUCIONARIA: Si quieres defender la cristiandad y la hispanidad, envíanos tus artículos comentando la actualidad de tu país hispano, o colaboraciones sobre la fe católica y la cultura, así como reseñas de libros, artículos de opinión… Ya superamos las 12.000.000 de páginas vistas anualmente en todo el mundo, únete a nuestro equipo de voluntarios y difunde la verdad compartiendo en redes sociales, o remitiendo tus colaboraciones a redaccion@tradicionviva.es . Puedes seguirnos en Telegram: t.me/tradicionviva / Facebook: @editorial.tradicionalista / Twitter: @Tradicion_Viva / Youtube: youtube.com/c/tradicionvivaTv / Suscríbete a nuestro boletín digital gratuito, pulsa aquí.

TE NECESITAMOS: Somos un espacio de análisis lejos de los dogmas de la corrección política; puedes colaborar haciendo una DONACIÓN (pulsando aquí)

Otros medios
Escrito por

Selección de noticias en otros medios.

Click para comentar

También puedes comentar con facebook:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NUESTROS LIBROS

Boletín Gratuito

Reciba gratuitamente en tu correo la selección de artículos del editor.
Publicidad

DESTACADOS

EN AMAZON

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (NOM)

HISTORIA DEL CARLISMO

Publicidad

Videos

Les ofrecemos un excelente vídeo en el que el profesor Barraycoa nos acerca al verdadero hombre de la tradición.

Actualidad

Se ha sabido que el Obispo de Matagalpa está sufriendo de afectaciones cardíacas agravadas por su reclusión.

Religión

El jueves se reunió el Obispo de Fontibón con el presidente de la empresa administradora, y se restauró el contrato de comodato.

Análisis

Las “minorías creativas” son las élites de espíritu y acción que impulsan el desarrollo de culturas y civilizaciones.

Publicidad

Copyright © 2022. Creado por la Asociación Editorial Tradicionalista - redaccion@tradicionviva.es Revista de historia, actualidad y análisis tradicionalista. Editada en Madrid (Spain). Fundación: 2010. - ISSN 2253-8569 - Director: Carlos Pérez- Roldán Suanzes. Director honorario: Jose Antonio Pérez- Roldán y Rojas. TradicionViva.es un espacio de resistencia civil que pretende crear estados de opinión, análisis y debate en donde las imposiciones políticas no existen. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Por ello te pedimos que difundas nuestra publicación, y colabores remitiéndonos artículos y estudios que no tienen cabida en otros medios de comunicación.

Boletín gratuito

Reciba en su correo nuestro boletín digital

(tras cumplimentar el formulario le enviaremos un correo para que confirme la suscripción)

Holler Box